Reduce tu alergia con estos 7 antihistamínicos naturales

En lugar de recurrir a medicamentos que podrían provocarnos algunas reacciones no deseadas podemos incluir en nuestra dieta estos alimentos antihistamínicos para controlar los síntomas de la alergia

Las alergias son una respuesta del sistema inmunitario ante agentes externos como pueden ser el polen o los ácaros.

Estos desencadenan la producción de una proteína llamada histamina, la cual es la causante de síntomas como la congestión nasal, los estornudos o la picazón, entre otros.

Si bien la producción de esta proteína no es el único factor que influye en tales reacciones, el consumo de antihistamínicos representa una solución parcial para todas las molestias. Sabemos que, en las farmacias se pueden conseguir en diferentes presentaciones y marcas, aunque muchos solo se venden bajo prescripción médica.

No obstante, para no tener que recurrir a éstos, la naturaleza nos ofrece alternativas más saludables cuyos efectos son similares.

¿Te interesa conocerlas?

1. Té verde

Té verde

Debido a su significativo aporte de quercetina y catequinas, dos sustancias con acción antioxidante que disminuyen la liberación de histamina, el té verde se considera como uno de los mejores antihistamínicos naturales. Además de ser uno de los mejores complementos para bajar de peso

Ingredientes

  • 1 cucharada de té verde (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Vierte el té verde en una taza de agua hirviendo, déjalo reposar 10 minutos y consúmelo ante la primera señal de alergia.
  • Evita tomar más de tres tazas al día.

No olvides leer: El té verde podría mejorar la calidad de vida de las personas con síndrome de Down

2. Té de ortiga

La infusión de ortiga es otro de los remedios naturales para controlar rápidamente los síntomas de la alergia. Debido a que, sus propiedades disminuyen la presencia de alérgenos en las vías respiratorias y calman la congestión.

Ingredientes

  • 1 cucharada de ortiga (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Pon la ortiga en una olla con agua, llévala a ebullición y deja que se realice la decocción a fuego lento durante 10 minutos.
  • Cuando esté lista, déjala reposar y tómala hasta dos veces al día.
  • No se debe ingerir en caso de estar tomando medicamentos para la presión arterial o durante el embarazo.

3. Vinagre de manzana

manzanas y vinagre

El vinagre de sidra de manzana tiene sustancias antiinflamatorias, antivirales y antihistamínicas que combaten de forma eficaz las molestias derivadas de la alergia. Se recomienda para las alergias estacionales y molestias respiratorias derivadas de los catarros.

Ten en cuenta que,  Carol Johnston, autora del estudio del 2004 de Arizona State University, dijo a la revista Time a principios de este año que se debe mantener el consumo diario de vinagre a 4 cucharadas o menos.

Ingredientes

  • 1 cucharada de vinagre de manzana (10 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Diluye el vinagre de manzana en un vaso de agua y tómalo de inmediato.
  • Tómalo dos o tres veces al día.

4. Té de rooibos

El té de rooibos, también conocido como té rojo africano, es una bebida antihistamínica que frena la congestión, la sensación de ardor y la picazón de la garganta. Dado que es una bebida 100% natural no ocasiona somnolencia como sí lo hacen los fármacos que tienen este mismo fin.

Ingredientes

  • 1 bolsita de té de rooibos
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Pon la bolsita de té en una taza de agua hirviendo y déjalo en infusión unos minutos.
  • Tómalo ante la primera molestia por la alergia.

5. Yogur natural

Yogur natural

Los cultivos vivos que contiene el yogur natural ayudan a mejorar la actividad de la flora bacteriana para reforzar la acción del sistema inmunitario. Sustancias como los Lactobacillus acidophilus y los bifidus se han relacionado con la disminución del riesgo de alergias.

Ingredientes

  • ½ taza de yogur natural (122 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

¿Cómo prepararlo?

  • Endulza el yogur natural con una cucharada de miel orgánica y consúmelo una vez al día.

6. Té de alfalfa

El consumo de té de alfalfa tiene la capacidad de aliviar la sensación de ardor en los ojos y el exceso de mucosa en la nariz.

Ingredientes

  • 1 cucharada de alfalfa (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Agrega la alfalfa en una olla con agua y déjala hervir un par de minutos.
  • Déjala reposar y pásala por un colador antes de ingerirla.
  • Tómala una vez al día.

¿Quieres conocer más? Lee: Alfalfa: su uso contra la anemia y otras aplicaciones

7. Té de ginkgo biloba

Té de ginkgo biloba

El té de ginkgo biloba contiene unas sustancias llamadas ginkgólidos cuyo efecto antialérgico disminuye el exceso de moco y la picazón en los ojos. Ademas, se dice que antiguamente se recomendaba la inhalación de vahos de una infusión de hojas de ginkgo contra innumerables dolencias, como el asma, la bronquitis, la tos, molestias estomacales, afecciones cutáneas, hipertensión, intranquilidad, zumbidos en los oídos, tuberculosis, problemas de vejiga y secreción vaginal.

Ingredientes

  • 1 cucharada de ginkgo biloba seco (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Coloca el ginkgo biloba en un cazo con agua y caliéntalo a fuego lento hasta que hierva.
  • Retíralo del fuego, pásalo por un colador y toma dos tazas al día.

Cualquiera de los remedios aquí citados te puede servir para calmar los incómodos síntomas de las alergias. Por ultimo, ten en cuenta que no se deben ingerir varios al mismo tiempo, ya que podría resultar contraproducente.

  • 10 Proven Benefits of Green Tea

healthline.com/nutrition/top-10-evidence-based-health-benefits-of-green-tea

  • Van Beek A. (2000). Ginkgo Biloba (Medicinal and Aromatic Plants: Industrial Profiles), CRC Press. p.37.