Recomendaciones para tener el abdomen plano

Para lograr nuestro objetivo es imprescindible llevar una dieta sana y equilibrada, beber mucho líquido y hacer ejercicio a diario o, por lo menos, tres veces en semana

Con toda seguridad el sueño de todas es tener el abdomen totalmente plano, libre de cualquier centímetro de grasa  y no solo por estética, también es importante hacerlo por salud; sin embargo, para muchas personas resulta bastante difícil lograrlo, puesto que desean tener resultados sin tener que realizar demasiado sacrificio, ni mucho ejercicio, algo que -sin lugar a dudas- es absurdo.

Para llegar a tener el abdomen soñado se requiere de mucha dedicación y no basta con hacer veinte o más abdominales diariamente, también se deben practicar ejercicios tan completos, como son los aeróbicos, de esta manera se evita que las grasas se acumulen en esta parte del cuerpo.

Es muy importante, cuando se comienzan a hacer ejercicios abdominales, tratar de ejercitar todos los grupos y no dedicarle tiempo sólo a algunos de ellos; además hay que ser muy constantes para poder lograr el objetivo deseado. La principal recomendación es empezar con pocas repeticiones y un tiempo aproximado de veinte minutos, para aumentar poco a poco tanto las repeticiones como el tiempo de duración.

¿Por qué se acumula la grasa?

Por lo general, la grasa se acumula en el abdomen debido a los malos hábitos alimenticios que llevamos en nuestra vida, en los que predominan alimentos muy ricos en grasa; siendo un factor adicional el consumo deficiente de frutas y verduras. Además, en otros casos, se puede presentar por llevar una vida sedentaria, por el estrés, hormonas, entre muchos motivos más.

Para ayudar al organismo a eliminar las grasas que se acumulan en el abdomen, tenemos algunas recomendaciones especiales que puedes comenzar a poner en práctica ahora mismo, así vas a lucir muy pronto el abdomen plano que tanto deseas.

Recomendaciones para lucir un abdomen plano

Grasa-abdominal

  • Eliminar de la dieta todos aquellos alimentos que pueden contener cantidades importantes de grasa, tratando de elegir la mayor cantidad de alimentos saludables, entre los que se deben destacar las frutas y las verduras.
  • Implementar una buena rutina de ejercicios que puedan ser útiles para ayudar a perder peso y, por lo tanto, reducir al máximo los niveles de grasa acumulada.
  • Evitar las comidas muy abundantes. Lo mejor es acostumbrarse a dividir la comida en cinco porciones para ingerirlas a lo largo del día, recordando que deben ser alimentos nutritivos y que aporten pocas calorías.
  • Consumir de seis a ocho vasos de agua durante el día, de este modo estaremos bien hidratados.
  • Tratar de evitar al máximo el consumo de salsas, mayonesas, chocolates y helados, ya que son alimentos con mucho contenido graso. Es preferible sustituirlos por nueces, pescado, y aceite de oliva.
  • Reducir el consumo de alimentos azucarados y bebidas gaseosas.
  • La última comida del día debe hacerse por lo menos dos horas antes de ir a dormir y hay que procurar porque esta sea liviana, a base de vegetales preferiblemente. Una deliciosa ensalada sería perfecta.
  • A la hora de realizar ejercicios aeróbicos es mejor escoger las horas de la mañana.

¡No lo olvides!

Hacer-ejercicio

Es muy importante recordar que la grasa que se elimina puede regresar más pronto de lo que pensamos si se dejan de hacer los ejercicios o se retoman los hábitos de vida anteriores. Por ello, lo más importante en este sentido es ser muy constantes y dejar a un lado la ‘flojera‘, ya que los resultados que se obtienen valen la pena un poco de sacrificio.

No obstante, hay que aprender a conocer muy bien nuestro cuerpo, ya que de esa manera podremos controlar mejor el tiempo de ejercicio sin excedernos. Recuerda que al exigirle más a nuestro cuerpo, en lugar de beneficiarle, le estaremos causando un daño muy grande. Todo debe ser muy controlado y en su justa medida.

Categorías: Perder peso Etiquetas:
Te puede gustar