Recomendaciones para personas con ostomía

Edith Sánchez · 8 noviembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 28 octubre, 2019
Las personas con ostomía pueden llevar una vida relativamente normal, después de que desarrollen las habilidades necesarias para manejar el estoma y que, paulatinamente, vayan superando las presiones psicosociales con las que se enfrentan.

Las ostomías son procedimientos quirúrgicos con una importante repercusión en la vida tanto de quienes se someten a ellos como en sus familias. Las personas con ostomía deben adoptar toda una serie de cuidados tanto higiénicos como nutricionales. A esto se suma la tensión psicosocial que suelen experimentar.

La primera forma de contrarrestar las nuevas presiones es obteniendo una información amplia y adecuada. También es necesario tener paciencia, pues las personas con ostomía no pueden adaptarse a los cambios de la noche a la mañana, sino que van a requerir tiempo para lograrlo.

Así mismo, hay que entender que no todas las personas con ostomía son iguales. Factores como la edad, la ocupación, el estado psicológico previo y las actividades que se realicen cotidianamente van a influir en su proceso de recuperación y adaptación.

¿Qué es una ostomía?

¿Qué es una ostomía?
La ostomía es un procedimiento que se realiza en la zona del abdomen para permitir que la materia fecal u orina salgan del organismo.

Recordemos que la ostomía es una abertura creada quirúrgicamente en la zona del abdomen, para permitir que la materia fecal o la orina salgan del cuerpo. Esa abertura que se crea hacia el exterior recibe el nombre de estoma.

En la mayoría de los casos, los desechos que salen por la abertura van a parar a una bolsa que está unida al estoma. Casi todas las ostomías se llevan a cabo en el colon, el íleon o en la vejiga. La complicación más frecuente que hay después de la cirugía son los problemas de piel en las inmediaciones del estoma.

Las personas con ostomía necesitan un tiempo para adquirir las habilidades necesarias que les permitan retirar la bolsa de desechos y vaciarla, sin que haya fugas. A esto se suma que los estomas no son perfectamente circulares. Esa irregularidad facilita las fugas de desechos. Hay productos que permiten moldear y adaptar el estoma de forma conveniente.

Lee también: Pasos para sustituir una sonda de gastrostomía

La nutrición en personas con ostomía

Uno de los propósitos a lograr es que las heces de las personas con ostomía no sean voluminosas, tengan una consistencia sólida o semisólida y no generen mal olor o demasiado gas. Esto se logra, en principio, con una alimentación adecuada que evite estos problemas y además satisfaga las necesidades nutricionales.

Es importante que las personas con ostomía coman despacio, masticando bien y con la boca cerrada. Asimismo, lo más adecuado es que mantengan unos patrones estables de comidas, evitando saltarse alguna de ellas. Todo ello, en conjunto, contribuye a impedir la formación de gases.

Es importante moderar el consumo de cafeína y de grasas. También, resulta conveniente no fumar, ni tomar alcohol. Sumado a esto, es necesario que se reconozcan las reacciones intestinales que se producen habitualmente por el consumo de determinados alimentos. En líneas generales, las siguientes:

  • Producción de gases. Fríjoles, espárragos, cerveza, coles de Bruselas, brócoli, repollo, gaseosas, cebolla, guisantes, coliflor, etc.
  • Heces espesas. Pasta, arroz, banana, queso, puré de manzana, mantequilla de maní, tapioca, papa sin cáscara, etc.
  • Heces blandas. Frituras, alimentos con mucha azúcar, picantes, jugo de uva, jugo de ciruela, etc.
  • Digestión incompleta. Maíz, apio, repollo, coco, champiñones, frutos secos, frutas deshidratadas, palomitas de maíz, cáscaras de frutas y verduras, semillas, piña, etc.
  • Intensificación del olor en los desechos. Huevos, pescado, alcohol, espárragos, brócoli, cebolla, ajo, guisantes.
  • Disminución del olor. Yogur, suero de leche, perejil, jugo de arándanos rojos.

Visita: Toracostomía con tubo: preparación del paciente

Recomendaciones generales

calentar antes de hacer deporte
Los pacientes que se someten a una ostomía puede hacer deporte de bajo impacto, pero es necesario contar con el visto bueno del médico.

Las personas con ostomía pueden practicar deportes sin ningún problema, a menos que se trate de disciplinas de contacto. En este caso, hay riesgo de que se produzca una lesión en el estoma. Solo se pueden realizar ese tipo de actividades si el médico da su visto bueno.

Hay fajas especiales para proteger el estoma, al correr o nadar. Las pesas no son aconsejables sino bajo supervisión médica. En lo que respecta a las actividades laborales, lo mejor es retomar el trabajo poco a poco. Es importante conocer la forma de cuidar el estoma, para que esto no sea una preocupación.

Las personas con ostomía no están en la obligación de contárselo a los demás. Pueden vestirse como quieran. Si la bolsa se vacía cuando llegue a un tercio de su capacidad, probablemente nadie va a notar que está ahí. En las tiendas especializadas hay prendas especiales para quienes tienen una ostomía.

No existe ninguna restricción para viajar, llevando, claro está, todo lo que se requiera para llevar a cabo los cuidados necesarios. Las personas con ostomía pueden llevar una vida sexual normal y sin restricciones, pero es importante mantener un diálogo abierto con la pareja.

  • Carrasco-Acosta, M., & Márquez Garrido, M. (2009). Las personas portadoras de estomas: La narrativa y los cuidados humanizados. Index de Enfermería, 18(4), 267-271.
  • Muzyczka K, Kachaniuk H, Szadowska-Szlachetka Z, et al. Selected problems associated with the treatment and care for patients with colostomy - part 2. Contemp Oncol (Pozn). 2013;17(3):246–249. doi:10.5114/wo.2013.35273
  • Rouholiman D, Gamble JG, Dobrota SD, et al. Improving Health-Related Quality of Life of Patients With an Ostomy Using a Novel Digital Wearable Device: Protocol for a Pilot Study. JMIR Res Protoc. 2018;7(3):e82. Published 2018 Mar 26. doi:10.2196/resprot.7470