Receta para lucirte: Copa helada de natillas de chocolate y plátanos.

Camila · 28 marzo, 2013 · Última actualización: 27 diciembre, 2018 27 diciembre, 2018
Tras colocar la cobertura de chocolate derretido agrega unas almendras picadas para obtener un efecto crocante y vuelve a meterlo en el refrigerador para que se endurezca

Si tienes invitados en casa y quieres asombrarlos con un postre increíble, pero no tienes mucho tiempo para preparar algo muy complejo, y quizás tampoco te consideras una chef experta, esta copa es ideal para ti: la copa helada de natillas de chocolate y plátano.

Este postre de natillas de chocolate y plátano es de hecho muy económico y fácil de hacer. ¿Qué esperas para ponerla en práctica y sorprender a todos?

Chocolate negro.

Necesitas

1 caja de postre en polvo de natillas de chocolate

4 plátanos

Leche

1 tableta de chocolate para postres

Almendras picadas

Mira también esta preparación: Tarta de natillas

PREPARACIÓN

1)      Primero, debes preparar las natillas como indican las instrucciones caja, pero ponerle solo ¾ de la cantidad de leche que pide el empaque. De esta manera, las natillas serán mucho más espesas.

2)     Segundo. Mientras preparas las natillas, haz un puré con los plátanos.

3)     Tercero. Cuando esté listo el puré y las natillas, debes coger cinco copas o recipientes transparentes. Luego, pones en cada copa una base de puré de plátanos, y acto seguido, una capa de las natillas. Debes repetir este mismo proceso una vez más más.

El puré de plátano puede ser una útil mascarilla frente al encrespamiento

4)      A continuación las metes en el congelador para que la preparación se vuelva más consistente.

5)      Mientras tanto, derrites la tableta de chocolate para postres. Una vez que está fundida, colocas la cobertura del chocolate por encima de las copas que previamente habías puesto en el refrigerador.

Te va a interesar: Brazo gitano de fresas y chocolate

6)      Cuando el chocolate esté esparcido por las superficies de las copas, les agregas una lluvia de almendras picadas. Nuevamente, pones las copas en el refrigerador.

7)      A la hora de servir este postre, el chocolate se habrá endurecido y habrá formado una capada crocante. Finalmente, para que la presentación quede impecable, puedes completar con una bola de helado encima.

natillas de chocolate y plátano

7)      ¡Voilà! Tus copas heladas de natillas de chocolate y plátanos sorprenderán a todos los afortunados que puedan probarlas.