4 recetas a base de castañas: deliciosas y sanas

Las castañas son versátiles y están llenas de nutrientes que benefician el organismo. Hoy compartimos 4 interesantes recetas para añadirlas con más regularidad en la dieta.

Las castañas son muy versátiles a la hora de cocinar. Debido a su textura y particular sabor, son idóneas para hacer platos dulces y salados. Además, están repletas de nutrientes que benefician el organismo. ¿Quieres aprender a hacer recetas a base de castañas? Conoce algunas opciones.

Las castañas son un fruto seco muy popular en el otoño. Sin embargo, las podemos adquirir en cualquier época del año en el mercado. Se caracterizan por ser una fuente importante de vitamina E, antioxidantes, potasio, grasas saludables y otros nutrientes claves para la dieta.

Recetas a base de castañas: 4 opciones que te gustará probar

Las recetas a base de castañas son ideales para vegetarianos o personas que buscan una alimentación más saludable. Este fruto seco es perfecto para hacer tartas, mantequillas, postres y muchas otras preparaciones. ¿Quieres algunas ideas? A continuación 4 opciones.

1. Castañas asadas o tostadas

Castañas asadas
Las castañas asadas son una forma de elaboración muy tradicional en muchos países.

La forma tradicional de consumir castañas es asadas o tostadas. De hecho, de esta forma las puedes agregar en pastas, arroces, batidos o salsas. Es la receta más sencilla de hacer y te servirá como base para muchas preparaciones con el fruto seco.

Ingredientes

  • Castañas (la cantidad que prefieras)
  • Sal (opcional)

Preparación

  • Antes de asar o tostar las castañas, hazles un corte horizontal para que se cocine mejor.
  • Posteriormente, precalienta el horno a 180 ºC o ásalas en una sartén caliente.
  • Si eliges hornearlas, introdúcelas unos 25 minutos.
  • A continuación, envuélvelas en un paño y sacúdelas con suavidad para removerles la cáscara.
  • Finalmente, si deseas, rocíales un poco de sal.

Te gustará leer: Las castañas, fruto seco con gran valor nutricional

2. Mermelada de castañas

¿Buscas un buen complemento para tus desayunos y meriendas? No dejes de probar las recetas a base de castañas. En este caso proponemos hacer una deliciosa mermelada, ideal para untar en panes, galletas o crepes, entre otros. También se puede añadir en platos salados.

Ingredientes

  • 10 castañas
  • 3 tazas de azúcar (750 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • Vaina de vainilla

Preparación

  • Primero, haz un corte horizontal en las castañas y ponlas a hervir durante 10 minutos.
  • Seguidamente, pélalas bien y tritúralas.
  • A continuación, disuelve el azúcar en agua, a fuego medio, unos 15 o 20 minutos.
  • Remueve constantemente para que no se caramelice.
  • Añade el puré de castañas y una vaina de vainilla en el almíbar.
  • Deja que todo se cocine a fuego mínimo durante 20 minutos.
  • Si consideras que la mezcla está muy espesa, añade más almíbar o un chorrito de agua.

3. Tortillas de castañas y manzana

Tortilla con manzanas
También pueden emplearse las castañas para hacer elaboraciones como tortillas o crepes, aunque debes vigilar la ingesta calórica en estos casos.

La tortilla de castañas y manzana requiere un poco más de tiempo que las dos recetas anteriores. Sin embargo, el resultado final merece la pena. Es una deliciosa alternativa para disfrutar a la hora de la merienda o en una ocasión especial. ¡Te fascinará!

Ingredientes

  • 1 taza de harina de castañas (200 g)
  • 1 taza de almendras picadas (200 g)
  • 1/2 taza de uvas pasas (100 g)
  • 4 cucharadas de miel (60 g)
  • 4 manzanas
  • 1 taza de leche (250 ml)
  • Un huevo
  • 1 cucharadita de semillas de adormidera (7 g)
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (40 ml)
  • Nuez moscada
  • Una pizca de sal

Preparación

  • Para empezar, pon a remojar las uvas pasas durante 30 minutos. Luego, escúrrelas bien.
  • Seguidamente, pela y trocea las manzanas.
  • Aparte, en una sartén de fondo grueso, tuesta la harina unos 10 minutos (a fuego mínimo) y pásala a un recipiente hondo.
  • A continuación, incorpora el resto de los ingredientes, incluyendo las pasas, semillas de adormidera, nuez moscada y sal.
  • Por último, transfiere la mezcla a un molde para torta engrasado y ponlo a cocinar en un horno precalentado a 180 ºC. La preparación estará en unos 40 minutos.

Descubre: ¿Cuál es la forma correcta de comer frutos secos?

4. Crepes con crema de castañas y yogur

Una de las recetas a base de castañas que le gustará a tus hijos será estos deliciosos crepes con crema de castañas y yogur. Aunque su contenido de calorías es un poco alto, se puede preparar de forma ocasional para una merienda o desayuno. 

Ingredientes

  • Crepes
  • 1 taza de castañas (200 g)
  • 1/2 taza de azúcar (100 g)
  • 1/2 manzana pelada y picada
  • Agua (la necesaria)
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo (3,5 g)
  • Yogur cremoso (100 ml)

Preparación

  • Primero, realiza un corte horizontal en las castañas y ponlas en un estuche de vapor con un poco de agua. Cuécelas durante un par de minutos y retíralas la piel.
  • Cuando estén listas, trocéalas.
  • Seguidamente, pon las castañas peladas en el estuche de vapor y combínalas con el azúcar, la manzana, el agua y la canela.
  • Cocina en el microondas durante 2 minutos a máxima potencia.
  • Luego, tritura le mezcla hasta obtener una crema homogénea. La puedes guardar en el refrigerador hasta por 3 semanas.
  • El último paso será rellenar por la mitad cada uno de los crepes. Vierte la mezcla, dóblalos y decora con un poco de yogur cremoso.

Las castañas contienen proteínas, grasas saludables y antioxidantes buenos para el organismo. Sin embargo, su contenido calórico varía en función de la preparación que se les dé. Procura moderarte con las porciones para no exceder las calorías.