Recupera el brillo de tu cabello después del verano con estos 6 consejos

Para recuperar el brillo de tu cabello es fundamental que lo cuides tanto interna como externamente, por lo que debes combinar una dieta equilibrada con la aplicación de remedios hidratantes.

¿Ha terminado el verano y te has propuesto recuperar el brillo de tu cabello? La melena se suele volver más apagada cuando sufre una exposición continuada al sol, al viento, al agua del mar, etc.

Recupera el brillo de tu cabello con estos 6 consejos sencillos y efectivos. Desde el primer día ya notarás una gran mejoría y, en poco tiempo, tu melena estará hidratada y con mucho brillo. 

Consejos para recuperar el brillo de tu cabello

1. Cepíllate a diario

cepillado para recuperar el brillo de tu cabello

Las abuelas que cepillaban una y otra vez el cabello a las niñas no lo hacían solamente para desenredar el pelo. Ellas sabían que, de este modo, activaban la circulación del cuero cabelludo y repartían el sebo de las raíces para que llegara hasta las puntas.

Consigue un buen cepillo, a ser posible de materiales naturales para prevenir el encrespado, y cepíllate a diario. Hazlo durante unos minutos al levantarte y también antes de acostarte. Además, resulta muy agradable y conseguimos muy efecto relajante sobre todo el organismo.

Lee: 12 recomendaciones para tener un pelo fuerte y sano

2. Date el gusto de masajearte la cabeza

Además de cepillarte el pelo también debes adquirir el buen hábito de masajearte cada día el cuero cabelludo. Este sencillo consejo puede mejorar la salud de tu pelo e incluso prevenir su caída. Además, es muy beneficioso cuando sufrimos estrés, ansiedad o una gran sobrecarga mental.

Para que este masaje sea efectivo debemos hacerlo con las yemas de los dedos, haciendo pequeños círculos. Es fundamental que sea con cierta presión para que podamos mover el cuero cabelludo.

También podemos potenciar los efectos del masaje si nos acostumbramos a tumbarnos un rato cada día en posición invertida para facilitar el riego sanguíneo en la cabeza. Podemos hacer alguna postura de yoga o bien levantar las piernas a lo largo de la pared.

3. Revisa tus champús

Usar un champú inadecuado también puede hacer que perdamos el brillo y nuestro cabello se reseque. De hecho, la mayoría de champús contienen sulfatos que dañan las fibras capilares y resecan y debilitan el pelo.

Recomendamos usar champús naturales elaborados con ingredientes que no sean químicos: aloe vera, aceite de coco, aceites esenciales, extractos de plantas, etc. Deberemos tener siempre en cuenta nuestro tipo de cabello.

De vez en cuando podemos añadir una yema de huevo cruda a la cantidad de champú que vayamos a usar esa vez. Si lo mezclamos y nos lavamos el pelo añadiremos un extra de nutrición y conseguiremos una melena resplandeciente.

4. Dos mascarillas por semana

No te olvides de que, además de usar siempre un acondicionador después del champú, también debes hacerte mascarillas capilares a menudo. Con estos productos conseguimos hidratar y nutrir el pelo, así como aportarle brillo, suavidad y definición.

Podemos preparar las mascarillas de manera casera con algunos de estos ingredientes:

  • Yogur
  • Yema de huevo
  • Leche
  • Plátano maduro
  • Cacao
  • Aceite de coco
  • Aceite de oliva
  • Mayonesa
  • Miel de abeja

Conoce: El cacao, un alimento medicinal y un remedio de belleza

Podemos combinar alguno o varios de estos ingredientes y aplicarnos la mascarilla dos veces por semana. A continuación, nos lavaremos la cabeza con normalidad, con el champú y el acondicionador habituales.

5. Elige tu aceite capilar

recupera el brillo de tu cabello con aceite

Para nutrir el cabello en profundidad y conseguir que esté brillante y sedoso podemos recurrir a los aceites vegetales. Solamente es importante destacar que debemos usarlos en muy poca cantidad para proteger el cabello, prevenir las puntas abiertas y, al mismo tiempo, evitar que se engrase o ensucie.

Podemos probar diferentes tipos de aceites vegetales de buena calidad, puros y sin mezclar, para ver cuál es el que funciona mejor en nuestra melena:

  • Coco
  • Oliva
  • Almendra
  • Jojoba
  • Karité
  • Argán
  • Aguacate

6. No te olvides de la alimentación

Si quieres nutrir la piel y el cabello no puedes olvidarte de la importancia de lo que comes. Por fuera podemos tratar el pelo con productos de una gran calidad. No obstante, si no le aportamos los nutrientes necesarios, con el tiempo tendrá un aspecto apagado y desvitalizado.

Recupera el brillo de tu cabello con una alimentación rica en:

  • Frutas y verduras, tanto crudas como cocinadas. En especial, toma jugos y batidos.
  • Frutos secos y semillas (crudas, tostadas, germinadas)
  • Aceites de buena calidad, de coco y de oliva
  • Cereales integrales (avena, espelta, centeno, trigo sarraceno, etc)
  • Bebidas vegetales
  • Legumbres
  • Pescado azul
  • Huevo
  • Algas