Recomendaciones sobre coronavirus para personas con asma

14 abril, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la médica Karina Valeria Atchian
El control del asma en los pacientes que lo padecen es fundamental mientras dure la pandemia de coronavirus. Los asmáticos constituyen un grupo de riesgo que debe tomar precauciones particulares.

El coronavirus puede causar desde síntomas leves hasta una enfermedad respiratoria grave e incluso mortal. ¿Cuáles serán entonces las recomendaciones sobre coronavirus para personas con asma, según lo que actualmente se sabe del virus?

¿Qué se sabe respecto del coronavirus?

El ‎virus SARS-CoV-2, cuya enfermedad se conoce con el nombre de COVID-19, es un nuevo coronavirus, pues no se ‎había detectado antes de que se notificara el brote en Wuhan (China) ‎en diciembre de 2019. Su novedad hace que las recomendaciones se vayan actualizando permanentemente a medida que se tiene más conocimiento sobre el virus.

El contagio se produce por contacto cercano con un ‎paciente infectado, a través de las ‎gotitas respiratorias que se generan cuando una persona tose o ‎estornuda, o a través de gotitas de saliva o de secreciones nasales.

La enfermedad por coronavirus se manifiesta, en la mayoría de los casos, con una forma leve que presenta fiebre, tos y dolor de garganta. O bien puede evolucionar a la forma más grave y ‎causar neumonía con dificultad respiratoria. En ocasiones, puede ser mortal.

Las personas de edad avanzada y las ‎personas con algunas enfermedades asociadas -‎como enfermedad cardiovascular, hipertensión arterial, diabetes, asma- parecen tener un mayor riesgo.‎ Estos serían los grupos de riesgo.

radiografía de tórax en paciente con asma
El asma suele exacerbarse cuando los pacientes contraen infecciones virales o bacterianas respiratorias

Sigue leyendo: ¿Qué ambientes favorecen la propagación del coronavirus?

¿Qué es el asma?

El asma es una enfermedad relativamente frecuente, afectando tanto a la población adulta como a los niños. Habitualmente, el asma empieza durante la niñez.

Se trata de una enfermedad crónica del aparato respiratorio, donde existe una irritación de los bronquios como consecuencia de diversos estímulos del ambiente. Entre estos estímulos se encuentran el polen de las plantas, el humo, las emociones, la risa, el ejercicio y algunos medicamentos. A veces no es posible descubrir el estimulo que genera la respuesta irritativa.

Los síntomas que dará son tos, una sensación de opresión en el pecho, silbidos o sensación de falta de aire. Pueden aparecer de forma rápida, en la forma que se denomina crisis asmática.

Se sabe, además, que existe una fuerte asociación entre las infecciones respiratorias virales y las crisis asmáticas.

Tratamiento del asma

Dentro del  tratamiento del asma se encuentra el seguimiento por parte del médico de cabecera o neumonólogo, a fin de evitar las recaídas o crisis asmáticas.

Se utilizan distintos tipos de medicamentos, en su mayoría inhalatorios. En muchos casos de manera permanente, como medicación preventiva, o en el momento de las crisis asmáticas. Existen otras vías de medicación, como la forma oral y la subcutánea.

En las crisis leves, el ajuste del tratamiento por el médico de cabecera o neumonólogo suele ser suficiente para sobrellevar el momento agudo. En ocasiones en que las crisis son más graves, se necesita de atención médica urgente, incluso muy ocasionalmente la internación hospitalaria.

Por último, se puede decir que la suspensión de la medicación preventiva por parte de los pacientes con asma, a menudo conduce a un empeoramiento potencialmente peligroso.

asma y coronavirus
El asma es una enfermedad respiratoria, y como tal, incrementa el riesgo de padecer una forma grave de COVID-19

Descubre más: Asma en el embarazo

¿Qué es lo que dicen los expertos respecto del coronavirus y el asma?

La Organización Mundial de Salud (OMS) incluye al asma, por ser una afección médica crónica, dentro del grupo de mayor riesgo para enfermarse gravemente cuando se adquiere la infección por coronavirus. Otros expertos particulares también coinciden al respecto.

Además, se sabe que las infecciones respiratorias virales pueden producir empeoramiento del asma. Por eso el coronavirus podría actuar de la misma manera que otros virus ya conocidos.

Para las personas asmáticas, durante este tiempo de pandemia, se recomienda tener en cuenta las indicaciones generales que se han dado a la población toda, más algunas cuestiones particulares. Como en la época de la gripe estacional, el paciente asmático debe protegerse de la circulación viral.

Corresponde continuar tomando la medicación preventiva, si así fue indicado por su médico. En caso de no emplearla, no está de más consultar con el profesional de cabecera la conveniencia o no de iniciarla.

Si fuese necesario asistir a un servicio de urgencias por padecer una crisis asmática, se recomienda llevar la medicación inhalatoria propia, comunicándose de antemano con su médico de cabecera o neumonólogo.

Controlar el asma para protegerse del coronavirus

Se puede concluir que la recomendación más relevante en pacientes con asma será, además de las generales, mantener un buen control del asma. Esto minimizará el riesgo de exacerbación, y la consecuente visita a la sala de emergencias. Así se evitará salir del confinamiento con el peligro de exposición al coronavirus.

  • Salas-Asencios, Ramses, et al. "CORONAVIRUS COVID-19: CONOCIENDO AL CAUSANTE DE LA PANDEMIA." The Biologist 18.1 (2020).
  • Shaker, Marcus S., et al. "COVID-19: Pandemic Contingency Planning for the Allergy and Immunology Clinic." The Journal of Allergy and Clinical Immunology: In Practice (2020).
  • Bansal, Priya, et al. "Clinician Wellness During the COVID-19 Pandemic: Extraordinary Times and Unusual Challenges for the Allergist/Immunologist." The Journal of Allergy and Clinical Immunology: In Practice (2020).
  • JA Castro-Rodríguez, Association between asthma and viral infections,  Volume 67, Issue 2, August 2007, Pages 161-168.