3 recetas con brócoli para enamorarte

Maite Córdova Vena · 30 julio, 2018
Si el brócoli nos resulta un vegetal difícil de aceptar, podemos hacerlo mucho más apetecible si lo cocinamos con otros ingredientes que nos ayuden a darle ese toque delicioso que necesitamos.

Cocinar con brócoli resulta muy ventajoso debido a que este vegetal permite elaborar una amplia variedad de platos. Para nadie es ningún secreto que se trata de un alimento rico en vitaminas y minerales, que promueve la buena salud y el bienestar de todos. Sin embargo, a muchos todavía les cuesta incorporarlo en sus dietas.

Cocinar brócoli no solo consiste en la típica receta al vapor o en ensaladas. Hay muchas otras formas de prepararlo, con las que quedaremos más que  satisfechos y con las que innovaremos en nuestro menú semanal.
Las recetas que veremos a continuación nos ayudarán a comprobar lo rico que puede llegar a quedar.

3 recetas con brócoli para enamorarte

1. Pizza con brócoli y avena

una-pizza-con-brocoli-aceitunas-negras-y-tomate

Ingredientes para la base

  • Agua
  • Una pieza de brócoli (300 g)
  • 1 cucharada de lino molido (15 g)
  • 1 cucharada de aceite de oliva (15 ml)
  • 5 ½ cucharadas de harina de avena (80 g)
  • Condimentos: sal, orégano, pimienta
  • Otros: papel vegetal —para hornear—

Ingredientes para la salsa

  • Aceite de oliva
  • Una cabeza de ajo
  • 1 cebolla mediana
  • 1 bote pequeño de tomate triturado (125 g)
  • Condimentos: sal, pimienta, romero, tomillo, albahaca

Preparación

  1. Primero, precalentamos el horno a 200 ºC.
  2. A continuación, lavamos el brócoli y lo escurrimos bien. Luego, procedemos a cortarlo en trozos pequeños para llevarlos a la procesadora de alimentos o a la batidora.
  3. Procesamos, o batimos, lo suficiente para mezclar los troncos y flores del vegetal, pero sin llegar a convertir la mezcla en un puré. 
  4. Ahora, mezclamos en un bol la avena, la linaza, una pizca de sal, pimienta y orégano. Dejamos un espacio en el centro para verter un poco de aceite de oliva y, finalmente, añadimos el brócoli procesado.
  5. Removemos con una cuchara para integrar todos los ingredientes y comenzar a formar una especie de masa de cierta densidad.
  6. A continuación, espolvoreamos un poco de harina de avena en una superficie y, sobre ella, procedemos a amasar con nuestras manos.
  7. Preparamos la bandeja del horno sobre la cual cocinaremos la pizza. Para ello solo será necesario extender un trozo de papel vegetal sobre la bandeja.
  8. Colocamos la masa de pizza sobre el papel y horneamos durante unos 15 minutos a 220 ºC.
  9. Una vez transcurridos los 15 minutos, podemos darle la vuelta a la masa y volvemos a hornear durante otros 15 minutos.
  10. Mientras tanto, procedemos a preparar la salsa para la pizza; para ello, colocamos todos los ingredientes en un bol y los mezclamos con una cuchara.
  11. Al finalizar, vertemos encima suficiente salsa y los ingredientes que deseemos, como soja texturizada, aceitunas, hojas de rúcula, aguacate, maíz dulce, etcétera.

Lee: ¿Por qué es tan saludable la avena? Tips para consumirla

2. Tortilla con brócoli y aros de cebolla

tortilla-de-brocoli-con-cebolla-y-champiñon

Ingredientes

  • Agua
  • Aceite de oliva
  • ½ brócoli
  • 2 huevos medianos
  • Hojas de espinacas frescas
  • Condimentos: sal, pimienta negra
  • ½ cebolla blanca mediana
  • Opcional: tomate en cubos, ajo fresco

Preparación

  1. En primer lugar, lavamos y cortamos el brócoli en piezas pequeñas para poder procesarlo todo en la licuadora con un poco de agua no demasiada, será necesario obtener una pasta espesa.
  2. Después, pelamos la cebolla y la cortamos en aros.
  3. Por otra parte, cascamos y batimos los huevos en un bol, con ayuda de un tenedor. Añadimos una pizca de sal y pimienta negra.
  4. Ahora, lavamos y escurrimos bien las hojas de espinaca. Seguidamente, las picamos en trozos cuanto más pequeños mejor y los integramos a los huevos batidos.
  5. A continuación, precalentamos una sartén, a fuego medio, con apenas un chorrito de aceite de oliva.
  6. Colocamos los aros en la sartén y vertimos dentro un poco de la mezcla de brócoli y otro poco de la mezcla de huevos y espinacas.
  7. Dejamos que la tortilla que se forma dentro del aro se cueza bien por un lado y luego, con cuidado, le damos la vuelta. Un truco para que no se dañe al hacerlo, consiste en tapar la sartén mientras se cuece la tortilla. De esta manera, se secará lo suficiente para poder voltearla sin problemas.
  8. Finalmente, servimos inmediatamente.

Descubre: 6 trucos para quitar el mal aliento por comer ajo y cebolla

3.  Suflé de brócoli

las-recetas-ricas-con-brocoli-son-posibles

Ingredientes

  • 500 g de brócoli
  • 4 huevos medianos
  • 2 cucharadas de harina (30 g)
  • ½ vaso de leche completa (100 ml)
  • ½ taza de queso rallado (65 g)
  • 1 ½ cucharadas de mantequilla o 2 de aceite de oliva (30 g)
  • Condimentos: sal, pimienta negra, nuez moscada

Preparación

  1. En primer lugar, lavamos y escurrimos bien el brócoli. Seguidamente procedemos a cortarlo en piezas pequeñas.
  2. Después, colocamos a hervir una olla con agua. Antes de que alcance el punto de ebullición, añadimos una pizca de sal y añadimos el brócoli.
  3. Una vez se cueza el brócoli «al dente», apagamos el fuego y dejamos el brócoli en un plato a temperatura ambiente.
  4. Aparte colocamos el horno a precalentar a 200 ºC.
  5. Ahora, casamos los huevos y separamos las yemas de las claras. Batimos las claras a punto de nieve y reservamos. 
  6. Calentamos la mantequilla un minuto en el microondas o en un cazo pequeño y la mezclamos con la harina, también la leche, las claras de huevo y los condimentos.
  7. Colocamos el brócoli en un recipiente refractario y vertemos la bechamel y el queso por encima.
  8. Llevamos al horno durante 10 o 12 minutos y, después, dejamos gratinar todo otros 3 minutos.
  9. Por último, servimos nuestro suflé con brócoli al momento y ¡listo!

Hay muchas formas realmente deliciosas de cocinar con brócoli, la clave está en atreverse a probar. En realidad, se trata de un vegetal con una consistencia ideal para aprovechar de muchas maneras combinado con otros alimentos.

Sobre todo, si lo que nos interesa es añadir gusto y consistencia a un plato, el brócoli es un buen aliado.