Cómo recuperar la figura tras el embarazo

Una de las grandes preocupaciones de las mujeres tras el embarazo es volver a recuperar la figura. Aunque no se consigue de la noche a la mañana, se puede lograr adoptando hábitos saludables como la dieta y ejercicio.

Muchas mujeres del mundo de la fama acostumbran a mostrar sus cuerpos “perfectos” cuando recién se han convertido en madres. Esta tendencia ha hecho que muchas mujeres piensen que eso es normal y que deben recuperar la figura tras el embarazo cuanto antes.

No obstante, es una conducta poco saludable, pues puede llevar a tomar decisiones equivocadas en un momento donde los buenos hábitos son determinantes. Si bien hay una que otra “ayudita”  que se puede tener en cuenta, recuperar la figura tras el embarazo es un proceso lento y gradual.

Por supuesto, tampoco es algo que se deba prolongar demasiado, ya que los primeros meses del postparto resultan claves para empezar a incorporar esas medidas que permiten adelgazar. Entonces… ¿Cómo lograrlo? ¿Qué se debe tener en cuenta? Te damos algunos consejos.

Recuperar la figura tras el embarazo: lo que debes tener en cuenta

Ser mamá es una experiencia maravillosa que cambia por completo la vida. Y aunque muchos de esos cambios son bien recibidos, otros, como el aumento de peso y medidas, pueden ser motivo de baja autoestima y depresión.

Durante la gestación el cuerpo se adecua para la formación de un nuevo ser humano. Por ello, lo normal es experimentar un ensanchamiento de caderas, aumento de volumen en los senos y pérdida de firmeza del abdomen.

En general, una mujer puede incrementar entre 10 y 15 kg (o más) en esta etapa. Sin embargo, eso no quiere decir que no se pueda recuperar la figura tras el embarazo. Aunque no hay fórmulas “mágicas” para lograrlo, sí hay muchos métodos saludables.

Tener paciencia

Mujer triste.

Antes de empezar un plan para bajar de peso después del embarazo es primordial tener en cuenta que los cambios no se van a producir de un día para otro. Por lo tanto, una de las claves para no fracasar en el intento es armarse de paciencia y ser constantes con todos los esfuerzos.

Leer también: Delicioso té de jengibre y cúrcuma para adelgazar

Empezar en el embarazo

Eso de “comer por dos” o caer en excesos durante el embarazo puede complicar el proceso de recuperar la figura. Debido a esto, lo más recomendable es empezar a cuidar el peso desde la gestación, procurando aumentar solo lo normal.

No posponerlo

Es cierto que una mujer no puede empezar una rutina intensiva tan pronto como da a luz. Sin embargo, el periodo de postparto, ese primer trimestre después de dar a luz, es el tiempo más propicio para adoptar una rutina saludable y enfocada en recuperar la figura.

Amamantar

Mujer dando el pecho a su bebé.

La lactancia materna es una de las mejores aliadas para combatir el sobrepeso tras el embarazo. En cada dosis que se le da al bebé, la mujer aumenta su gasto calórico y pierde hasta unas 500 calorías. No obstante, sus efectos solo se notan cuando se apoya con una dieta balanceada.

Debes leer: Enfermedades durante el embarazo que toda mujer debe conocer

Adoptar una dieta equilibrada

La necesidad de recuperar la figura tras el embarazo hace pensar que algunas dietas “milagro” son buenas vías para perder peso. ¡Cuidado! Aunque algunos planes causan tentación, la nutrición en el postparto es igual de importante que en la gestación.

La manera más segura de volver a un peso sano es siguiendo un plan de alimentación variado, controlado en grasas y azúcares. En lugar de ingerir productos refinados, se recomiendan los alimentos frescos como las frutas y vegetales.

Además, también es conveniente emplear métodos de cocción alternativos, como al vapor o a la plancha. Cuánto más se eviten las grasas saturadas, más pronto se ven los resultados.

Hacer ejercicio físico moderado

Las mujeres que acaban de dar a luz no pueden saltar de inmediato a las actividades físicas de alto impacto. Aunque el ejercicio se recomienda desde los primeros días del postparto, este debe ser paulatino y moderado.

Mujer haciendo deporte.

Las primeras actividades sugeridas incluyen estiramientos de las extremidades. Luego, resulta conveniente pasear el bebé o hacer una breve caminata. En un principio lo ideal es dedicarle solo 30 minutos diarios. Más tarde, cuando se recupere el estado físico, se puede aumentar.

Una buena opción es acudir a cursos de yoga o pilates para madres recientes, más o menos a los seis meses después de dar a luz. Trabajando de la mano con un entrenador se puede recuperar la figura con más facilidad, sin correr riesgos.

Incrementar el consumo de agua

Una adecuada hidratación es esencial en cualquier etapa de la vida. Por eso, como apoyo de todos estos hábitos, se recomienda ingerir abundante agua al día. Esto no solo permite recuperar la figura tras el embarazo, sino que mejora la producción de leche materna.

¿Estás lista para empezar? Entonces sigue todos estos hábitos. Recuerda que la ganancia de peso en el embarazo es diferente en cada mujer. Céntrate en tu cuerpo y trata de mantener rutinas saludables para alcanzar tu meta.