Reduce las asperezas de los pies con 7 remedios caseros

Para optimizar los efectos de los remedios que te presentamos recuerda hidratar la zona afectada por las asperezas con frecuencia y utilizar una piedra pómez o similar para retirar la piel muerta.

Los dedos de los pies y los talones sufren a diario la presión y el constante roce con medias y zapatos. Esto ocasiona endurecimientos en la piel, que dan un aspecto descuidado.

Remedios caseros para reducir las asperezas de los pies 

 A continuación, veremos la forma de eliminar las asperezas de los pies con diferentes remedios caseros, económicos y fáciles de preparar en la comodidad del hogar: 

1. Aspirinas

En un recipiente con una cucharada de jugo de limón y una de agua se disuelven seis pastillas de aspirina, previamente aplastadas. Se revuelven bien hasta lograr una mezcla homogénea que se aplicará en las zonas ásperas.

En segundo lugar, cubrimos la zona con una toalla. Treinta minutos después, enjuagamos los pies con agua tibia y removemos la piel muerta con una lima o piedra pómez.

Por último, secamos bien los pies. Es aconsejable repetir este procedimiento dos veces a la semana; los resultados estarán a la vista desde el principio.

2. Vinagre de manzana

En media taza de vinagre de manzana remojamos media rebanada de pan y la aplicamos sobre la piel endurecida de cada pie. Cubrimos el área con un paño o toalla y lo dejamos actuar durante la noche.

Al día siguiente aplicaremos crema humectante para culminar el tratamiento. La constancia marcará la diferencia.

¿Lo sabías? 8 usos cosméticos que le puedes dar al vinagre de manzana

3. Té de manzanilla

La manzanilla es un tratamiento natural para las hemorroides.

Para ablandar la piel áspera, una buena recomendación es remojar los pies en un recipiente con agua caliente y 4 sobres de té de manzanilla. Treinta minutos después, restregamos los talones con una piedra pómez o una lima especial. Esto removerá la piel muerta y mejorará la apariencia de los pies.

4. Bicarbonato de sodio

El procedimiento es similar a los anteriores, y los efectos también. En un recipiente con agua caliente agregamos 3 cucharadas de bicarbonato de sodio y sumergimos los pies durante 10 minutos.

El poder exfoliante del bicarbonato es muy efectivo para eliminar la piel muerta. Para mejorar sus efectos podemos utilizar una lima o una piedra pómez.

5. Loción hidratante y vaselina

Son varios los procedimientos que ayudan a eliminar las durezas en los pies. El hábito de hacer estas prácticas con rigurosidad garantizará óptimos resultados que se traducirán en unos pies atractivos.

En primer lugar, hay que remojar los pies en agua tibia sin jabón, para no eliminar los aceites naturales ni resecar la dermis.  Con una piedra pómez se frotan las durezas y luego se enjuaga. Es importante lavar la piedra para retirar las células muertas y la suciedad y alargar así su vida útil.

A continuación, aplicaremos una loción humectante para pies. Lo recomendable es masajear con un ungüento a base de aceite en los tres minutos siguientes a retirar los pies del agua. Para minimizar el riesgo de hongos, es recomendable evitar colocar la loción entre los dedos.

Posteriormente cubrimos las asperezas con vaselina y nos pondremos unos calcetines. Dejamos actuar toda la noche y a la mañana siguiente lavamos los pies con agua tibia y un jabón suave.

6. Miel, azúcar y limón

La exfoliación con miel, azúcar y limón es un tratamiento muy efectivo para eliminar las durezas. En un vaso se unen todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea, que servirá para exfoliar los pies.

A continuación, se aplica una crema hidratante corporal o especial para los pies. Los cubrimos con una bolsa plástica y envolvemos con una toalla. Pasados 20 minutos, retiramos la toalla y la bolsa; la sensación de suavidad será inmediata.

Lee este artículo: 6 usos medicinales de la vaselina que te gustará saber

7. Aceite de oliva o vaselina

Aceite de oliva

En un recipiente con agua tibia introducimos los pies durante 20 minutos. Secamos y frotamos con una piedra pómez o una lima para eliminar la piel muerta.Luego humedecemos ambos pies con aceite de oliva o vaselina y cubrimos con calcetines; las prendas pueden dejarse toda la noche, hasta levantarnos, para lograr una mayor hidratación.

Otras recomendaciones

Cuando se reduzca las asperezas de los pies con estos siete remedios caseros, pueden seguirse otras recomendaciones:

  • Hay que utilizar zapatos cómodos que permitan a la piel respirar.
  • A la hora de comprar el calzado y sobre todo en época de calor, es preferible comprarlo por la tarde, cuando los pies están más hinchados.
  • El uso de tacones demasiado altos no debe ser frecuente.
  • Un zapato desodorizado y limpio evitará la proliferación de hongos, malos olores e infecciones.