7 recomendaciones para bajar el colesterol malo (LDL) y subir el bueno (HDL)

El colesterol es una molécula de grasa necesaria para cualquier especie animal y en particular para la especie humana. No obstante, dependiendo de su densidad puede tener efectos positivos o negativos sobre el organismo. En este artículo te explicamos cómo disminuir los niveles de colesterol malo y subir el colesterol bueno.

El colesterol es una molécula de grasa necesaria para cualquier especie animal y, en particular, para la especie humana.

Esta molécula forma parte de todas las células, tanto en sus membranas como en su estructura, y es importante porque permite la homogeneidad al interior y el exterior de la célula. Asimismo, es clave para la división y la reproducción de las mismas.

Además, actúa como base para la formación de hormonas esteroideas producidas por las glándulas endócrinas. Ejemplo de ello son la cortisona, hormonas sexuales como la testosterona o estrógenos.

Asimilación en el organismo

En realidad, todas las células del cuerpo poseen el mecanismo metabólico para fabricar el colesterol. No obstante, el organismo prefiere obtenerlo a través de medios menos exigentes como aquel que aporta la dieta.

Sin embargo, el organismo humano no puede desintegrar dichas moléculas. De hecho, la única manera de eliminarlas es a través del hígado por medio de la bilis.

Los ácidos biliares, por su parte, disuelven las grasas que se consumen por vía alimentaria para que nuestro organismo pueda absorberlas de mejor manera.

Por otra parte, hay ciertos casos en los que el colesterol puede originar problemas para la salud, generalmente, cuando se sobrepasan los niveles considerados como normales.

Como el colesterol viaja a través de la sangre, los excesos se depositan en las paredes de las arterias y, con el tiempo, se produce cierta capa de grasa que las obstruye e incluso las tapa. Por tal razón, si se ocluyen las arterias que alimentan al corazón se produce un infarto de miocardio, corriendo el peligro de muerte.

En conclusión, las moléculas de grasa pueden generar tanto efectos positivos como negativos en el organismo.

¿Quieres conocer más? Lee: Remedios naturales para el hígado inflamado

¿Colesterol bueno y malo?

Colesterol bueno y malo

Como se ha mencionado con anterioridad, solo existe un tipo de molécula de colesterol.

El colesterol se encuentra únicamente en los alimentos de origen animal, por ejemplo: la ternera, el cerdo, pollo, pescado, cordero, mariscos, etc. La concentración dependerá del tipo de fuente o animal.

No obstante, la clasificación entre bueno y malo depende de su localización y de la densidad de las partículas.

El colesterol es una grasa y las grasas, para circular por la sangre, se envuelven en proteínas y lípidos. En esas pequeñas esferas, llamadas lipoproteínas, se albergan el colesterol, las proteínas junto con los triglicéridos y es así como se desplazan por la sangre.

¿Deseas conocer más sobre los triglicéridos? Te invitamos a leer el siguiente artículo: Reduce los triglicéridos bajos con estos 5 remedios de origen natural.

De hecho, las lipoproteínas pueden clasificarse dependiendo de la cantidad de dichas sustancias:

  • Las menos densas (VLDL Very Low Density Lipoproteins), es decir, con mayor grasa y triglicéridos.
  • Las de baja densidad (LDL Low Density Lipoproteins), ricas en grasa que transportan tres cuartas partes del colesterol en la sangre.
  • Aquellas de alta densidad (HDL High Density Lipoproteins), ricas en proteínas y colesterol.

Colesterol malo (LDL)

Estas partículas, conocidas como LDL, transportan la mayor proporción de colesterol desde el hígado hasta los tejidos por medio de la sangre. Cuando se tiene un exceso, éste se deposita en las arterias y puede originar problemas de salud. Tal condición se relaciona con elevadas probabilidades de padecer un infarto. Por esta razón este tipo de lipoproteína es considerada como el colesterol malo.

Colesterol bueno (HDL)

Colesterol bueno (HDL)

Las lipoproteínas de alta densidad (HDL) trasladan el colesterol hacia el hígado para eliminarlo del organismo. En otras palabras, favorecen la eliminación de éstas moléculas de la pared arterial. Poseer niveles elevados es beneficioso pues protege de la enfermedad. Por esta razón, es considerado como colesterol bueno.

Síntomas del colesterol

Aunque nuestro organismo produce ciertas alertas como mecanismo de defensa ante agresiones, el colesterol alto no produce síntoma alguno, sino que avanza de forma silenciosa. De hecho, se pueden tener niveles muy elevados y no poseer ningún síntoma.

No obstante, cuando existe algún problema con los altos niveles de forma tardía, suelen presentarse síntomas de alguna enfermedad arterial, infarto de miocardio, trombosis cerebral, angina de pecho, dificultad para moverse e incluso para hablar.

Te invitamos a leer el siguiente artículo: ¿Qué es una trombosis y cómo prevenirla?

Cómo reducir el nivel de colesterol LDL y aumentar el HDL

Como ya hemos visto, sin el colesterol el cuerpo no podría funcionar correctamente. Sin embargo, poseer niveles elevados de moléculas LDL podría ser mortal con el paso de los años. Por esta razón, en Mejor con Salud, te compartimos 7 medidas que te ayudarán a disminuir los niveles altos de LDL e incrementar la cantidad de moléculas HDL.

1. Cambios en estilo de vida

El cocinado atractivo de las verduras en la dieta

Se pueden evitar riesgos relacionados si se sigue un estilo de vida saludable, por ejemplo: una dieta saludable baja en grasas saturadas, realizar actividad física, poseer peso normal, no fumar, etc.

2. Incluir grasas insaturadas en la dieta

Estas grasas saludables incluyen alimentos como el aceite de oliva, frutos secos, aceites de semillas, pescado (pescado azul, sardina, salmón) y algunos alimentos vegetales como nueces o semillas.

3. Consumir productos vegetales

Los alimentos de origen vegetal como las frutas, verduras o legumbres son sumamente bajos en grasa o con grasa insaturada y, por lo tanto, no tienen colesterol. Además, los vegetales contienen cantidades importantes de esteroles, los cuales ayudan a reducir los niveles de moléculas de grasa en la sangre.

De hecho, se ha observado que una alimentación rica en vegetales se ha asociado con disfrutar de una mejor salud en general.

4. Conservar un peso saludable

Bajar de peso

Es importante mantener un peso adecuado puesto que la obesidad es un factor que agrava el impacto.

Si se aumenta de peso es muy probable que los niveles de colesterol también aumenten.

¿Te preocupa subir de peso durante las fiestas? Te invitamos a leer el siguiente artículo: 6 consejos para no ganar kilos esta navidad.

5. Realizar ejercicio

La vida sedentaria puede disparar los niveles de colesterol. Sin embargo, realizar una buena actividad física regularmente puede ayudar a reducir el colesterol malo y elevar el bueno.

6. Reduce el consumo de alcohol

Como es bien conocido, el alcohol en exceso puede dañar al corazón y afecta el hígado. El hígado, como se comentó al inicio, participa de manera activa en la eliminación del colesterol. Por lo tanto, mantén el consumo de alcohol a raya y bebe con moderación.

7. Limita las grasas saturadas

Grasas_saturadas

Alimentos como los huevos, lácteos, mantequilla, embutidos, o carnes son necesarios en una dieta equilibrada. No obstante, hay que vigilar su consumo y que no contengan ácidos grasos trans pues aumentan los niveles de moléculas grasas. De esta manera se evitará ingerir productos con alto valor calórico y ricos en sal o azúcares.

Por otra parte, los alimentos con abundante grasa saturada, colesterol o sal son totalmente desaconsejables. Entre ellos destacan la bollería, alimentos fritos, pastelería y chocolates y refrescos.

Como ves, el colesterol es de suma importancia en el proceso de desarrollo humano y fundamental para conservar el equilibrio. ¿Estás listo para llevar una vida sana?

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar