¿Es recomendable tomar canela durante el embarazo?

29 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Florencia Villafañe
La canela es una especia que tiene efectos positivos en el cuerpo. Ahora bien, ¿es recomendable para todas las personas? ¿Qué efecto puede producir en el embarazo? Descúbrelo en este artículo.

Esta es una especia que se emplea con frecuencia para preparar platillos dulces. Además de tener un sabor particular, aporta propiedades beneficiosas para el organismo, pero ¿se puede consumir canela durante el embarazo?

De los diferentes tipos de canela que existen, la variedad Cassia es la más conocida y comercializada. En ella hay compuestos fitoquímicos que son los responsables de los efectos positivos en la salud humana, sin embargo, también hay sustancias secundarias que pueden tener un impacto negativo. Descubre más en este artículo.

¿Se puede tomar canela durante el embarazo?

La canela contiene diferentes nutrientes y componentes, así pues, en esta especia se pueden encontrar vitaminas y minerales como la vitamina A, el complejo B, C, E y K. También aporta calcio, hierro y magnesio.

Si se lo ve de este modo, por medio de su ingesta se puede proveer de sustancias al organismo que son necesarias para el correcto funcionamiento. De manera contraria, como la gestación es una etapa en la que el cuerpo se prepara para la vida extrauterina e implica cambios y adaptaciones metabólicas, hay que tener en cuenta algunas consideraciones sobre el consumo de ciertos productos.

Té de canela.
La canela tiene efectos beneficiosos para el cuerpo, pero la cumarina también posee contraindicaciones.

Efectos de la canela en el embarazo

Existen documentos que evidencian que esta especia, en los humanos en general, sirve para aliviar dolores, para regular los niveles de azúcar y el colesterol en sangre, para prevenir resfríos, asma y enfermedades digestivas, entre otras.

Todo ello se debe a que tiene antioxidantes y compuestos que actúan como antiinflamatorios y antimicrobianos. El efecto sobre el envejecimiento celular tiene que ver con la capacidad de inhibir radicales libres que circulan como deshechos del metabolismo. En parte, es la misma explicación que fundamenta su potencial antidiabético.

Beneficios

Entonces, si se ingiere de forma constante, pero moderada, el aporte de canela tiene una acción positiva. Entre estos beneficios se pueden mencionar los siguientes:

  • Ayuda a reducir las náuseas y malestares digestivos.
  • Controla los posibles picos de presión arterial.
  • Colabora en el control del azúcar en la sangre y en la prevención de la diabetes gestacional.

¿Qué contraindicaciones puede tener la canela en el embarazo?

De modo contrario a lo descrito, la canela tiene además una sustancia llamada cumarina que, en concentraciones elevadas, puede generar daños y desarrollar complicaciones en la gestación.

En concreto, este compuesto es un fitoquímico secundario (sustancia natural de origen vegetal) que, según el artículo Toxicología y evaluación de riesgos de la cumarina: enfoque en datos humanos, tiene efectos tóxicos y cancerígenos. Asimismo, como el embarazo es un período sensible, sobre todo el primer trimestre, el abuso de esta puede implicar riesgos.

Tal y como lo expresa un estudio publicado en la Revista cubana de farmacia, algunas de las posibles consecuencias documentadas que acarrea en la gestación son las siguientes:

  • Deformaciones en el feto: se incluyen anomalías en la síntesis de los cartílagos y los huesos.
  • Aumento de abortos espontáneos.
  • Partos prematuros.
  • Dificultad respiratoria: de los niños al nacer.
  • Fisuras en la placenta: en este caso, la principal causante es un componente que se llama glicirricina.

Además de esto, en los niños que comienzan a probar alimentos y están predispuestos genéticamente, la canela puede provocar hipersensibilidad alérgica. Por este motivo, es aconsejable ser cautelosos y no introducirla en esta etapa.

Ver también: Té en el embarazo: todo lo que debes saber

¿Se puede tomar té de canela?

Otro de los usos que puede darse a esta especia es prepararla como infusión. Según apunta el estudio Consumo de plantas medicinales por mujeres embarazadas, un 55 % de las gestantes utilizan plantas medicinales para preparar té u otras infusiones, entre ellas, la canela.

De hecho, debido a que los primeros meses provocan ciertos malestares digestivos, la probabilidad de tomar estas bebidas aumenta. En este sentido, es aconsejable conocer qué componentes tienen para, en todo caso, no abusar en su ingesta.

Nunca está de más recordar que las hierbas naturales, aunque se consideren de forma tradicional como inocuas, pueden alterar procesos sensibles, como lo es la formación de un feto. Es por ello que el asesoramiento por parte de profesionales en obstetricia es un soporte importante.

Canela preparada como té.
El uso de infusiones naturales es bueno, pero deben reconocerse ciertas limitaciones y contraindicaciones.

Descubre más: Cómo hacer un té frío con naranja y canela

¿Qué recordar sobre el uso de canela en el embarazo?

Como verás, en dosis moderadas, puede tener efectos positivos en el embarazo el consumo de canela, sobre todo en el control de la glucemia, en los problemas digestivos y en la tensión arterial. Recuerda que solo ante el abuso permanente aparecen los riesgos asociados a la cumarina.

Además, no es la única sustancia que puede provocarlos. Considera también que hay otros componentes contraindicados en el embarazo presentes en plantas medicinales, como la ruda, el ajenjo y la sábila de aloe.

Para concluir, no puede decirse que la canela está prohibida o que no puede consumirse bajo ninguna circunstancia, sino que debe utilizarse a conciencia. Pero si aún así tienes dudas, lo aconsejable es que la evites por precaución.

  • McElhatton, P. (2003). Teratógenos-Segunda parte. Revista Cubana de farmacia37(2).
  • Romero García, A. E. (2014). Implantar una base de datos con información toxicológica sobre plaguicidas para el Centro de Información de medicamentos y tóxicos (CIMET) de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Central del Ecuador (Bachelor's thesis, Quito: UCE).
  • Romero García, A. E. (2014). Implantar una base de datos con información toxicológica sobre plaguicidas para el Centro de Información de medicamentos y tóxicos (CIMET) de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Central del Ecuador (Bachelor's thesis, Quito: UCE).
  • Pulido Acuña, G. P., Vásquez Sepúlveda, P. D. L. M., & Villamizar Gómez, L. (2012). Uso de hierbas medicinales en mujeres gestantes y en lactancia en un hospital universitario de Bogotá (Colombia). Index de Enfermería21(4), 199-203.
  • Macías-Peacok, B., Pérez-Jackson, L., Suárez-Crespo, M. F., Fong-Domínguez, C. O., & Pupo-Perera, E. (2009). Consumo de plantas medicinales por mujeres embarazadas. Revista Médica del Instituto Mexicano del Seguro Social47(3), 331-334.
  • Carrasco, Ángeles María Márquez, Marina Rico Neto, and María de los Reyes Leo Rodríguez. "Seguridad de la toma de infusiones herbales en el embarazo: manzanilla, valeriana, tila, té y menta-poleo."
  • Martínez Pizarro, Sandra. "Influencia de la canela en la diabetes." Nutrición Clínica y Dietética Hospitalaria 40.1 (2020): 10-11.
  • Velázquez-Sámano, Guillermo, et al. "Reacciones de hipersensibilidad a aditivos alimentarios." Revista alergia México 66.3 (2019): 329-339.