Deliciosas recetas de alitas de pollo agridulces

Francisco María García · 27 marzo, 2018
¿Cómo preparar unas alitas de pollo agridulces? Hay muchas opciones para conseguir un contraste entre diferentes toques y sabores. Descubre a continuación las opciones más jugosas y suculentas.

Un menú rápido, sencillo y delicioso, son las alitas de pollo agridulces. Por su toque crujiente, sabor y aroma, seducen a cualquier paladar. Se pueden preparar fritas u horneadas, según sea el gusto del comensal; la idea es que queden tostaditas por fuera y jugosas por dentro. El toque final lo dará la salsa que acompaña al ingrediente principal.

Las alitas de pollo agridulces se pueden servir perfectamente como segundo plato; también son una opción perfecta para una tarde de tapeo. Una botella de vino, unas patatas arrugadas o un trozo de pan, y no hará falta nada más.

Si se lavan bien, se aderezan adecuadamente y se dejan marinar, serán todo un manjar. Una recomendación útil es cortar las alitas en dos, para que cada comensal elija la parte que más le guste. Si las decoramos al terminar la cocción con unas semillas de ajonjolí, parecerán mucho más apetitosas.

Alitas de pollo agridulces con un toque de piña

Alitas de pollo en un plato con lechuga.

Ingredientes

  • 1 taza de salsa de tomate o kétchup (200 mL).
  • Vinagre blanco y zumo de piña al gusto.
  • 1 cucharadita de maizena o espesante (5 g).
  • 10 alitas de pollo troceadas en dos (1 kg).
  • 2 cucharadas de azúcar morena (30 g).
  • Ajonjolí, sal y pimienta (al gusto).
  • Mostaza y salsa inglesa (opcional).
  • 1 o 2 rodajas de piña fresca.
  • Aceite para freír.

Preparación

  1. Lavar bien las alas, eliminando las plumitas y las puntas.
  2. Aderezar las piezas con sal y pimienta. Quien haya decidido usar la mostaza y la salsa inglesa, este es el momento de añadirlas. El sabor será mucho más potente si se deja marinar por al menos una hora. Conviene hacerlo en la nevera, en un recipiente tapado.
  3. En un sartén poner a calentar el aceite, colocar las alas y cocinar hasta que tomen un bonito color dorado, aunque también pueden hornearse. Después reservar en otro recipiente.
  4. En la misma sartén usada en el paso anterior, verter la salsa de tomate, el azúcar, el vinagre y el jugo de piña. También la fruta cortada en pequeños cubos.
  5. Mezclar cuidadosamente, y sin parar. Cuando comience a hervir, incorporar la maicena previamente disuelta en agua y sin grumos. Seguir revolviendo hasta que la salsa tome espesor.
  6. Colocar las alas a la elaboración, bañarlas con la salsa y cocinar, durante 5 minutos, a fuego lento.
  7. Al retirar del fuego colocar en una bandeja y espolvorear ajonjolí. Se pueden acompañar con arroz, papas o pan. Un puré de vegetales también será un buen acompañante.

Alitas de pollo agridulces con miel y limón

Alitas de pollo con salsa y lechuga.

Se trata de otro aperitivo ideal, con un toque diferente entre salado, dulce y ácido.

Ingredientes

  • Alitas de pollo (1 kg).
  • Ajo (2-3 dientes, 30 g).
  • Miel (4 cucharadas, 60 g).
  • Romero, sal y pimienta (al gusto).
  • Salsa de soja (4 cucharadas, 60 g).
  • Aceite de oliva (4 cucharadas, 40 g).
  • Zumo de limón (4 cucharadas, 80 mL).

Preparación

  1. Limpiar, lavar y secar las alitas.
  2. Procesar la miel, la salsa de soja, los ajos, el aceite, el zumo de limón y un poco de sal en la licuadora. Añadir también una pizca de pimienta.
  3. Llevar las alas a un envase, verter sobre ellas la mezcla y unas hojas de Romero. Revolver y reposar en un recipiente tapado durante 1 o 2 horas.
  4. Ubicar una bandeja para horno, poner un chorrito de aceite y disponer las alitas, para hornear por unos 45 minutos.
  5. Dar vueltas de vez en cuando para evitar que se peguen. El horno debe estar precalentado a 200°C.

Alitas de pollo agridulces estilo oriental

Alitas de pollo con salsa agridulce es una receta de comida asiática.

Ingredientes

  • 1/2 kilo de alitas de pollo.
  • Agua (4 cucharadas, 80 mL).
  • Salsa de soja (1 cucharada, 15 g).
  • Harina de maíz (1 cucharada, 10 g).
  • Zumo de naranja (3 cucharadas, 60 mL).
  • Salsa de tomate o concentrado de tomate (1 cucharada, 15 g).

Preparación

Las alas

  1. Lavar y secar las alitas de pollo.
  2. Sazonar con sal y pimienta al gusto.
  3. Freir en un sartén con aceite caliente, hasta que queden doraditas. Dejar reposar mientras se hace la salsa.

La salsa

  1. Disolver la maicena en un tazón con agua, cuidando de que se no creen grumos. Reservar.
  2. Colocar el azúcar, el vinagre, el concentrado de tomate, la soja y el jugo de naranja en una olla y llevar al fuego.
  3. Cuanto esté a punto de hervir incorporar la maicena. Revolver por dos minutos hasta que tome espesor.
  4. Cuando esté lista la salsa, retirar del fuego y dejar enfriar. Se puede verter sobre las alitas o simplemente colocar en envases aparte para untar.