3 recetas con calabaza originales, fáciles y deliciosas

La calabaza es una fuente rica de fibra, minerales, vitaminas y beta-carotenos. Por otra parte, es baja en grasas y en sodio, por lo que resulta ideal para reducir el colesterol malo (LDL).

La sopa o crema de calabaza es el plato que más se conoce con esta verdura. No obstante, es cierto que el zumo y los batidos con calabaza se popularizaron durante los últimos años gracias a su mención en la saga literaria de Harry Potter. Y es que, al ser una verdura carnosa y jugosa se presta para realizar múltiples preparaciones.

A continuación te compartimos algunas de las recetas con calabaza más fáciles y deliciosas para alejar la idea de que esta verdura solamente puede utilizarse como una sopa o como decoración para Halloween. Además, comprobarás que muchas de las preparaciones tienen un alto valor nutricional.

1. Hamburguesas con calabaza

Ingredientes (para 4 o 5 comensales)

Rodajas de calabaza.

  • 1 cucharadita de perejil (5 g)
  • 1 cucharadita de ajo en polvo (5 g)
  • ¾ taza de champiñones (unos 80 g)
  • 1 ¼ tazas de calabaza cocida (250 g)
  • 2 o 3 cucharadas colmadas de harina (30 45 g)
  • 2 cucharadas de pan rallado (30 g)
  • 3 cucharadas de avena molida (45 g)
  • Condimentos: pimentón de la Vera, sal.
  • Opcional: pimienta negra.

Preparación

  1. Pelamos y retiramos las semillas de la calabaza. Seguidamente, escurrimos el exceso de líquido.
  2. Cortamos la calabaza en dados de tamaño mediano.
  3. Con ayuda de un tenedor, presionamos sobre los trozos de calabaza hasta hacer un puré. Reservamos.
  4. Limpiamos y cortamos en rodajas los champiñones.
  5. Colocamos el puré de calabaza y los champiñones en la licuadora y procesamos todo hasta obtener una mezcla homogénea y sin demasiados grumos. 
  6. Detenemos un momento el batido y añadimos el pan rallado, la harina y la avena. Removemos y batimos todo hasta integrar por completo los ingredientes. Salpimentamos al gusto. 
  7. Una vez obtengamos una masa consistente, la dejamos reposar durante 30 minutos en el refrigerador.
  8. Precalentamos el horno a 200 ºC.
  9. Preparamos una bandeja para horno con un poco de grasa y comenzamos a verter la masa a lo largo de la misma. Con una cucharada sopera conseguiremos hacer nuestras hamburguesas de un grosor apropiado.
  10. Horneamos durante unos minutos, hasta que la parte de arriba se dore y, luego, volteamos las hamburguesas. De esta manera, tomarán color por ambos lados.
  11. Una vez listas, las colocamos en el pan de nuestra preferencia y añadimos los aderezos para hamburguesa (ketchup, mostaza, mayonesa, etcétera) y la clásica hoja de lechuga junto con las rodajas de tomate y los aros de cebolla.

No te lo pierdas: Hamburguesa de calabacín y queso

2. Risotto con calabaza

Ingredientes (para 4 comensales)

  • Aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo fresco
  • 2 ½ tazas de calabaza (500 g)
  • ½ cebolla
  • 1 taza de arroz integral (150 g)
  • 2 vasos de caldo de verduras (400 ml)
  • 3 cucharadas de levadura de cerveza (30 g)
  • Condimentos: sal marina y pimienta negra.
  • Opcional: hojas de espinacas crudas (para decorar), semillas varias.

Preparación

  1. En primer lugar, lavamos el arroz con abundante agua y escurrimos.
  2. A continuación, colocamos una olla a hervir, a fuego medio, con el caldo de verduras. Cuando alcance el punto de ebullición, vertemos la taza de arroz integral y dejamos cocer hasta que quede al dente. Hay que vigilar mientras se cuece, por si es necesario añadir un poco más de líquido. 
  3. Limpiamos la calabaza, la cortamos en trozos medianos y la escurrimos bien.
  4. Mientras tanto, pelamos y cortamos en rodajas los ajos. Por otra parte, pelamos y cortamos la cebolla en cubos pequeños.
  5. Aparte, engrasamos una sartén con un chorrito de aceite de oliva y procedemos a saltear los ajos hasta que se doren. Por último, añadimos la cebolla y los trozos de calabaza. Si el aceite se ha consumido, hará falta añadir un poco más.
  6. Una vez que las cebollas estén doradas, bajamos el fuego al mínimo y dejamos cocer todo durante unos 5 minutos. Luego, apagamos el fuego y llevamos la mezcla a la licuadora.
  7. Procesamos la mezcla de calabaza, ajo y cebollas con el resto de los ingredientes, a velocidad media, hasta obtener una masa homogénea. Salamos al gusto. 
  8. Vertemos la mezcla sobre el arroz y decoramos con algunas hojas de espinaca antes de servir.

Descubre: 3 deliciosas recetas con arroz

3. Croquetas con calabaza y queso

Ingredientes (para 4 comensales)

  • Aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo fresco
  • 1 huevo mediano
  • 2 ½ tazas de calabaza (500 g)
  • 1 cebolla tierna mediana
  • Pan rallado (la cantidad necesaria)
  • 1 taza de queso parmesano rallado (150 g)
  • Condimento: pimienta negra y sal

Preparación

  1. Limpiamos la calabaza y escurrimos bien. Seguidamente, procedemos a cortarla en dados de tamaño mediano.
  2. Colocamos los dados en un recipiente apto para microondas, tapado, y procedemos a ablandar un poco más la calabaza durante un período de unos 6 o 10 minutos, aproximadamente.
  3. Una vez lista la calabaza, la dejamos enfriar a temperatura ambiente.
  4. Mientras tanto, troceamos la cebolla y los ajos.
  5. Engrasamos una sartén con aceite y la calentamos a fuego medio. Cuando esté caliente, salteamos la cebolla y los ajos con un poco de sal y pimienta. Por último, añadimos la calabaza y dejamos cocer mientras aplastamos los dados con ayuda de una espátula.
  6. Agregamos el queso parmesano y removemos para mezclarlo todo bien. 
  7. Apagamos el fuego, dejamos que la masa se enfríe y procedemos a formar las bolitas o las croquetas.
  8. Cascamos el huevo, y lo batimos a mano hasta integrar por completo la yema y la clara.
  9. Pasamos las bolitas por huevo y luego por pan y las llevamos a freír a una sartén con abundante aceite.
Hay una gran variedad de recetas con calabaza para las distintas comidas del día y, por supuesto, para todo tipo de ocasiones. Cabe destacar que, así como te mostramos platos salados, también hay una gran variedad de postres y de bebidas que incluyen esta maravillosa verdura. ¡Anímate a hacer las pruebas y date el gusto!