Recuperación tras un trasplante de rodilla

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Alejandro Duarte el 12 enero, 2019
Edith Sánchez · 28 febrero, 2019
Los tres aspectos centrales en la recuperación de un trasplante de rodilla son: cuidado adecuado de la herida, mantenimiento de una dieta equilibrada y actividad física regular.

Las operaciones de trasplante de rodilla son procedimientos seguros, que generalmente ofrecen muy buenos resultados. Sin embargo, para que el proceso sea exitoso es necesario seguir las pautas de recuperación tan disciplinadamente como sea posible.

La recuperación del trasplante de rodilla no tiene mayor misterio. Comprende, básicamente, el cuidado de la herida, la ingesta puntual de los medicamentos indicados y la realización de actividad física de forma regular.

El paciente debe ser consciente de que de su cooperación depende en gran medida el proceso de recuperación. Seguramente va a necesitar el apoyo de su familia en la etapa de cuidados caseros. Sin embargo, con dedicación logrará completar el proceso sin mayor problema.

La cirugía de trasplante de rodilla

Rodilla con recreación de los huesos
Con la edad y los sobreesfuerzos, la articulación de la rodilla se va degenerando progresivamente.

Hay varias causas por las cuales se deteriora la rodilla. La edad es el factor más frecuente, debido al desgaste de los cartílagos de los huesos que se produce con los años. También son frecuentes otros factores como la obesidad, los deportes de alto impacto o los trabajos que demandan fuerza física.

En algunos casos el deterioro es considerable y exige entonces un trasplante de rodilla. Este procedimiento sustituye las partes más importantes de esta articulación por componentes artificiales.

Lo habitual es que este tipo de cirugías duren entre 2 y 3 horas. Tras el procedimiento, se pasa a la recuperación. El paciente tendrá un vendaje y un drenaje. Al día siguiente se hace una radiografía y si todo marcha bien, la persona podrá empezar a apoyar el pie, comenzando así formalmente su recuperación.

La recuperación tras un trasplante de rodilla

Lo común es que la persona a quien se le ha practicado un trasplante de rodilla permanezca de 2 a 3 días en el hospital. Luego comienza la fase de rehabilitación en casa. En esta etapa, hay que hacer hincapié en tres tipos de cuidados. Son los siguientes:

  • Cuidado de la herida. El principal objetivo es impedir que se produzca una infección. Para evitarlo, se debe cambiar el vendaje diariamente y tomar los medicamentos indicados. Es importante impedir que la herida se moje en exceso.
  • Cuidado en la alimentación. Una dieta equilibrada contribuye significativamente en la recuperación tras un trasplante de rodilla. Es posible que se receten suplementos alimenticios, especialmente si el paciente está inapetente.
  • Actividad física regular. Este es un elemento clave, especialmente durante las primeras semanas de recuperación. El fisioterapeuta indica los ejercicios a realizar. De la constancia y la regularidad dependerá en gran medida el tiempo de recuperación total.

El tema de la actividad física es sumamente relevante. Por lo general, lo que se indica es un programa gradual de paseos, unido a la indicación de ejercicios específicos. Se debe volver cuanto antes a las actividades cotidianas.

Quizá te interese: Fortalece las rodillas lesionadas con estos 5 ejercicios

Otras recomendaciones generales

Fisioterapeuta haciendo ejercicios con una paciente
Los ejercicios de rehabilitación serán claves para una buena recuperación de la movilidad.

Hay toda una serie de indicaciones que vale la pena tener en cuenta para lograr una pronta recuperación. Las principales son:

  • Contar con ayuda. Los primeros días se requerirá del apoyo de otra persona para realizar actividades cotidianas.
  • Cuidar los puntos de la herida. Por lo general, la herida debe permanecer vendada hasta que se retiren los puntos. Esto sucede, casi siempre, unas dos semanas después del trasplante de rodilla.
  • Alternar posiciones en la rodilla operada. Se recomienda flexionar la rodilla cada 20 minutos y cambiar de posición las piernas. No poner almohadas o cojines debajo de la rodilla operada.
  • Molestias durante la noche. Si hay molestias durante la noche, lo más aconsejable es ponerse de pie y caminar un poco.
  • Calzado adecuado. El calzado debe ser cómodo y cerrado. Esto es vital para la estabilidad y previene caídas.
  • Vestirse sentado. Es mejor que el paciente se vista estando sentado, ya que no tiene la estabilidad habitual.
  • Mantener las manos libres. Al caminar, lo aconsejable es tener desocupadas las manos. No caerse es un propósito central.
  • El empleo de ayudas. El uso de andaderas, muletas o bastones no es aconsejable, a menos que el médico lo haya indicado explícitamente.

Quizá te interese: Fortalecimiento de ligamentos y tendones de la rodilla

Signos de alerta

Como todo postoperatorio, el del trasplante de rodilla también entraña posibles riesgos y complicaciones. Las siguientes son las principales señales de alerta. Si se presentan una o varias de ellas, lo procedente es acudir de inmediato al hospital. Veamos:

  • Un sangrado copioso en la herida que quedó de la cirugía.
  • Fiebre constante y particularmente alta.
  • Dolor extremo, que no puede ser controlado con los medicamentos que se indicaron para tal fin.
  • Inflamación importante en la rodilla.
  • Cambio de color en la piel, especialmente si se torna muy roja o de color azulado o negruzco.
  • Desviación de la rodilla e imposibilidad de apoyar el pie, tras haber sufrido una caída.
  • Alonso Martínez, A. I. (2014). Cuidados postoperatorios tras Prótesis Total de Rodilla-PTR: Estudio de caso.
  • Shelbourne, K. D., & Nitz, P. (1990). Accelerated rehabilitation after anterior cruciate ligament reconstruction. The American Journal of Sports Medicine. https://doi.org/10.1177/036354659001800313
  • Carli, F., Clemente, A., Asenjo, J. F., Kim, D. J., Mistraletti, G., Gomarasca, M., … Tanzer, M. (2010). Analgesia and functional outcome after total knee arthroplasty: Periarticular infiltration vs continuous femoral nerve block. British Journal of Anaesthesia. https://doi.org/10.1093/bja/aeq112
  • Mistry, J. B., Elmallah, R. D. K., Bhave, A., Chughtai, M., Cherian, J. J., McGinn, T., … Mont, M. A. (2016). Rehabilitative Guidelines after Total Knee Arthroplasty: A Review. Journal of Knee Surgery. https://doi.org/10.1055/s-0036-1579670
  • Society, K. K. (2012). Guidelines for the Management of Postoperative Pain after Total Knee Arthroplasty. Knee Surgery & Related Research. https://doi.org/10.5792/ksrr.2012.24.4.201