Receta de pechuga de pollo al roquefort

A continuación te presentamos nuestra receta de pechuga de pollo al roquefort. ¡Sigue nuestros pasos y lograrás un plato súper jugoso!

El pollo es una carne tanto deliciosa como versátil; además, su tiempo de cocción es bastante corto. Se le puede preparar de tantas maneras y es imprescindible en casi cualquier cocina. Por ello, preparar filetes o pechuga de pollo al roquefort se trata de algo muy rápido y fácil. 

A pesar de que el nombre suena a un ejemplar culinario de alta gama de preparación, la verdad es que únicamente te va a tomar de 10 a 20 minutos prepararlo. Lo importante es que prepares bien la carne con ingredientes frescos y en la cantidad adecuada (hasta que desarrolles tu toque personal).

Este exquisito platillo lo podemos servir a la hora para pasar un rato agradable con amigos, o incluso si tienes a tu cita en camino y no quieres que sea demasiado elegante, pero tampoco quieres perder el encanto. Es más, este platillo lo recomendamos, sobre todo, a aquellos estudiantes que viven solos y que quieren comer algo delicioso, nutritivo y fácil de preparar. Es decir, la combinación perfecta.

Para preparar una rica pechuga de pollo al roquefort necesitarás un buen trozo de este tipo de queso, pero también algunas hierbas y especias en particular para sazonar bien y resaltar el sabor especial del queso. Pero antes, deberemos comentarte algunas cuestiones interesantes.

Roquefor.

Sobre el queso roquefort

El queso roquefort es un queso azul de origen francés que se elabora con de la leche de ovejo coagulada. Tiene un olor y sabor intenso que, para muchos, es simplemente exquisito. Al final, es una cuestión de gustos.

En general, los que saben de quesos lo califican como un queso único e inconfundible. De hecho, se dice que hay pocos productores de este queso en el mundo; siendo la productora más grande, la llamada: Roquefort Société.

Te sugerimos que, antes de preparar esta deliciosa receta, es importante que te cerciores de que el trozo que hayas elegido sea compacto y de un aroma intenso, esto te indicará que tiene buena calidad. Ahora bien, ¿cuánta cantidad se recomienda comprar? Para una ración para dos comensales, se debe contar con un trozo de, aproximadamente, unos 200 gramos.

Aunque en nuestra receta lo mezclaremos con otros quesos, nata y nuez moscada, se llama pollo al roquefort porque este es el queso que le dará el sabor predominante al platillo.

Por otra parte, debes también tener cuidado con la cantidad de queso que utilizas ya que, por tratarse de leche de ovejo, el roquefort tiene un alto índice de grasa y sodio. Sin embargo, una porción de 100 g contiene 22 g de proteína, lo cual representa más del 40% del valor diario sugerido.

Ver también: Receta para preparar pechuga de pollo al tomate

Ingredientes

Esta receta tiene dos ingredientes primordiales y son las pechugas de pollo y el queso roquefort. Por lo tanto, asegúrate de tenerlos a la mano. También necesitarás para preparar este sencillo pero delicioso platillo:

  • 4 patatas (300 g).
  • Sal y pimienta al gusto.
  • Aceite de oliva (el necesario).
  • Una pizca de nuez moscada.
  • 4 pechugas de pollo (600 g).
  • 1 1/4 taza de nata líquida (300 mL).
  • Hierbas aromáticas: orégano, tomillo, romero, mejorana, etcétera (al gusto). Si quieres un toque más fresco, puedes optar por un poco de cebollín picado finamente y en trozos muy pequeños.
  • 1 taza de quesos variados-uno de estos tiene que ser roquefort (300 g).
Pollo al roquefort.

Preparación

Como probablemente ya lo habrás notado, esta receta es suficiente para 2 comensales y permite la repetición. Aunque también puede ajustarse bien para 4 comensales.

  1. Condimenta las pechugas de pollo con sal y pimienta y hazlas a la plancha.
  2. Mientres estas se cuecen, calienta la nata con los quesos en una olla. Para aromatizar, agrega la nuez moscada (y si, lo deseas, las hierbas aromáticas de tu elección).
  3. Deja que el queso se deshaga y que se reduzca la nuez moscada.
  4. Vierte esta salsa de queso sobre las pechugas y reserva.
  5. Ralla las patatas y agrega sal y pimienta al gusto.
  6. Haz bolas con esta mezcla y ponlas en aceite y permite que se doren bien.
  7. Una vez estén doraditas, sírvelas como guarnición junto con el pollo que preparaste.

¿No te dijimos que esta es una receta muy fácil?  Si calculaste el tiempo de preparación, te habrás dado cuenta que no te tardarás más de 20 minutos en tener lista un riquísimo platillo.

Lee también: Prepara delicioso pollo con verduras

Algunos consejos para tu pollo al roquefort

Si se te hace muy difícil encontrar queso roquefort, puedes buscar salsa roquefort envasada en bote. Tiene sabores agregados pero es una muy buena alternativa.

Hay que destacar que este queso es poroso y tiene manchas todo alrededor. Si gustas, puedes agregar un poco de tocineta a la preparación. Solamente recuerda que el bacon hará que el resultado sea más salado.  ¡Anímate a preparar esta receta y cuéntanos qué te ha parecido!