3 recetas para hacer mermeladas caseras sin azúcar

Jesús Bordones · 30 diciembre, 2018
¿Quieres preparar tus propias mermeladas? Te proponemos 3 recetas de mermeladas caseras que no incluyen azúcar añadido por lo que son altamente saludables.

Esas tardes en las que tomamos el té o un café, queremos acompañarlas de algunos dulces o postres para complacer nuestro paladar. Las mermeladas caseras son perfectas para ello y si te preocupa el contenido de edulcorante en ellas, no habrá problemas, pues son totalmente libres de azúcar.

Ahora bien, la palabra mermelada proviene de la palabra portuguesa «marmelada», que quiere decir «confitura de membrillo» y se elabora en cocción a base cualquier fruta que contenga pectina y con azúcar.

Sin embargo, ya sea por cualquier motivo por el que no consumas edulcorantes artificiales, te enseñaremos algunas recetas de mermeladas caseras libres de estos.

Recuerda también que al escoger ciertas frutas como el kiwi o la piña no necesitas endulzar tus preparaciones, pues estas le aportarán sabor además de consistencia, y múltiples vitaminas y minerales.

Recetas para hacer mermeladas caseras sin azúcar

1. Mermelada de kiwi

Mermelada de kiwi y kiwi.
Las mermeladas caseras de kiwi son deliciosas y ricas en vitaminas.

El kiwi es una de las frutas más conocidas y consumidas por el público en general. Es rico en vitamina C y en minerales esenciales como el magnesio, cobre y potasio.

Además, contiene altas cantidades de fibra y mejora el tránsito intestinal. Asimismo, se recomienda consumirlo para prevenir las enfermedades cardiovasculares y degenerativas, así como ciertos tipos de cáncer.

Ingredientes

  • 7 kiwis maduros (280 g).
  • 2 cucharadas de estevia (30 g).
  • 2 cucharadas de miel (30 ml).
  • El jugo de medio limón.
  • 1 cucharada de gelatina en polvo sin sabor (15 g).
  • 3 cucharadas de agua (45 ml).

Preparación

  • Lo primero que debes hacer es, pelar y aplastar los kiwis en un bol mediano.
  • Luego, vierte el jugo de limón junto con la estevia en una olla a fuego medio y añade los trozos de kiwi.
  • Seguidamente, en una olla aparte prepara la gelatina con un poco de agua. Deja que enfríe un poco y viértela en la olla con el kiwi.
  • Después, agrega la miel y las cucharadas de agua para que no te quede muy espesa. Espera a que hierva  un poco más y retira  del fuego.
  • Por último, deja que la mermelada se enfríe y viértela en un recipiente de vidrio. Refrigera por al menos 1 hora y luego sírvela con lo que desees.

Lee: 9 beneficios secretos que no sabías del kiwi

2. Mermelada de piña

Mermelada de piña y trozo de piña.
La mermelada casera de piña tiene un increíble sabor dulce sin necesidad de azúcares adicionales.

La piña es una de las frutas más apetecibles para hacer mermeladas caseras debido a su dulce sabor y a las grandes propiedades que le aporta al organismo.

Es diurética y desintoxicante, por lo que es ideal para eliminar toxinas y desechos, consecuencias de una mala alimentación.

También es rica en vitamina C, ácido fólico y minerales como el magnesio, sodio, manganeso y hierro. Es la fruta perfecta para mejorar las digestiones, por lo que la recomiendan en dietas para bajar de peso.

Ingredientes

  • 1 piña madura (350 g).
  • 2 cucharadas de pectina de manzana (30 g).
  • 1 cucharada de estevia (15 g).
  • El jugo de medio limón.

Preparación

  • Para comenzar, pela y corta la piña en pequeños trozos y colócalos en una olla a fuego medio junto con el jugo de limón y la cucharada de pectina de manzana.
  • Revuelve constantemente durante 10 minutos hasta que la fruta se haya disuelto.
  • Luego, añade la estevia y revuelve durante 10 minutos más (puedes utilizar más estevia si lo deseas).
  • Después, retira del fuego y espera unos minutos para que se enfríe.
  • Para finaliza, vierte en un frasco hermético y refrigera por al menos 1 hora antes de consumir.

Descubre: Beneficios de consumir piña: diurética y desintoxicante

3. Mermelada de manzana

mermelada de manzana y manzanas.
La mermelada casera de manzana evita el estreñimiento y aporta muchas vitaminas.

La manzana está compuesta por un 85% de agua, vitamina A, B, C y E. Contiene pocas grasas por lo que es muy útil para perder peso, así como para combatir el estreñimiento.

Se recomienda consumirlas a personas que padecen de diabetes, pues controla los niveles de glucosa en la sangre. Además, previene las enfermedades cardiovasculares y nivela los índices de colesterol.

Ingredientes

  • 3 manzanas verdes (600 g).
  • El jugo de medio limón.
  • 1 taza de sirope de ágave (120 g).
  • 3 cucharadas de agua (45 ml).

Preparación

  • Primeramente, lava, pela y corta la manzana en pequeños trozos y colócalos en una olla a fuego medio junto con el jugo de limón y las cucharadas de agua.
  • Revuelve durante 10 minutos para que la fruta se disuelva.
  • Después, añade el sirope de ágave para darle sabor y revuelve hasta que espese.
  • Para finalizar, retira del fuego, deja que enfríe un poco y vierte la mermelada en un frasco hermético. Refrigera por 1 hora y luego sirve con lo que quieras.

Esperamos que te animes a elaborar todas estas recetas de mermeladas caseras. Una opción saludable para acompañar tus tostadas por la mañana en el desayuno o para picar algo entre horas.