Recomendaciones importantes para prevenir el estrés

Hoy por hoy el estrés es uno de los problemas que afecta a miles de personas alrededor del mundo. Esta situación se debe —sin lugar a dudas— al ritmo de vida tan agitado que la mayoría de las personas tienen que manejar a diario.

Las excesivas cargas de responsabilidades y el deseo de que todas y cada una se cumplan de una manera totalmente eficiente, tienden a provocar sentimientos de angustia, depresión y, por consiguiente, estrés. Para tratar de reducir estos inconvenientes es necesario aprender a controlar la ansiedad y manejar el tiempo para poder tener una mejor calidad de vida, en la que no tenga entrada este problema. Por ello, hemos preparado este artículo, con mención de algunas recomendaciones que nos ayudarán a prevenir el estrés. ¡Disfrútalas!

La correcta hidratación

Una de las principales recomendaciones que se deben tener en cuenta para prevenir el estrés, es mantener una correcta hidratación, para ello es necesario consumir abundantes líquidos, especialmente agua y jugos sin azúcar.

Cuando el organismo recibe la hidratación adecuada es posible calmar los nervios y la ansiedad, además la piel adquiere un aspecto terso y suave. Otro punto importante es reducir a máximo el consumo de alcohol y tabaco.

Dormir lo suficiente

Dormir

Dormir las horas que siempre se recomiendan es otra de las medidas a tener en cuenta para prevenir el estés, puesto que un buen y adecuado descanso permite que el cuerpo se recupere del trajín diario. Además, hacer una pequeña siesta en la tarde luego del almuerzo es algo que el cuerpo va a agradecer.

Realizar actividad física

Con el fin de reducir la ansiedad provocada por el intenso trabajo, o por estar tanto tiempo sentados frente a un escritorio, se recomienda realizar una caminata diaria o —si es posible— practicar un deporte favorito, por lo menos durante unos treinta minutos tres o cuatro veces a la semana.

No importa si se hace en la mañana o en la tarde, lo verdaderamente importante es hacerlo. No sólo por prevenir el estrés y mejorar el estado de ánimo, también porque este tipo de actividades ayudan a tener un mejor funcionamiento de todo el organismo, especialmente el sistema cardiovascular.

Aprender a manejar las relaciones

pareja

Aprender a manejar todo tipo de relaciones es fundamental para prevenir y controlar el estrés, puesto que siempre habrá una que otra crítica más o menos molesta que puede perjudicar nuestra paz diaria; por lo tanto hay que ser tolerantes con este tipo situaciones, especialmente para no perder el control cuando se presente un intercambio de opiniones, ya sea con algún familiar, amigo o compañero de trabajo.

Adecuar el área de trabajo

Si hay que permanecer mucho tiempo en el mismo sitio de trabajo, lo mejor —y más conveniente— es decorarlo de tal manera que se perciba un ambiente más confortable y agradable. Además, no debemos sobre esforzarnos y tratar de realizar más tareas de las que en realidad podemos, también debemos hacer todo lo posible por tener descansos cortos, así sea sólo salir al balcón o a la ventana a respirar un poco de aire diferente al de la oficina, que es un espacio cerrado.

Tomar un baño antes de ir a dormir

Baño relajante

Al llegar cansado después de la larga jornada laboral, siempre cae bien un delicioso y refrescante baño para ir a la cama a disfrutar de un merecido descanso. Esta es una costumbre que puede ser de gran ayuda para relajarse y descansar con tranquilidad.

Recuerda…

Como puedes ver, prevenir las situaciones estresantes es relativamente sencillo si uno se lo propone; sólo es cuestión de saber manejar las emociones y aprender a ser tolerante con las personas que se encuentran a nuestro alrededor, pues cada quien tiene su propio carácter y su manera diferente de pensar y de ver las cosas. Recuerda siempre que hay que aprender a comprender y aceptar esas diferencias para poder convivir en paz.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar