Recetas de helado de limón para sorprender a tus hijos

2 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva
Con estas recetas podremos preparar diversas formas de helado de limón para sorprender a los más pequeños y, por qué no, también a otros miembros de la familia que quieran un toque fresco y dulce.

El helado es uno de los postres congelados que más se consumen en todo el mundo, especialmente cuando las temperaturas son altas. Aunque su perfil nutricional varía en función de los ingredientes utilizados en su preparación, en general se puede disfrutar de forma ocasional como parte de una dieta balanceada. ¿Quieres aprender a hacer helado de limón en casa?

Los helados caseros son una forma recomendable para disfrutar este postre, ya que se elaboran con ingredientes naturales y sin añadidos químicos. Siempre y cuando se sirvan en porciones moderadas, de forma ocasional, son ideales para consentir el paladar de los niños y demás miembros de la familia. ¡Disfrútalos!

El helado de limón clásico

El helado de limón clásico es un postre refrescante cuya base es el zumo de este cítrico. De acuerdo con una publicación en Journal of Pharmaceutical and Biomedical Analysis, esta fruta contiene compuestos bioactivos que son beneficiosos para la salud.

Ahora bien, dejamos lo anterior como curiosidad, pues al combinar el zumo con otros ingredientes puede variar la calidad nutricional del alimento. En este caso en particular, al contener lácteos y azúcar, resulta alto en calorías. Por eso, nuevamente recordamos la importancia de consumirlo con moderación.

También cabe destacar que el azúcar puede sustituirse con facilidad por otros tipos de endulzantes. En este sentido, es conveniente consultar al nutricionista para conocer las opciones.

Ingredientes

  • El zumo de 4 limones enteros (250 ml)
  • 1 taza de nata para montar (250 g)
  • 1 ½ tazas de azúcar (225 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 2 huevos (120 g)

Descubre: Receta de helado casero para realizar en familia

cáscara-de-limón

Preparación

  • Para comenzar con esta receta de helado de limón, exprimimos las frutas para extraer todo el jugo posible. Retiramos las pepitas que puedan caer del limón y reservamos el zumo.
  • A continuación, preparamos un almíbar, poniendo a calentar el azúcar con el agua hasta que esta se disuelva por completo y se convierta en caramelo.
  • Bastarán unos cinco minutos de cocinado y, tras este tiempo, dejamos que la mezcla se enfríe un poco. Tras esto, le añadimos el zumo de limón.
  • Después, vertemos sobre la mezcla de almíbar y zumo de limón la nata para montar y removemos todo bien con movimientos envolventes.
  • Por otro lado, abrimos los huevos y separamos las yemas de las claras. Serán las claras la parte del huevo que aprovecharemos para la receta, que también añadiremos a la mezcla anterior junto con un toque de sal para acentuar el sabor.
  • Debemos seguir removiendo la mezcla con movimientos lentos y envolventes y, para terminar, introducimos el conjunto en una heladera o en el congelador. Lo mejor será, antes de enfriarlo, vertir la mezcla en un recipiente lo más plano posible, mejor metálico, para facilitar el enfriado.
  • A lo largo de tres horas, dejaremos que la mezcla se congele mientras la removemos cada media hora, más o menos.

No dejes de visitar: ¿Cómo preparar un delicioso helado casero?

Helado de limón desnatado

En caso de que no seamos muy aficionados a la nata, podemos prescindir de ella. Así que, en su lugar, utilizaremos leche. El truco para que quede perfecto está en la forma de batir los ingredientes para que se mezclen. De esta manera, se integrarán con facilidad y lograrás la consistencia necesaria para que al refrigerar, se compacte bien todo.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de azúcar glaseado (20 g)
  • ¼ de taza de azúcar blanco (40 g)
  • 1 taza de zumo de limón (240 ml)
  • 2 tazas de leche entera (480 ml)
  • 2 huevos medianos (120 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)
  • Sal (al gusto)

Preparación

  • En primer lugar, comenzamos colocando el agua y el azúcar en una olla calentada a fuego medio, para preparar un almíbar de igual forma que en la receta anterior. Removemos con una cuchara de madera durante unos cinco minutos hasta que el azúcar se haya disuelto y convertido en caramelo.
  • Una vez listo el almíbar, le añadimos el zumo de limón y una pizca de ralladura de la piel de esta fruta, para acentuar el sabor cítrico. Mientras seguimos removiendo la mezcla, añadimos el azúcar glaseado y apartamos la olla del fuego. Una vez que se haya enfirado un poco, pasamos el conjunto a otro recipiente más manejable, como un bol.
  • Introducimos este recipiente con la mezcla en la nevera hasta que esté bien fría y, una vez logrado, le añadimos la leche, las claras de los huevos y una pizca de sal. Volvemos a remover el conjunto para integrar bien los nuevos ingredientes en la mezcla, y esta vez lo guardamos en el congelador.
  • A lo largo de las tres horas siguientes, debemos sacar el bol del congelador y remover la mezcla cada media hora, más o menos. Una vez pasadas estas tres horas, dejamos que la mezcla se termine de congelar durante unas 12 horas más para que el helado de limón quede listo.
Helado de limon

Helado de limón dietético

También puedes preparar un helado de limón dietético si deseas cuidar de tu figura. ¡OJO! No te preocupes por dejar de lado el buen sabor porque esta receta cuenta con una base también deliciosa. Para elaborarlo, necesitaremos un poco de queso crema y los siguientes:

Ingredientes

  • 4 cucharadas de queso crema bajo en grasa (40 g)
  • 3 cucharadas de zumo de limón exprimido (30 ml)
  • 2 cucharadas de estevia (20 g)
  • Ralladuras de piel de limón

Preparación

  • La preparación de esta receta comenzará por mezclar todos los ingredientes en un bol. Debemos mezclar e integrar bien los componentes con un batidor de alambres para conseguir una mezcla homogénea, que después introduciremos en el congelador.
  • De manera similar como hacíamos con las recetas anteriores, dejamos que la mezcla se enfríe durante unas tres horas. Mientras pasa este tiempo, sacamos el bol del congelador y lo volvemos a remover cada media hora, de manera aproximada. Pasado este tiempo, tendremos listo este helado de limón bajo en grasas.

¿Ya probaste estos helados de limón? Como lo puedes notar, son fáciles de preparar. Además, son el postre perfecto para consentir tu paladar y el de tu familia cuando hace demasiado calor.

  • González-Molina, E., Domínguez-Perles, R., Moreno, D. A., & García-Viguera, C. (2010). Natural bioactive compounds of Citrus limon for food and health. Journal of Pharmaceutical and Biomedical Analysis. https://doi.org/10.1016/j.jpba.2009.07.027
  • Dhanavade, M., Jalkute, C., … J. G.-B. J. of, & 2011, U. (2011). Study antimicrobial activity of lemon (Citrus lemon L.) peel extract. British Journal of Pharmacology and Toxicology. https://doi.org/10.1002/ajp.21003
  • Viuda-Martos, M., Ruiz-Navajas, Y., Fernández-López, J., & Perez-Álvarez, J. (2008). Antibacterial activity of lemon (Citrus lemon L.), mandarin (Citrus reticulata L.), grapefruit (Citrus paradisi L.) and orange (Citrus sinensis L.) essential oils. Journal of Food Safety. https://doi.org/10.1111/j.1745-4565.2008.00131.x