3 recetas saludables con germinados de lenteja

Los germinados son los brotes de las semillas hidratadas. Se trata pues de un alimento muy tierno que supone un gran beneficio para nuestro organismo.

Cuando las temperaturas suben, necesitamos preparaciones que sean no solo fáciles de elaborar, sino que también sean muy frescas. Los germinados de lenteja ofrecen diversas recetas que se pueden disfrutar al momento, sin tener que recurrir al calor de la cocina.

No obstante, hay algo que se debe aclarar: los germinados no son solo para las ensaladas de vegetales y las siguientes recetas lo demostrarán.

1. Ensalada de frutas con germinados de lenteja

Ensalada con germinados.

Ingredientes

  • 1 kiwi
  • 1 banana
  • ½ sandía
  • 2 tazas de germinados (200 g)
  • 3 manzanas verdes o amarillas
  • 3 cucharadas de zumo de limón (45 ml)
  • Aderezo de mango (la cantidad necesaria)
  • Opcional: fresas, uvas, peras

Preparación

  1. Pelamos y cortamos la banana y el kiwi en rodajas; aparte, cortamos las manzanas en juliana y la sandía, preferiblemente, en cubos.
  2. Lavamos y escurrimos bien los germinados.
  3. Colocamos la fruta en un bol junto con los germinados y rociamos con el zumo de limón y el aderezo de mango. Servimos al momento.

2. Atún con germinados de lenteja

Ingredientes (para 2 comensales)

  • Cilantro fresco
  • 4 latas pequeñas de atún (240 g)
  • 2 tazas de germinados de lenteja (200 g)
  • Opcional: tomate, aceitunas verdes
  • Vinagre balsámico (la cantidad necesaria)
  • Condimentos: sal y pimienta negra recién molida (al gusto).

Descubre: Hierbas aromáticas: el secreto de la cocina mediterránea

Preparación

  1. Abrimos las latas de atún y escurrimos el aceite.
  2. A continuación, colocamos el atún en un recipiente y le añadimos el vinagre balsámico, sal y pimienta.
  3. Lavamos y picamos el cilantro finamente. A continuación, se lo añadimos al atún.
  4. Incorporamos los germinados al bol.
  5. Removemos bien todo con ayuda de una cuchara y servimos.

3. Fajitas con germinados de lenteja y queso cheddar

La siguiente receta está pensada para 2 comensales. Sin embargo, en caso de que el número de comensales sea mayor, se pueden aumentar las cantidades de los ingredientes de las fajitas, de forma proporcional, para conseguir más unidades.

Ahora bien, en lo que respecta a la salsa de queso, es importante no añadirle demasiada cebolla, ya que este es un ingrediente que se utiliza más para dar textura a la salsa que para dar sabor. Como sustituto se podría utilizar un aderezo de yogur.

Ingredientes para la salsa de queso cheddar

  • 2 tazas de queso cheddar (200 g)
  • ½ taza de nata para cocinar (125 ml)
  • 2 trozos de pimiento (verde y rojo)
  • 1 cucharada de cebolla picada (15 g)
  • Aceite vegetal (la cantidad necesaria)

Preparación

  1. Picamos el queso cheddar o bien en láminas o en dados pequeños.
  2. Precalentamos una sartén con un chorrito de aceite vegetal a fuego medio.
  3. Sofreímos la cebolla picada y los trozos de pimiento hasta dorarlos.
  4. Una vez dorados, agregamos la nata para cocinar y dejamos cocer durante 5 minutos a fuego medio.
  5. Añadimos el queso cheddar y removemos hasta que se derrita y se integre del todo al resto de los ingredientes.
  6. Dejamos enfriar a temperatura ambiente antes de servir.

Ingredientes para el relleno de las fajitas

  • Perejil fresco
  • ¼ aguacate
  • 3 tomates
  • ½ calabacín
  • ¼ cebolla morada
  • 4 tortillas de harina de trigo
  • Aceite vegetal (la cantidad necesaria)
  • 1 taza de germinados de lenteja (100 g)
  • 3 cucharadas de zumo de limón (45 ml)
  • Opcional: 2 cucharadas de maíz dulce (30 g)
  • Condimentos: sal fina al gusto
  • Aderezo: salsa de queso cheddar (la cantidad necesaria)

Lee este artículo: Tortillas de harina de trigo caseras

Preparación

  1. Limpiamos y cortamos el tomate, el aguacate y la cebolla morada en dados pequeños. Reservamos.
  2. Lavamos y picamos el perejil fresco finamente.
  3. Cortamos el calabacín en rodajas (de un grosor de 1 centímetro, para que se cuezan pronto).
  4. Precalentamos una sartén con un chorrito de aceite vegetal.
  5. Sofreímos el calabacín hasta dorarlo y dejarlo en su punto tierno. Una vez listo, apagamos del fuego y reservamos junto con el resto de los ingredientes.
  6. En un bol, colocamos los dados de tomate, aguacate y cebolla junto con el perejil y los germinados de lenteja y rociamos con el zumo de limón.
  7. A continuación, calentamos las tortillas de harina de trigo 1 minuto en el microondas y rellenamos con los ingredientes. Por último, agregamos la salsa de cheddar, enrrollamos y servimos.

A pesar de que, en un principio, nos pueda parecer que los germinados solo pueden servirse en ensaladas de lechuga, en realidad, los podemos incluir en una gran variedad de recetas. Recordemos que, al ser germinados, tienen un sabor muy tierno que facilita la integración con otros alimentos. Tan solo debemos atrevernos a ir un poco más allá de lo típico.