Reduce la ansiedad con estos remedios caseros

La ansiedad aparece de repente, sin avisar, y quienes la sufren sienten que se les aceleran las pulsaciones, sudor frío, temblores, molestias digestivas, mareos y náuseas, etc.

En este artículo te sugerimos algunas soluciones puntuales para calmar la ansiedad con remedios caseros y naturales que te ayudarán a reequilibrar el sistema nervioso.

¿Qué es la ansiedad?

Antes de explicar algunos remedios para la ansiedad es importante destacar que estos únicamente la tratarán de manera puntual, en el momento de crisis. Si queremos realizar un tratamiento para eliminarla de nuestras vidas, deberemos tener en cuenta cuestiones emocionales más profundas y contar con la ayuda de un psicoterapeuta.

Respiración consciente

La respiración desempeña  un papel fundamental en nuestro equilibrio nervioso. En general, cuando estamos viviendo una situación de estrés nos olvidamos de respirar y lo hacemos mínimamente, lo justo para sobrevivir.

Por este motivo es tan importante que, cuando nos demos cuenta que estamos sufriendo ansiedad, seamos capaces de sentarnos o tumbarnos, cerrar los ojos y concentrarnos en la respiración. Al respirar debemos llenar primero la barriga y luego el pecho, y al soltar el aire lo mismo, pero a la inversa.

Después de unos minutos de respiración consciente podremos sentir una gran mejoría.

ejercicio yoga relaxingmusic

Baño de magnesio

El agua nos permite realizar terapias sencillas y económicas en casa. Para calmar la ansiedad de una manera muy placentera te proponemos un baño que te aportará una relajación instantánea.

El baño de magnesio también se recomienda para combatir casos de insomnio, nerviosismo, irritabilidad, dolores e inflamaciones, y es muy útil si lo hacemos a menudo durante etapas de estrés.

Para preparar este baño necesitaremos 100 gramos de sulfato de magnesio en polvo y, si lo deseamos, algún aceite esencial que nos guste para mejorar la experiencia. Los aromas naturales también influyen directamente en el sistema nervioso, sobre todo los cítricos.

Añadiremos estos ingredientes al agua caliente.

Puedes estar en la bañera entre 20 y 30 minutos y te recomendamos que, al final, hagas una ducha con agua fría.

baño relajante surfzone

Infusión de pasiflora

No debemos subestimar el poder de las plantas para actuar con rapidez. Incluso podemos combinar varios mientras nos tomamos una infusión o remedio a base de pasiflora o pasionaria, una planta muy reconocida por sus propiedades para reducir el nerviosismo y todos aquellos síntomas derivados del mismo, como palpitaciones, tartamudez, espasmos musculares, etc.

pasiflora Humberto Terenziani

Remedio floral de urgencia

Hay un remedio natural elaborado a base de unas esencias florales conocidas como Flores de Bach que está enfocado a calmar crisis de cualquier tipo. Este preparado nos ayuda a tomar el control de la situación, a no perder la capacidad de concentración, a actuar con serenidad y no de manera impulsiva y a reequilibrar el organismo.

Este remedio se conoce como Rescate, aunque algunas marcas lo comercializan con nombres como Remedio de urgencia.

No debe tomarse durante largas temporadas, ya que su virtud es la de actuar con rapidez en momentos concretos. No obstante, no tiene contraindicaciones ni efectos secundarios y lo pueden tomar niños y mujeres embarazadas, por lo que no corremos ningún riesgo.

En el momento en que detectemos la ansiedad, pondremos 4 gotas del remedio en un vaso de agua e iremos tomando pequeños sorbos cada pocos minutos. Podemos tomar la cantidad que necesitemos hasta que nos sintamos mejor.

Arcilla en el vientre

¿Qué relación existe entre el sistema nervioso y el digestivo? Muchos expertos en nutrición y emociones han destacado cómo influye un mal funcionamiento digestivo en nuestro estado de ánimo, hasta el punto de poder llevarnos a situaciones importantes de irritabilidad.

Si sospechamos que nuestra ansiedad puede estar relacionada con algún desequilibrio digestivo, podemos recurrir a un antiguo remedio que nos calmará en poco rato y nos llevará a una relajación muy saludable.

Solo tenemos que preparar un cataplasma de arcilla roja y aplicárnoslo en el vientre durante, al menos, media hora, e idealmente una hora o toda la noche. Cubriremos la arcilla con una tela y con otro tejido más grueso que nos ayude a mantener el calor.

Para quitarnos el cataplasma lo haremos preferiblemente en la ducha, con agua tibia, para una mayor comodidad.

Imágenes por cortesía de surfzone, relaxingmusic y Humberto Terenziani.