Recetas naturales sencillas para reducir la celulitis

La celulitis es un padecimiento metabólico el cual afecta principalmente a las mujeres. Esta condición no necesariamente está asociada con el sobrepeso, ya que se presenta incluso en mujeres delgadas

La celulitis no implica un riesgo grave de salud, aunque en algunos casos desencadena otros padecimientos. Es conocida principalmente por ser un problema estético el cual ocasiona muchas molestias y puede llegar incluso a afectar la autoestima.

¿Por qué se produce la celulitis?

La piel es cubre nuestro cuerpo para mantenerlo a una temperatura adecuada y protegerlo de ataques externos.

Está compuesta por tres capas, cada una con funciones específicas: la epidermis, la dermis y la hipodermis.

Esta última capa mencionada es la que contiene las células almacenadoras de grasas, llamados adipocitos. Estas acumulan la grasa para regular la temperatura del cuerpo.

Cuando las grasas no se desechan de manera regular y aumenta la talla de la persona, las células grasas empujan la piel formando pequeños bultos o protuberancias que se ven en el exterior de la piel.

La formación de la celulitis es propiciada por:

  • Deficiencias en la circulación
  • Desbalance hormonal
  • Falta de ejercicio y  una vida sedentaria
  • Factores hereditarios

Ver también: 6 alimentos que empeoran la celulitis

Tipos de celulitis

Celulitis general

Celulitis general

Es más frecuente en mujeres que padecen de obesidad y tienen hábitos alimenticios poco saludables. Se inicia en la niñez y se acentúa en la etapa adulta.

Provoca cambios estéticos principalmente en las caderas, abdomen, muslos y las piernas.

Celulitis localizada

Esta se caracteriza por la presencia de dolores intensos en una parte específica del cuerpo, por lo que es más complicada.

Se presenta mayormente en el abdomen, la espalda, glúteos y  brazos.

Celulitis blanda

Provoca que la piel se vuelve floja o flácida, con aspecto gelatinoso. Se puede ver a simple vista y puede acompañarse de fatiga y sensación de debilidad.

Puede conllevar a otros trastornos como insomnio o varices.

Celulitis edematosa

Celulitis edematosa

La piel presenta, además de los aspectos y síntomas de los otros tipos de celulitis, alta retención de líquidos. Se puede presentar en mujeres de todas las edades.

Te recomendamos leer: Ejercicios en casa para combatir la celulitis. ¡Te encantarán!

Celulitis dura

Este tipo de celulitis hace que la piel se vuelve más consistente y dura. Se presenta usualmente en mujeres jóvenes y deportistas, ya que sus tejidos son firmes y tonificados.

La celulitis se manifiesta de forma progresiva y se debe tratar desde que empieza aparece. Con el transcurso del tiempo evoluciona y resulta más difícil eliminarla.

  • Debemos siempre tener en cuenta que una alimentación inadecuada excesiva en calorías conlleva a un incremento en el peso de las personas.
  • Con ello incrementa el número de las células grasas, lo que agrava el proceso celulítico.
  • Una alimentación adecuada más la ingesta de mucha agua permite la adecuada eliminación de toxinas y reduce la aparición de la celulitis.
  • Para eliminar la celulitis debes siempre primero tomar en cuenta la causa de su aparición, no tanto en los síntomas.

Remedios naturales

Para tratar la celulitis existen varios remedios caseros los cuales te pueden ayudar cuando esta se resiste y no logras eliminarla o reducirla.

Aguacate

aguacate

El aguacate es una fruta rica en nutrientes los cuales humectan la piel. 

Ingredientes

  • ½ aguacate 
  • 2 cucharadas de avena (30 g)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (32 g)

¿Qué debes hacer?

  • Lava bien el aguacate y pártelo por la mitad. Con ayuda de una cuchara separa la parte carnosa de la cáscara y la semilla.
  • Agrégalo a un recipiente y tritúralo hasta formar una pasta.
  • Agrega la avena y el aceite de oliva y mezcla bien hasta obtener una pasta homogénea.
  • Aplícala sobre las partes donde tienes celulitis, masajea suavemente con tus dedos y deja actuar durante 20 minutos.
  • Después retira y limpia con abundante agua fría.
  • Este tratamiento lo puedes repetir unas tres veces a la semana para tener buenos resultados.

Café contra la celulitis

La cafeína es uno de los mejores elementos para combatir la celulitis. Con el café puedes crear un tratamiento casero muy fácil de hacer y efectivo.

Ingredientes

  • ½ taza de granos de café triturados o café molido (100 g)
  • 2 cucharadas de azúcar (30 g)
  • 2 cucharadas de sal (30 g)
  • ¼  de taza de aceite de almendras (50 g)
  • ¼ de taza de aceite de oliva (50 g)

¿Qué debes hacer?

  • En un recipiente combina todos los ingredientes hasta lograr una pasta homogénea.
  • Aplica la pasta en las áreas afectadas por la celulitis todos los días.
  • Esta aplicación la puedes realizar mientras tomas tu baño, o un poco antes.

Baño de algas

Cómo incorporar las algas a la dieta para conseguir más minerales

Aunque el poder de este  producto no es muy conocido, se debe de decir que las algas constituyen una buena opción para combatir el problema de celulitis por su propiedad regenerativa en la piel.

Ingredientes

  • 50 gramos de algas marinas desecadas
  • Agua (la suficiente para llenar media bañera)

¿Qué debes hacer?

  • Agrega agua caliente hasta la mitad de la bañera.
  • A continuación, añade las algas y déjalas en reposo por 3 minutos.
  • Luego introdúcete en la bañera de 15 a 20 minutos. Esto te permitirá reducir de manera progresiva tu problema de celulitis.
  • Realiza el baño de algas unas dos veces a la semana.

Macerado de limón

Ingredientes

  • La cáscara de 2 limones, preferiblemente orgánicos
  • ½ taza de aceite de oliva extra virgen (100 g)

¿Qué debes hacer?

  • Lava los limones y procede a pelarlos.
  • Corta la cáscara en pequeños trocitos y colócalos en un pequeño frasco limpio.
  • Añade el aceite de oliva extra virgen.
  • Cierra el frasco y deja reposar durante 10 días en un lugar frío y oscuro.
  • Luego de los 10 días debes colar la preparación y diluirla con una porción similar de aceite de oliva.
  • Este macerado se debe de usar solo por la noche, ya que los aceites cítricos pueden provocar quemaduras en la piel si te expones al sol.

Crema de papaya

Mascarilla exfoliante de papaya, miel y avena

Los gránulos de azúcar permiten exfoliar la piel y la papaya, gracias a sus propiedades, favorece la producción de colágeno y elimina las células muertas.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de azúcar moreno (30 g)
  • 1 taza de papaya fresca (200 g)

¿Qué debes hacer?

  • Lava y pela la papaya y tritúrala en un recipiente hasta obtener una pasta.
  • Agrega el azúcar moreno y mezcla.
  • Aplícala al instante o bien guardarla para utilizarla en otras ocasiones. Recuerda tapar bien el recipiente después de usarla para evitar el contacto con el aire.
  • Al aplicarla realiza movimientos circulares sobre el área con celulitis y deja actuar por 20 minutos.
  • Puedes repetir el procedimiento 3 veces por semana.

Cepillado en seco

Cepillar la zona donde tienes celulitis mejorará la circulación, tanto sanguínea como linfática. Estos cepillados ayudan a abrir los poros de la piel eliminando las toxinas del cuerpo que pueden estar causando la presencia de celulitis.

Para realizar este procedimiento de cepillado la piel debe de estar seca, por lo cual lo ideal es realizarlo antes del baño.

  • El cepillado debe hacerse en barridos largos, de abajo hacia arriba.
  • También puedes hacer movimientos circulares suaves para que la piel no se irrite.
  • El cepillo debe de ser de cerdas naturales, un poco rígidas y un mango el cual facilite el cepillado.