Receta para preparar yogur griego en casa

Jesús Bordones · 13 junio, 2018
A la hora de preparar yogur griego en casa lo más importante es el período de fermentación, por lo que deberemos respetarlo si queremos que el resultado sea el deseado

A muchos nos gusta mantenernos en forma y cuidar lo que consumimos. Por eso existe el dicho “somos lo que comemos”. Es decir, si comes sano eres una persona con hábitos saludables en muchos sentidos. Por eso queremos enseñarte a preparar un delicioso yogur griego en casa.

De esta forma, mantendrás a raya las calorías y carbohidratos que ingieres. Además, el yogur es un alimento que puede acompañarse con lo que sea, y puede servirse de desayuno, guarnición o tentempié.

Ahora bien, el yogur mayormente se ha utilizado en el mundo culinario como un postre, pero puedes darle el uso que prefieras, todo dependerá de tus gustos. Y es uno de los mejores alimentos que se pueden ingerir, certificado totalmente por los nutricionistas como imprescindible en una dieta saludable.

La elaboración del yogur griego se basa en la fermentación de la leche, sea de vaca o cabra y con un 9% más de grasa láctea, pues le da un sabor más cremoso, denso y delicioso que el yogur corriente.

Es una mejor alternativa que el yogur tradicional pues el proceso de fermentado de la leche es menos automatizado y contiene muchas más proteínas y minerales. En pocas palabras, mucho más saludable y rico que el tradicional.

A pesar de que este tipo de yogur se encuentre comercializado en el mercado (con un precio mucho más alto), hay personas que prefieren hacerlo en casa. Es una opción más económica y divertida de consumir yogur.

Cómo preparar yogur griego en casa

El proceso de fermentación de la leche es muy importante para la preparación del yogur. Asegúrate de contar con una yogurtera o un frasco hermético y colócalo en un lugar con ambiente cálido sin ningún cambio de temperatura.

Ingredientes

  • 4 ½ vasos de leche de vaca entera (900 ml)
  • ½ vaso de nata (100 ml)
  • ¼ vaso de yogur natural (50 ml)

Preparación con yogurtera

  • Si cuentas con una yogurtera en casa, se te hará mucho más fácil la tarea de prepararlo. Tan solo debes verter todos los ingredientes en ella y dejar fermentar durante, al menos, 8 horas.
  • Para finalizar, solo deberás filtrar el contenido de la yogurtera, refrigerar por 4 horas y listo.
Comer un bol de yogur líquido es indispensable por las mañanas.

Preparación tradicional

Es sumamente fácil preparar yogur griego en casa de forma tradicional como lo hacían en épocas antiguas. Tan solo debes tener un poco de paciencia, pues la fermentación lleva tiempo en hacerse. Sin embargo, te aseguramos, que es la forma más saludable de ingerirlo.

  1. Para empezar, coloca en una olla a fuego medio todos los ingredientes y deja que hierva.
  2. La temperatura ideal es de unos 85 ºC, si cuentas con un termómetro de cocina sería perfecto utilizarlo. Si no lo tienes, puedes hacerlo a mano. Mete un dedo en la leche y si aguantas por al menos 5 segundos, es la temperatura correcta.
  3. Una vez que hierva, deja que enfríe por unos 15 minutos.
  4. Luego, vierte la mezcla en un recipiente con tapa hermética, colócalo en un lugar cálido y deja que fermente de 8 a 10 horas.
  5. Cuando haya pasado el tiempo correspondiente filtra el yogur. Para ello deberás tomar una gasa o paño y colar el contenido.
  6. También puedes dejar filtrar el yogur en el refrigerador, pues el proceso puede tardar un tiempo.
  7. Por último, cuando termines de colar el yogur, sirve en frascos para pequeñas porciones. El líquido restante del yogur es un suero de leche: puedes consumirlo así o utilizarlo en otro tipo de recetas.

Listo, disfruta de un rico yogur griego en casa.

Sugerencias

  • El lugar ideal para dejar fermentar el yogur es el horno. Puedes precalentarlo a baja temperatura, luego apagarlo y colocar allí el frasco con yogur.
  • Si no posees frasco con tapas herméticas puedes simplemente utilizar un tazón, colocarle un paño y sellarlo con papel envolvente. También tienes la opción de utilizar una bolsa.
  • Si quieres que el yogur obtenga una textura más firme, utiliza 1 o 2 cucharadas de leche en polvo. Esto le dará más espesor a la mezcla antes de fermentar.
  • En el caso de que prefieras un yogur bajo en calorías, podrías utilizar ingredientes ligeros, como leche descremada y yogur natural sin grasas (descremado).
  • Es mucho más recomendable trabajar con cantidades de 1 litro en cada envase que quieras preparar.
  • En caso de utilizar leche de cabra, el proceso de fermentación deberá prolongarse el doble, es decir, de 20 a 24 horas.