Recetas de shampoo casero y natural

Hasta que nuestro cuero cabelludo se adapte a la nueva situación, es posible que los primeros días produzca un exceso de caspa

No todos los productos de belleza hacen bien al cuerpo, debido a sus componentes químicos. Si tenemos la piel muy sensible, por ejemplo, es probable que causen irritación, inflamación, enrojecimiento, etc. En lo que respecta a los shampú, hay que tener mucho cuidado porque el cuero cabelludo es tanto o más delicado que la piel del rostro y está expuesto a muchos agentes nocivos.

¿Qué saber sobre los shampú “orgánicos”?

En primer lugar es preciso recordar cuál es el objetivo del shampú: dejar limpio el cabello y eliminar la caspa, la grasa, etc. También podría decirse que deberían servir para potenciar las cualidades naturales del pelo y el cuero cabelludo. Sin embargo, esto no siempre ocurre. La razón: los componentes químicos con los que están formados.

¿Has notado alguna vez que cuando dejas de usar el shampú para la caspa esta regresa? ¿O qué si se termina el baño de crema tu pelo vuelve a estar opaco? Esto puede deberse, según los que saben, a los ingredientes con los que están creados. Porque no “atacan” el problema, sino que lo “cubren” por un tiempo. Para poder disfrutar de un cabello saludable todo el año, una excelente idea es crear nuestros propios artículos de higiene, como es el shampú. Con ingredientes naturales se pueden hacer productos orgánicos que no dañan tu pelo ni tu piel y hasta haces una buena acción al medio ambiente, al no arrojar químicos por el desague.

Algunos consejos a la hora de lavar el cabello:

  • Debes lavarlo en días alternos (un día si y otro no)
  • No utilices demasiada cantidad de producto, mejor verter un poco en la mano y luego esparcir
  • Aprovecha a dar un pequeño y suave masaje en el cuero cabelludo al aplicar el shampú
  • No utilices el agua demasiado caliente y al finalizar, el último enjuague que sea con agua fría

cabello

Recetas de shampú caseros

Los siguientes shampú caseros, naturales u orgánicos son realmente muy buenos para tu pelo, cumplirán con creces sus funciones y de a poco tu cabello y piel volverán a verse hermosos y saludables. Es preciso que tengas en cuenta que durante los primeros días puede que sientas mucha picazón o caspa, no te preocupes, es el proceso que hace el cuero cabelludo para “volver a la normalidad”. Si esto permanece por más de quince días, consulta con un dermatólogo, aunque se supone que no puede ocurrir.

  • Shampú de naranja y jabonera: necesitas medio litro de infusión de jabonera, dos cucharadas de zumo de naranja y dos yemas de huevo. Bate las yemas y añade los otros dos ingredientes. Envasa y guarda en el refrigerador. Usa como de costumbre para lavar el pelo, lo dejará muy sedoso.
  • Shampú de sándalo: los ingredientes son 25 gramos de flores secas de manzanilla, 25 gramos de raíz de saponaria picada, 250 ml de agua caliente y 20 gotas de aceite natural de sándalo. Coloca las flores y la raíz en un recipiente y vierte agua caliente, remueve y deja toda la noche reposar. Al otro día cuela y aplica el aceite de sándalo.

cabello2

  • Shampú de lavanda: es ideal para los cabellos rubios. Necesitas el zumo de dos limones, dos cucharadas de agua de lavanda y dos huevos. Mezcla todos los ingredientes y aplica en todo el cabello con suaves masajes. Aclara y repite, deja actuar unos 15 minutos. Enjuaga bien y luego coloca acondicionador.
  • Shampú de agua de rosas: para el cabello moreno o castaño. Lleva dos cucharadas de vinagre, dos cucharadas de agua de rosas y dos huevos. Mezcla todo y aplica con un masaje en el cuero cabelludo. Aclara y repite. Deja 15 minutos, enjuaga bien y coloca tu acondicionador de siempre o alguno casero también para mejores resultados.
  • Shampú de ortiga y romero: es ideal para los que sufren por la caída del cabello y para el debilitamiento del pelo. En una sartén de acero inoxidable coloca dos puñados de saponaria y una taza y media de agua. Hierve y deja 10 minutos más en el fuego. Cubre y deja enfriar. Cuela el líquido y coloca en una botella que tenga tapa. Aparte realiza una infusión con media cucharada de romero fresco y un puñado de ortiga con una taza de agua hirviendo. Deja reposar media hora, cuela y vierte en la botella con saponaria. Mezcla bien y aplica en el cabello como enjuague o como shampú.

cabello3

  • Shampú de coco y huevo: es para cabellos secos. El inicio de esta receta es igual a la anterior con la saponaria. Luego, derrite dos cucharadas de aceite de coco a baño maría y añade esa mezcla, junto con una yema de huevo y 3 gotas de cognac. Revuelve constantemente. Deja enfriar y aplica en el cuero cabelludo luego de humedecer. Deja que actúe cinco minutos y enjuaga con abundante agua templada.
  • Shampú de hierbas: otra opción para los cabellos secos o dañados. Hierve 15 gramos de raíz de hinojo y 15 gramos de saúco o trébol en una taza con agua, durante 10 minutos. Cuela y añade media taza de jabón neutro, rallado. Deja que se enfríe y guarda en un recipiente cerrado. Aplica como un shampú tradicional.
  • Shampú de papaya y aloe vera: Pela una papaya grande y córtala en rodajas. Luego pásala por la batidora. Añade una cucharada de sabia de aloe vera, media taza de shampú para niños, media cucharada de aceite de oliva y una cucharada de zumo de limón. Usa como de costumbre para lavar el cabello día por medio.

Imágenes cortesía de Dean Wissing, msafari 2425, viviandnguyen y Bev Sykes.

Categorías: Cuidados para el cabello Etiquetas:
Te puede gustar