Un análisis de sangre ayuda a detectar un cáncer en su fase inicial

Aunque todavía está en fase experimental, este avance podría ser una alternativa a las pruebas invasivas para detectar la presencia de distintos tipos de cáncer

Algunos estudios llevados a cabo por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) están arrojando interesantes conclusiones para ayudar a detectar un cáncer en sus primeras fases.

De esa forma se permitirá la obtención del diagnóstico precoz de tumores a partir de una muestra de sangre.

Muy pronto estará disponible para los laboratorios de biomedicina de todo el mundo la nueva herramienta desarrollada por científicos españoles para amplificar ADN.

Estos avances son muy importantes para lograr la detección precoz del cáncer con un simple análisis de sangre.

El estudio del CSIC

tipos de cancer

Un equipo de científicos del CSIC ha desarrollado una solución del primer “kit” que permite amplificar esos trocitos de ADN.

  • Se trataría de tener la cantidad suficiente para poder secuenciarlo, leerlo y analizarlo.
  • En una segunda fase, se podría detectar si la persona evaluada está desarrollando un tumor cancerígeno.

Esta nueva vía de solución para detectar un cáncer ya está probándose en hospitales españoles y cuenta con dos grandes ventajas:

  • Es poco invasiva (es suficiente con un simple análisis de sangre)
  • Detecta tumores en un estado muy inicial.

 Luis Blanco, del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa del CSIC, ha afirmado que este descubrimiento va a ser un avance con la misma importancia que, en su día, tuvo la resonancia magnética.

El futuro de las investigaciones para detectar el cáncer

Caracteres del cáncer de colon

Aunque son importantes los avances conseguidos, todavía es preciso continuar la investigación durante mucho tiempo más.

Solo así se podrán aplicar estas técnicas a los pacientes, a gran escala, para diagnosticar tumores en fases tempranas y otro tipo de enfermedades genéticas.

De esta forma, las llamadas “plataformas de nanosensores biomarcadores” para detectar un cáncer se están convirtiendo en complementos viables alternativos a biopsias invasivas de tumores metastásicos.

Te recomendamos leer: 4 frutas anticancerígenas que deberías incluir en tu dieta

Características del cáncer de colon

Normalmente el cáncer de colon tiene su origen en un anormal funcionamiento de las células del colon o del recto que se dividen de forma incontrolada hasta formar un tumor maligno.

Este tipo de cáncer suele comenzar con la formación de un pequeño pólipo dentro del tejido de la superficie interna del colon o del recto.

Los pólipos se suelen presentar de distintas formas: Planos o elevados. Los que son elevados pueden tener forma de hongo con o sin un tallo.

Los pólipos son muy frecuentes en pacientes de más de 50 años y la gran mayoría no tiene carácter canceroso.

¿Qué factores son los que aportan riesgo a este tipo de cáncer?

  • Los principales son los antecedentes familiares y la edad avanzada.
  • Hay otros que también pueden llegar a influir, como el consumo elevado de alcohol, la obesidad, la falta de ejercicio, fumar e incluso una dieta poco equilibrada.
  • A su vez, existen grupos sociales que presentan un mayor riesgo. Entre estos destacan las personas que padecen colitis ulcerosa o bien la enfermedad de Crohn.

Detectar un cáncer de colon

Detectar un cáncer de colon

Los continuos avances en medicina hacen posible la detección a tiempo de la existencia del cáncer de colon antes de que la persona empiece a notar sus síntomas.

En el proceso de detección se pueden realizar varias pruebas.

Es más que recomendable la realización de pruebas de detección precoz del cáncer de colon a partir de los 50 años. Estas deben repetirse cada dos años.

En el caso de los grupos de riesgo por antecedentes familiares, los expertos aconsejan que esas pruebas comiencen antes de esa edad y con mayor frecuencia en la realización de las pruebas.

Una de las pruebas más usuales para detectar un cáncer de colon es la de la sangre oculta en las heces.

  • Para la prueba, puede recogerse en una farmacia una bolsa con un tubo pequeño en el que se depositará la muestra.
  • En este tubo hay un bastoncillo pegado al tapón con el que se recoge la muestra de heces y se depositará dentro del tubo para cerrarlo después.

Ver también: 4 consejos para aliviar el colon irritable

Resultados de la prueba

  • Si no se detecta sangre en las heces no es probable que haya tumores. No obstante, como ya hemos indicado, hay que repetir la prueba cada dos años.
  • Asimismo, en el caso de que se detecte sangre en las heces, en la mayoría de los casos no equivale a la presencia de un cáncer de colon.
Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar