Receta de sopa española, un plato simple pero sabroso

La sopa española es una receta sencilla que podemos elaborar tanto dulce como salada, en función de nuestras preferencias y de los ingredientes que añadamos. Se recomienda tomarla caliente

La sopa española es un plato muy sencillo que reúne un gran sabor con pocos ingredientes. Y es que esta es una preparación cuyo origen radica en las cocinas más humildes de la península. Muchos afirman que se trata de una variante simplificada de la sopa castellana. Sin embargo, tiene un sabor único.

Independientemente de tus habilidades culinarias, te aseguramos que conseguirás preparar esta rica sopa en poco tiempo y sin mucho esfuerzo. Cabe destacar que, en vista de que lleva pocos ingredientes, deberás prestar atención a las proporciones de estos para que te quede perfecta a la primera. Aquí lo importante es que la sopa tome cuerpo.

El aporte nutricional de esta sopa radica principalmente en los huevos. Recordemos que estos contienen una baja cantidad de calorías y aportan una alta cantidad de nutrientes, entre los qu edestacan:

  • Proteínas
  • Vitaminas B12, B2, A, D, niacina, biotina y ácido pantoténico
  • Minerales (selenio y fósforo)

Ingredientes

  • Pan duro (la cantidad necesaria)
  • 4 tazas de caldo de carne casero (1 litro)
  • ½ taza de migas de pan (50 g)
  • 3 huevos medianos
  • ½ taza de queso parmesano rallado (100 g)
  • Sal (al gusto)
  • Opcional: perejil fresco, pimienta (negra, roja y blanca)

Preparación de la sopa española

  1. Ralla el pan duro y mézclalo con el queso parmesano rallado. Reserva.
  2. En un bol, bate los huevos con ayuda de una batidora de mano.
  3. En una olla a fuego medio, calienta el caldo de carne y, pasados unos 2 o 3 minutos, añade los huevos, el pan y el queso rallado.
  4. Remueve constantemente para que se integren bien todos los ingredientes.
  5. Baja el fuego y deja que la sopa repose durante unos 5 minutos aproximadamente.
  6. Añade una pizca de sal y prueba. Rectifica si consideras que hace falta. Por otra parte, comprueba que la sopa tiene la consistencia que deseas y, en caso de que le falte cuerpo, puedes añadir un poco de harina de maíz (al hacerlo, deberás dejar cocer la sopa durante unos cinco minutos más).
  7. De manera opcional, puedes añadir una pizca de pimienta (negra, roja o blanca) y una ramita de perejil fresco.
  8. Sirve bien caliente y disfruta. ¡Buen provecho!

Es muy importante que sepas que puedes preparar una versión vegetariana de la sopa española si reemplazas el caldo de carne por vegetal.

Por otra parte, otras variantes juegan con los ingredientes; por ejemplo, algunas no toman el huevo entero sino solo la clara, otras añaden más ingredientes (jamón, chorizo, tocino, tomate o pimiento, entre otros).

Otras versiones se acercan más a la receta que te hemos presentado, pero recurren al pan como elemento principal. Así, este puede presentarse rallado, en cubos, etcétera.

Otra opción consiste en añadir un bizcocho de pan duro casero. En caso de que decidas cocinarlo, debes saber que existen dos presentaciones la dulce y la salada. Te recomendamos que optes por la salada para la sopa española.

Sopa española con bizcocho de pan duro

Ingredientes

  • Pan duro (500 g)
  • ½ vaso de agua (50 ml)
  • 1 sobre de levadura (10 g)
  • 4 huevos medianos
  • 3 cucharadas de mantequilla con sal (60 g)
  • 1 ½ tazas de leche entera (375 ml)

Preparación

  1. Precalienta el horno a 200 ºC.
  2. Corta el pan en trozos pequeños (tanto como puedas). También puedes rallarlo, como te resulte más cómodo.
  3. En una olla, calienta la leche a fuego medio. Antes de que comience a hervir, añade la mantequilla, los trozos de pan y la levadura. Remueve y, seguidamente, añade los huevos.
  4. Tras un par de minutos removiendo la mezcla, baja el fuego y deja que repose durante otros 5 o 6 minutos.
  5. Engrasa un molde con mantequilla o aceite vegetal y vierte la mezcla, poco a poco; luego la llevarás al horno por 45 minutos.
  6. Al finalizar el tiempo de horneado, se introduce un palillo para comprobar que el bizcocho de pan esté listo. Si faltase algo de cocción, se puede volver a introducir al horno durante 2 o 5 minutos más.
  7. El bizcocho se debe cubrir con un paño de tela mientras se enfría un poco a temperatura ambiente, antes de añadirse a la sopa.

La sopa española puede servirse bien caliente, como entrante o como primer plato en un almuerzo. Por lo general, se suele servir como cena durante los meses fríos, ya que ayuda a entrar en calor rápidamente. Por otra parte, se puede acompañar con unos cuantos dados de pan al natural o tostados.

¡Anímate a probarla, no te arrepentirás!