3 recetas para cocinar una deliciosa pasta italiana

Jesús Bordones 1 marzo, 2018
La pasta italiana es uno de los alimentos más conocidos (y comidos) alrededor del mundo. Anímate a descubrir cómo prepararlo de las mejores formas que existen.

La pasta italiana es, sin duda, uno de los alimentos más populares y conocidos en todo el mundo. Se constituye por harina de trigo, agua, sal y huevo. Y a pesar de que hoy en día sea un ingrediente icónico de la cocina de Italia, su origen no es europeo.

De acuerdo a la evidencia histórica, este alimento proviene de China pero se introdujo durante la Edad Media a Italia y, desde entonces, ha gozado de gran aceptación y, por supuesto, asimilación.

La textura, el sabor, las decenas de posibles combinaciones que existen y, sobre todo, la sencillez de su preparación hacen de la pasta italiana un alimento muy común en la mesa de casi cualquier hogar.

La pasta italiana es un lienzo en blanco para la imaginación culinaria, y en honor a la exquisitez y sencillez de cada una de las posibles preparaciones, te presentamos tres recetas súper fáciles de incorporar a tu mesa.

Recetas para preparar pasta italiana

1. Espagueti a la carbonara

Espagueti a la carbonara

Dentro de la pasta italiana, hay diversos tipos de cortes y presentaciones. Uno de los tipos más populares es el espagueti, o pasta de corte largo y sección circular.

Ingredientes

  • 4 yemas de huevo.
  • 150 g de tocineta.
  • 1 cucharada de sal (15 g).
  • 1 taza de queso pecorino rallado (100 g).
  • 2 ½ tazas de pasta tipo “Spaghetti” (350 g).
  • ½ cucharada de pimienta negra molida (8 g).

Preparación

  • Bate los huevos junto con el queso rallado y la sal en un bol.
  • Luego, con cuidado, corta en pequeñas trozos la tocineta.
  • Colócalo todo en una sartén, con un poco de agua, y deja que se derrita todo a fuego alto.
  • Paralelamente, cocina la pasta en un litro de agua hirviendo (previamente salada). Cuando la pasta esté casi en el punto, escúrrela bien y pásala a la sartén junto con la tocineta.
  • Apaga el fuego y añade en la sartén los huevos batidos y una cucharada de agua de la cocción.
  • Mezcla durante unos 30 segundos sin dejar de revolver.
  • Una vez listo. Apaga el fuego, sirve y espolvorea el queso sobre tu platillo.

Visita este artículo: ¿Cómo comer pasta y mantener el peso ideal?

2. Pasta alla puttanesca

Pasta alla puttanesca

Esta preparación de pasta italiana es originaria de la ciudad de Nápoles. Es muy fácil de distinguir por sus colores vivos (aportados por sus ingredientes principales: tomate, perejil y anchoas).

Ingredientes

  • 1 cucharada de sal (15 g).
  • ½ lata de anchoas (25 g).
  • Pasta tipo “Spaghetti” (350 g).
  • 2 cucharadas de alcaparras (30 g).
  • 1 ó 2 dientes de ajo triturado (10 g).
  • 5 tazas de pulpa de tomate (500 g).
  • 2 cucharadas de perejil picado (25 g).
  • 1 ½ cucharadas de aceite de oliva extra virgen (30 mL).
  • Para darle más color puedes añadir, si gustas, 4 cucharadas de aceitunas negras (50 g).

Preparación

  • Pela y tritura el ajo.
  • Luego, saltea el ajo con un poco de aceite extra virgen de oliva en una sartén a fuego medio.
  • Una vez dorado el ajo, añade los filetes de anchoa y las alcaparras.
  • Continúa la cocción a fuego lento, durante 2 minutos.
  • Introduce la pulpa de tomate y cocínala a fuego alto durante 5 minutos.
  • Añade una pizca de sal y luego las aceitunas negras.
  • Cocina la pasta en 1 litro de agua hirviendo. Cuando la pasta esté “al dente”, escúrrela bien y añade la salsa.
  • Espolvorea un poco de perejil fresco sobre tu platillo y sirve.

Lee también: ¿Qué pasta es la que menos calorías nos aporta?

3. Espagueti a la amatriciana

Espagueti a la amatriciana

El nombre de esta deliciosa receta italiana se debe a la localidad de Amatrice, donde es originaria la preparación. Es una de las recetas de pasta italiana más consumidas debido a su sencillez en la preparación.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de sal (30 g).
  • 1 cucharadita de azúcar (15 g).
  • ½ cucharada de mantequilla (15 g).
  • 5 tazas de tomates maduros (500 g).
  • 3 tazas de pasta tipo “Spaghetti” (350 g).
  • 2 tazas de panceta cortada en tiras (150 g).
  • 1 cucharada de pimienta negra molida (15 g).
  • 3 tazas de queso parmesano rallado (300 g).
  • 1 guindilla roja, picada y sin semillas,(5 g).

Preparación

  • Asegúrate de lavar y pelar muy bien los tomates.
  • Después de cortarlos y remover todas las semillas y la piel de los tomates, pásalos por la trituradora. Como resultado, tendrás un puré.
  • Corta la panceta en tiras largas y que sean del mismo espesor.
  • Con la ayuda de la mantequilla, procede a dorar la guindilla y la panceta en una sartén a fuego medio.
  • Al lograr que la panceta dore, asegúrate de añadir sal, tomates y una pizca de pimienta negra.
  • Remueve la mezcla y añade media cucharada de azúcar para evitar la salsa quede ácida.
  • En una olla aparte procede a cocinar la pasta durante 5 minutos. Una vez lista, deja que repose en el agua por 2 minutos más.
  • Escurre los espaguetis y sirve en un plato junto con la salsa de tomate.
  • Esparce el queso parmesano sobre tu platillo y disfruta.
Te puede gustar