Recetas vegetarianas para sustituir pastas, arroz y papas

Brunilda Zuñiga 11 marzo, 2014
La coliflor estimula la desintoxicación del organismo y tiene un escaso aporte calórico, por lo que la podemos incluir en dietas para perder peso.

Uno de los grandes problemas de quienes desean reducir el consumo de carbohidratos es la sustitución de pastas, arroz y papas. Estos alimentos poseen un alto índice glucémico, por lo que la mayoría de las dietas no los contemplan. Por fortuna existen algunas opciones que te pueden ayudar a sustituir su sabor y textura de forma más sana, como las siguientes recetas vegetarianas.

Ensalada fría de coliflor

Ingredientes

  • 1 coliflor
  • 6 huevos duros picados
  • 3 tallos de apio picados
  • 1 cebolla pequeña picada
  • 1 taza de chícharos cocidos
  • ½ taza de yogurt griego
  • ½ taza de mayonesa
  • 1 cucharada de mostaza
  • sal y pimienta al gusto

Procedimiento

1. Cocina la coliflor hasta que esté suave (unos 15 minutos).
2. Mezcla los ingredientes.
3. Enfría la ensalada en el refrigerador por al menos tres horas.

Nabos rellenos de hongos

Nabo

Ingredientes

  • 12 nabos frescos medianos
  • 50 gramos de mantequilla
  • 300 gramos de hongos
  • sal al gusto

Procedimiento

1. Pelar, lavar y sacar la pulpa de los nabos.
2. Sumergir los nabos por 8 minutos en agua hirviendo con sal, escurrirlos y enfriarlos en agua fría.
3. Condimentar el interior de los nabos con una poca de sal.
4. Poner una cacerola a fuego bajo, agregar 20 gramos de mantequilla y la pulpa de los nabos y dejar cocinar.
5. Limpiar los hongos, cortarlos en cubos pequeños, condimentar con sal y pimienta y cocerlos en 20 gramos de mantequilla hasta que se evapore por completo el agua que sueltan.
6. Mezclar la pulpa de los nabos y los hongos cocidos.
7. Precalentar el horno a 210 °C.
8. Rellenar los nabos con la mezcla de hongos y pulpa de nabos.
9. Engrasar una charola con la mantequilla sobrante, acomodar los nabos rellenos, bañar la superficie con salsa de preferencia y meter al horno.
10. Hornear hasta que los nabos estén tiernos.

Salsa cremosa de coliflor

Coliflor

Ingredientes

  • 8 dientes de ajo picado
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 5-6 tazas de ramilletes de coliflor
  • 6-7 tazas de agua
  • sal al gusto
  • ½ cucharadita de pimienta
  • ½ taza de leche (se puede agregar o quitar según su preferencia)

Procedimiento

1. Saltea el ajo con la mantequilla en una sartén grande a fuego lento. Cocina durante varios minutos hasta que el ajo es suave, sin que se queme. Retirar del fuego y apartar.
2. Poner el agua a hervir en una olla grande. Agrega la coliflor y cubre, espera de 7 a 10 minutos o hasta que la coliflor esté tierna. Apagar el fuego y dejar la coliflor dentro del agua.
3. Use una cuchara ranurada para transferir los trozos de coliflor a la licuadora. Agregue 1 taza de leche, sal, pimienta, el ajo salteado y una taza del agua donde se cocinó la coliflor. Mezcla y licua todo hasta que tengas una salsa.
4. En un sartén colocar la salsa y sazonarla al gusto con sal y pimienta. Si se desea una consistencia más cremosa se puede agregar leche y para una salsa más ligera, agua.
5. Servir la salsa caliente.
Quienes deseen un sustituto para el puré de papa pueden probar esta salsa con más cantidad de leche que de agua.

Recuerda que antes de cocinar la coliflor es necesario desinfectarla y eliminar las hojas verdes que suele traer.

Nabos glaseados

Ingredientes

  • 1 kg de nabos
  • 5 cucharadas de agua
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 cucharada de azúcar
  • ½ cucharadita de sal
  • Perejil fresco picado al gusto

Procedimiento

1. Pelar los nabos, picarlos en cuatro y colocarlos en un sartén grande, de tal forma que creen una sola capa.
2. Agregar suficiente agua para cubrir los nabos hasta la mitad.
3. Añadir la mantequilla, el azúcar, la sal, cubrir y dejar hervir a fuego alto.
4. Revolver ocasionalmente hasta que el agua se haya evaporado.
5. Saltear los nabos y revolver hasta que doren.
6. Agregar 3 cucharadas de agua y esperar a que estén glaseados.
7. Servir y espolvorear perejil fresco picado al gusto.
Come sano con estas recetas vegetarianas y no te prives de las texturas que te gustan.

Te puede gustar