Recetas naturales para las infecciones en la garganta

Las molestias de garganta suelen ser un mal menor, pero puede complicarse si no se trata. Aquí te damos algunos consejos simple y muy naturales.

Las infecciones de garganta son muy comunes y lo más aconsejable es ir al doctor, pero además hay muchas formas de alivar el malestar de forma simple y natural.

Algunos de los síntomas más comunes de la infección en la garganta pueden ser la tos, dificultad para tragar comida o saliva,  amigdalitis, fiebre, pérdida de voz, mal aliento e irritación.

Las bacterias y los virus son la principal causa del dolor de garganta, por lo que la Academia America de Doctores de Familia (AAFP) recomienda lavarse las manos con frecuencia y cubrirse al toser o estornudar.

Si por alguna razón no puedes tomar antibióticos o prefieres intentar primero con recetas naturales no hay ningún problema, lo primordial es que hagas un tratamiento para eliminar a infección y evitar que el cuadro se complique.

Combatiendo infecciones en la garganta

Tomillotomillo

El tomillo es un antiséptico ideal para combatir los gérmenes.

Realiza una infusión con dos cucharadas de tomillo, el zumo de un limón y su cáscara, hierve en un litro de agua por 5 minutos, cuela la infusión y sírvela.

Tómalo al menos 3 veces al día para un mejor resultado.

Lee también: 4 remedios de tomillo para aliviar la gripe

Miel y limón

Esta receta es una de las más utilizadas para las infecciones de garganta.

Toma un limón fresco y córtalo en pedazos. Viértelo en una taza de agua caliente y añade una cucharada de miel. Deja reposar un tiempo y bebe la mezcla.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana se recomienda para perder peso, combatir los hongos en la piel y como antiséptico.

Vierte en medio vaso de agua dos cucharadas de vinagre de manzana, realiza gárgaras con esta mezcla frecuentemente.

Descubre: 5 curiosos usos del vinagre de manzana que te gustará conocer

Agua con sal

Este remedio es muy sencillo, simplemente toma un vaso con agua tibia y échale un poco de sal, mezcla bien y realiza gárgaras.

Ajo

Aceite.ajo

El ajo tiene bastantes propiedades para la prevención de enfermedades y males cardiovasculares, además funciona como antibiótico, elimina las bacterias nocivas, es fungicida y antiviral.

Machaca un ajo y mezcla con medio vaso de agua, bebe tres veces al día y si te molesta mucho el olor o el sabor remplaza el agua por un jugo.

También puedes hervir un vaso de leche y añadir 4 o 5 ajos. Cuando la leche reduzca a la mitad puedes apagar, dejar enfriar y beber.

Te puede interesar: Aceite de ajo: un remedio muy versatil para cuidar tu cuerpo

Vitamina C

La vitamina C es una de las más importantes para el organismo, ayuda a absorción de hierro, baja la presión arterial, previene la osteoporosis y fortalece el sistema inmune, por lo que ayuda a combatir las bacterias.

Miel pomelo y canela

Haz un batido  con miel, jugo de pomelo y un poco de canela. Bébelo una vez al día.

El-jengibre-y-sus-beneficios

Jengibre con canela y limón

Las propiedades del jengibre le ayudan al cuerpo a lucha contra los síntomas del resfriado y las enfermedades causadas por bacterias

Vierte en una sartén 1 cucharada de jengibre rallado, 1 astilla de canela, y dos cucharadas de cascara de limón rallada. Deja cocinar por 15 minutos y vierte tres cucharadas de la mezcla a  ½ taza de agua tibia.

Bébelo y guarda el resto para que lo estés tomando frecuentemente.

Te de miel y limón

Este es uno de los remedios caseros favoritos para aliviar el dolor de garganta, mezcla dos cucharadas de miel y 1 cucharada de zumo de limón a una taza de agua hirviendo, deja enfriar un poco y  bébelo.

Whisky

Simplemente vierte una cucharada de whisky en un vaso de agua tibia, realiza gárgaras las veces que quieras. ¡Recuerda no beberlo!

Importante…

Es primordial que evites fumar y tomar alcohol, tampoco consumas bebidas ricas en cafeína como él te, el café y las bebidas de cola. Consume alimentos blandos y bebe suficiente agua pero que no sea fría.