Recetas de galletas ricas en proteínas

Maite Córdova · 29 junio, 2018
Además de darnos un extra de vitalidad, las galletas ricas en proteínas no incluyen ingredientes de origen animal, por lo que también son una gran opción para vegetarianos y veganos.

Muchas veces nos apetece llevarnos algo dulce a la boca entre comidas, sobre todo cuando realizamos ejercicio. Para complacer este antojo y reponer energías, una de las mejores alternativas por las que podemos optar son las galletas ricas en proteínas. Su secreto es que, además de ser bajas en grasas y calorías, consiguen saciar, sin dejar de lado la buena nutrición.

Las propuestas que te mencionamos a continuación son aptas incluso para veganos, por lo que la gran mayoría podrá disfrutar de estas ricas galletas. Cabe destacar que siempre se pueden introducir variantes a las recetas para enriquecerlas o destacar algún sabor en particular.

Nuestra recomendación es que incluyas algunas semillas y frutos secos (bien en la masa o en la decoración) para darle un toque más crujiente.

1. Galletas ricas en proteínas (sin gluten)

Ingredientes

  • 6 o 7 nueces (30 g)
  • ¼ vaso de agua (50 ml)
  • La cáscara de 1 limón
  • Canela en polvo (al gusto)
  • 4 cucharadas de agua (60 ml)
  • 2 o 3 cucharadas de azúcar moreno (30 o 45 g)
  • 2 cucharadas de coco rallado (30 g)
  • 4 cucharadas de aceite de coco (60 ml).
  • 1 taza y media de harina de garbanzos (150 g)
  • Opcional: cacao en polvo

Ver también: Prepara estas deliciosas galletas caseras y sorprende tus visitas

galletas superenergéticas sin gluten

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 200 ºC.
  2. Primeramente, debemos rallar la cáscara de limón. Aparte, trituraremos las nueces hasta obtener un polvo fino.
  3. En un bol, mezclamos la harina de garbanzos con el azúcar moreno, el coco rallado, las nueces, la cáscara de limón y un toque de canela.
  4. Añadimos agua a la mezcla, poco a poco, mientras removemos con una cuchara para que los ingredientes se humedezcan y se mezclen bien. En el centro, hacemos un espacio y vertemos el aceite de coco.
  5. Procedemos a amasar con las manos (previamente enharinadas) hasta conseguir suficiente suavidad y elasticidad. Si la masa se quiebra al manipularla, será necesario hidratarla con un poco de agua.
  6. Hacemos pequeñas bolas con las manos y, con ayuda de una taza, las aplastamos un poco (no deben quedar ni demasiado finas ni demasiado gruesas).
  7. Colocamos las galletas en una bandeja cubierta de papel vegetal y llevamos a hornear durante unos 10 o 12 minutos, aproximadamente, a 180 ºC.
  8. Una vez pasado este tiempo, sacamos las galletas del horno y espolvoreamos una pizca de canela por encima mientras se enfrían a temperatura ambiente.
Autor: EvaSan

2. Galletas ricas en proteínas con chispas de chocolate

Ingredientes

  • 1 pizca de sal
  • 2 cucharadas de harina de avena (30 g)
  • 1 pizca de bicarbonato de sodio
  • 3 cucharadas de aceite de coco (45 ml)
  • 1 bote de garbanzos precocidos (400 g)
  • 2 cucharadas de copos de avena (30 g)
  • 1 cucharada de extracto de vainilla (15 ml)
  • 5 cucharadas de chispas de chocolate (75 g)
  • 1 cucharadita de vinagre de manzana (5 ml)
  • 1 taza de azúcar de caña integral (150 g)

Lee también: Galletas supernutritivas a base de coco, avena y semillas

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 180 ºC.
  2. Colocamos los garbanzos en la licuadora y los trituramos a velocidad media junto con el aceite de coco y la vainilla. Luego, añadimos el azúcar, la avena, la sal, el bicarbonato y el vinagre de manzana y volvemos a batir durante un par de minutos. La idea es obtener una especie de masa suave.
  3. Amasamos y formamos varias bolas pequeñas (o del tamaño que prefiramos). Ojo, hay que evitar excedernos con el grosor de las bolas para que las galletas no queden muy gruesas, ya que esto puede hacer que tarden más tiempo en cocerse o que terminen aparentemente cocidas y, al morderlas, tengan el centro crudo.
  4. En una bandeja previamente engrasada con un poco de aceite vegetal, colocamos las bolitas y las aplastamos con un ligero golpe de rodillo.
  5. Agregamos por encima las chispas de chocolate y llevamos al horno por unos 15 minutos aproximadamente, a 180 ºC. 
  6. Una vez listas las galletas, las dejamos enfriar a temperatura ambiente y servimos.

El uso de la harina de garbanzos (o los propios garbanzos precocidos) no debe predisponernos a la hora de preparar estas recetas, ya que no notaremos en absoluto el sabor de los garbanzos. Por otra parte, hay que recordar que el azúcar moreno siempre se puede reemplazar por miel o jarabe de agave, según nuestra preferencia.

Lo importante es que las galletas ricas en proteínas nos ayudarán a reponer energías y a continuar nuestra jornada con entusiasmo y, sin duda, un buen sabor de boca.