4 recetas de las principales leches vegetales

El único inconveniente de las leches vegetales es que no son muy duraderas, por lo que hay que consumirlas en un plazo de dos días desde su preparación.

Hace poco presentábamos en Mejor con Salud, las mejores leches vegetales. Esa alternativa adecuada y saludable a la leche de vaca. Son sin duda una elección muy acertada que puede beneficiar a toda la familia: son digestivas, bajas en grasas y con excelentes nutrientes.

Pero eso sí, en ocasiones nos es difícil encontrarlas en nuestras tiendas. De ahí que te propongamos una excelente idea: ¿Y si las elaboramos nosotras mismas?

Encuentra un poco de tiempo y no dudes en probarlas, tu salud y la de los tuyos lo van a agradecer.

Las leches vegetales no son difíciles de hacer. Lo más importante sin duda es encontrar buenos ingredientes, naturales y no transgénicos.

A la hora de añadir azúcares va a depender de ti, puedes no ponerlos o sustituirlos por miel o stevia. Lo que tú misma creas conveniente.

Recuerda también que es conveniente que guardes las leches vegetales en una botella de cristal en el refrigerador, y que las consumas a lo largo de dos días. Más allá de este tiempo ya no será adecuado, y habrá perdido sus nutrientes.

Recetas para elaborar leches vegetales

  • Receta para leche de avena


Leches vegetales: Leche de avena

Ingredientes para 1 litro de leche

  • 1 taza de avena cruda (no instantánea).
  • 4 tazas de agua, depende de lo consistente que desees que esté la leche.
  • 6 almendras.
  • Canela molida al gusto.
  • Miel, o estevia, lo que tu prefieras.

Preparación:

    1. En primer lugar, la noche anterior dejaremos en remojo tanto la avena como las almendras. Que el agua las cubra.
    2. Al día siguiente escurrimos bien los dos ingredientes, para después, llevarlos a la batidora.
    3. Añade el agua que tu quieras. Si deseas una consistencia media pon 4 tazas, si la quieres algo más espesa incluye tres.
    4. Así mismo, añade la canela y el endulzante que desees. A tu gusto.
    5. Intenta que todos los ingredientes se queden bien finitos y homogéneos cuando los proceses en la batidora, para después, pasar la mezcla por un colador. Disfrutarás de una de las mejores leches vegetales.
    6. El excedente de avena, puede servirte para hacer galletas, no lo tires.
  • Receta para leche de soja

Leches vegetales: leche de soja.

Ingredientes para 2 litros de leche

  •  300 gr de soja (en lo posible sin cáscara y que no sea transgénica).
  • Litro y medio de agua.

Preparación

  • Para empezar, lavamos bien la soja, descartando granos con color diferente o los que estén rotos.
  • Luego, ponemos los granos de soja a remojo durante 12 horas.
  • Ahora lo escurrimos y llevamos la soja a la batidora (primero sin incluir el agua). Hay que procesarla bien, para obtener una leche espesa.
  • Seguidamente, incluimos el agua, intentando obtener un poco más de su jugo en compañía del agua.
  • Después hemos de filtrar la leche. Y para ello necesitamos una tela de algodón, con el fin de separar los restos sólidos de la leche. Es muy importante.
  • Lo llevamos a una cazuela a fuego medio..
  • Cada vez que veas que hierve y sube la espuma, quita la cazuela del fuego para que baje, y después, vuelve a ponerlo. Lo removemos bien.
  • Hemos de repetir esta operación hasta que ya no haga más espuma (unas cuatro o cinco veces). Una vez que hierve sin formar espuma, lo dejamos hirviendo a fuego lento 25 minutos. La soja debe cocinarse bien, es esencial.
  • Finalmente, puedes llevarla a la nevera para dejarla enfriar. Recuerda que las leches vegetales no pueden consumirse más allá de dos días.

Lee también: Beneficios de la leche de soja para el organismo

  • Receta para leche de arroz

Leches vegetales: leche de arroz

Ingredientes para dos litros

  • 1 taza de arroz.
  • 8 tazas de agua.
  • 2 cucharadas de aceite de girasol.
  • 4 cucharadas de miel (o al gusto).

Preparación:

  1. Empezamos hirviendo el agua, cuando esté al máximo, añade el arroz. Remueve bien.
  2. Una vez haya llegado a la ebullición, bajamos el fuego y dejamos que el arroz se cueza durante 2 horas con la olla tapada. Remueve de vez en cuando.
  3. Cuando haya transcurrido este tiempo, añade una pizquita de  sal, remueve, y apaga el fuego.
  4. Luego de que haya enfriado un poco, pasamos ya el arroz por la licuadora. Necesitamos obtener una crema muy finita. Una especie de caldo. Tómate el tiempo necesario.
  5. Después, añade el aceite de girasol y la miel, para después, seguir procesando.
  6. Ahora colamos la mezcla obtenida, intentando obtener la leche sin ningún rastro del arroz. Se trata de una de las leches vegetales más sanas, digestivas y con menos grasas.

Quizás te pueda interesar: ¿Qué tipo de arroz es más recomendable consumir durante nuestra dieta?

  • Receta para leche de nueces

Leches vegetales: leche de nueces

Ingredientes para 1 litro

  • Una taza de nueces
  • 4 tazas de agua
  • 2 cucharadas de miel
  • Una pizca de canela en polvo

Preparación

  • Primeramente, dejamos a remojo las nueces la noche anterior.
  • A la mañana siguiente las escurrimos y las llevamos a la batidora junto al litro de agua, y las cucharadas de miel al gusto y la canela.
  • Lo licuamos todo bien hasta obtener una mezcla espesa y homogénea.
  • Luego hemos de filtrarla, para ello es ideal una tela de algodón. Vamos oprimiendo la mezcla para liberar la leche de las nueces. Estas nueces pueden servirte luego para hacer galletas.
  • Guarda la leche de nueces en el refrigerador en una botella de cristal. Recuerda que debes consumirla durante dos días, más allá de eso pierde sus nutrientes.
  • Los nutricionistas la consideran como una de las leches vegetales más beneficiosas por su alto contenido en antioxidantes.

Prepara y prueba estas alternativas a la leche. Las propiedades del producto resultante dependerán de la composición del alimento de partida. Así que el valor nutricional de la bebida dependerá del “producto exprimido” para obtenerlo, del porcentaje de agua y del azúcar añadido.

Muy importante, recuerda que solo puedes esperar 2 días máximo para consumir tu preparado.