Recetas caseras para manchas oscuras en la piel

Yamila Papa Pintor · 17 noviembre, 2017
Hay diferentes factores que causan manchas oscuras en la piel. Estas pueden reducirse con algunos tratamientos caseros.

La exposición excesiva al sol, el uso de desodorante y la falta de exfoliación pueden provocar manchas oscuras en la piel. Las áreas más comúnmente afectadas son las axilas, los codos y las rodillas. En este artículo, encontrarás útiles consejos y recetas caseras para reducir las manchas oscuras en la piel.

¿Cómo tratar las manchas oscuras en la piel?

Por diferentes motivos, la dermis es susceptible de oscurecerse. El melasma o “paño” es un trastorno provocado por el aumento de producción de melanina a nivel celular. Otras causas de la aparición de manchas oscuras en la piel son la genética, el embarazo y el envejecimiento.

Existen, no obstante, numerosos tratamientos caseros que pueden ser de mucha utilidad para contrarrestarlas. ¡Aprovéchate de las bondades de la madre naturaleza!

1. Aloe vera

aloe-vera

Son muchísimas las propiedades medicinales de esta planta, para el cuidado de la piel. Por eso, no debería faltar en ningún hogar. Te servirá para aliviar el dolor causado por una quemadura, una herida o una picadura. Y, por supuesto, para tratar las manchas oscuras. El procedimiento para hacerlo, es muy sencillo.

Pasos que seguir

  • Corta una penca de aloe vera.
  • Luego, ábrela de forma horizontal. Ten cuidado de no pincharte.
  • Retira el gel del interior y aplícalo sobre la dermis previamente lavada.
  • No enjuagues. Es mucho mejor que la dejes actuar toda la noche. Repite a diario.

¿Quieres conocer más? Entonces, te sugerimos leer: ¿El estrés puede causar manchas en la piel?

2. Zumo de limón

En primer lugar, es sumamente importante que apliques este tratamiento para las manchas oscuras en la piel por la noche. Si los ácidos del limón quedaran expuestos al sol, conseguirás el resultado contrario.

Pasos que seguir

  • Antes de dormir, vierte un poco de zumo del limón en un vaso.
  • Empapa una bola de algodón y pásala por las áreas afectadas.
  • Por la mañana, enjuágate con agua fría y aplica alguna crema hidratante.
  • Haz este procedimiento 3 veces por semana.

3. Leche

Leche

Se trata de otro aliado para la piel si lo usamos habitualmente. Se emplea de la misma manera que el de zumo de limón. Debe estar a temperatura ambiente o fría (recién sacado de la nevera).

Pasos que seguir

  • Aplica con una bola de algodón.
  • No enjuagues; en su lugar, deja que se absorba por completo.

Así, las enzimas de la leche actuarán para reducir las manchas oscuras en la piel.

4. Llantén

Esta hierba, que se usa para preparar infusiones, puede ser un excelente remedio casero para tratar el melasma.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 gramos)
  • 2 cucharadas de llantén (20 gramos)

Preparación

  • Vierte el agua en un cazo y caliéntala.
  • Cuando rompa el hervor, añade el llantén y déjalo hervir por 5 minutos.
  • Retira el cazo del fuego y deja que se enfríe tapado.
  • Filtra el contenido cuando haya alcanzado la temperatura ambiente.
  • Aplícate el líquido con un algodón o lienzo sobre en las áreas manchadas.
  • Repite todos los días por las mañanas y por las tardes. No te enjuagues.

5. Cebolla

cebolla

El zumo de cebolla también es ideal para quitar las manchas de las axilas. Primero, asegúrate de que la zona no esté irritada. De lo contrario, podría arderte un poco. Lo único que necesitas es una cebolla morada pequeña.

Pasos que seguir

  • Muele la cebolla con un mortero o en la trituradora de alimentos hasta formar una pasta.
  • Te aplicas la pasta y la dejas actuar por 10 minutos.
  • Después, la quitas con abundante agua fría.

Para más información sobre las axilas, visita este artículo: 5 desodorantes naturales para eliminar el mal olor de las axilas.

6. Yogur

Actúa de forma similar a de la leche. Gracias a su consistencia, puede conformarse una mascarilla que, mezclada con zanahoria rallada, resulta todavía más eficiente.

Ingredientes

  • 1 pote de yogur (200 gramos)
  • 1 zanahoria

Preparación

  • Pela y ralla la zanahoria.
  • Échala en el vaso de la licuadora y añade el yogur.
  • Mezcla bien hasta obtener una crema homogénea.
  • Aplícala sobre el área manchada.
  • Déjala actuar 15 minutos y retira con agua fresca.
  • Repite este tratamiento 3 veces por semana.

7. Consuelda

consuelda Matt Lavin

Esta es otra planta que puede borrar las manchas provocadas por la depilación con cera, la transpiración o la exposición al sol.

Ingredientes

  • 10 cucharadas de consuelda (100 gramos)
  • 10 cucharadas de aceite de oliva (200 gramos)

Preparación

  • Coloca el aceite de oliva y la consuelda en un cazo.
  • Cocina durante 10 minutos, los ingredientes dentro de un cazo situado dentro de un recipiente con agua al fuego.
  • Deja reposar el preparado 20 minutos, filtra el líquido resultante y échalo en un frasco de vidrio opaco.
  • Cuando esté a temperatura ambiente, aplícalo con un algodón sobre el área manchada, que habrás lavado y secado previamente.
  • Repite 2 veces al día durante al menos 1 semana.

8. Pepino

Otro ingrediente que no podía faltar en una lista relacionada con los cuidado de la piel. El pepino contiene agua, aceites naturales y vitamina E. Se lo recomienda, por ello, para el cuidado del cutis.

Preparación

  • Pela un pepino, córtarlo en rebanadas y quítale las semillas.
  • Pásalo, luego, por la licuadora y aplícalo como si fuese una mascarilla sobre la zona que deseas aclarar.
  • Déjalo actuar 20 minutos y retíralo con agua tibia.
  • Al terminar, aplica una crema hidratante.

9. Azúcar

Mejor sin azúcar

No por ser menos importante, hemos dejado para el final el azúcar. Este es excelente exfoliante casero que te puede servir, además, para eliminar las manchas.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de azúcar (40 gramos)
  • 1 cucharada de agua (10 gramos)

Preparación

  • Mezcla el azúcar con el agua hasta formar una pasta arenosa. (Si es necesario, añade más agua.)
  • Aplícala sobre la piel describiendo movimientos circulares con los dedos.
  • Retírala con agua tibia.

 

  • Marks, J. G., and Miller, J. (2006). Lookingbill and Marks' Principles of Dermatology . Madrid: Elsevier.
  • McGrath, J. A.; Eady, R. A., and Pope, F. M. (2004). Rook's Textbook of Dermatology. London: Blackwell, pp. 31-36.
  • Pamplona Roger, J. (1995). Enciclopedia de las plantas medicinales (vol. II). Madrid: Safeliz.