Reduce tu alergia con estos 7 antihistamínicos naturales

Carolina Betancourth·
23 Junio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli al
28 Noviembre, 2018
Para aliviar los síntomas de la alergia es imprescindible seguir las recomendaciones del médico y, de forma adicional, mantener buenos hábitos de vida y aplicar ciertas medidas de prevención.
 

Según creencias populares, además de tomar los medicamentos pautados por el médico y aplicar las pautas básicas, también se podría recurrir a ciertos remedios caseros, como tés e infusiones, para calmar los síntomas más molestos. ¿Te gustaría saber cuáles son los antihistamínicos naturales que más se recomiendan? ¡Sigue leyendo!

Las alergias son una respuesta del sistema inmunitario ante agentes externos como pueden ser el polen o los ácaros. Estos desencadenan la producción de una proteína llamada histamina, la cual es la causante de síntomas como la congestión nasal, los estornudos o la picazón, entre otros.

Si bien la producción de esta proteína no es el único factor que influye en tales reacciones, el consumo de antihistamínicos representa una solución parcial para todas las molestias. Sabemos que, en las farmacias se pueden conseguir en diferentes presentaciones y marcas, aunque muchos solo se venden bajo prescripción médica.

Veamos a continuación algunas opciones que, según la sabiduría popular, pueden brindar contribuir con el bienestar y el alivio.

1. Té verde

Té verde para aliviar los síntomas de la endometriosis

Se dice que debido a su contenido de quercetina y catequinas, dos sustancias con acción antioxidante que disminuyen la liberación de histamina, el té verde se considera podría actuar como una especie de antihistamínico natural.

 

Ingredientes

  • 1 cucharada de té verde (10 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Vierte el té verde en una taza de agua hirviendo, déjalo reposar 10 minutos y consúmelo ante la primera señal de alergia.
  • Evita tomar más de tres tazas al día.

2. Té de ortiga

La infusión de ortiga sería otro de los remedios naturales para controlar los síntomas de la alergia y por ende, uno de los antihistamínicos naturales. Se dice que sus propiedades disminuyen la presencia de alérgenos en las vías respiratorias y calman la congestión.

Ingredientes

  • 1 cucharada de ortiga (10 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Pon la ortiga en una olla con agua, llévala a ebullición y deja que se realice la decocción a fuego lento durante 10 minutos.
  • Cuando esté lista, déjala reposar y tómala hasta dos veces al día.
  • No se debe ingerir en caso de estar tomando medicamentos para la presión arterial o durante el embarazo.

3. Frutas con vitamina C, antihistamínicos naturales comestibles

Frutos cítricos con pectina
Algunos suplementos pueden contener pectina; sin embargo, lo mejor es obtenerla de alimentos frescos como los cítricos.

Según creencias populares, consumir alimentos ricos en vitamina C como parte de una dieta equilibrada puede ayudar a aliviar los síntomas de las alergias.

 

Si bien lo ideal es consumirlas enteras, al natural, para poder aprovechar todos sus nutrientes al máximo, hay quienes prefieren prepararlas en zumos, batidos y otras preparaciones, como las aguas frutales.

Descubre: ¿Es cierto que las frutas engordan?

4. Té de rooibos

El té de rooibos, también conocido como té rojo africano, se considera una bebida antihistamínica que “frena” la congestión, la sensación de ardor y la picazón de la garganta.

Ingredientes

  • 1 bolsita de té de rooibos.
  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Pon la bolsita de té en una taza de agua hirviendo y déjalo en infusión unos minutos.
  • Tómalo ante la primera molestia por la alergia.

5. Yogur natural

Los cultivos vivos que contiene el yogur natural ayudan a mejorar la actividad de la microbiota o flora bacteriana para reforzar la acción del sistema inmunitario. Sustancias como los Lactobacillus acidophilus y los bifidus se han relacionado con la disminución del riesgo de alergias. Así que considera comer yogur con regularidad dentro de tu dieta para mantenerte sano.

6. Té de alfalfa

Según creencias populares, el consumo de té de alfalfa tiene la capacidad de aliviar la sensación de ardor en los ojos y el exceso de mucosa en la nariz.

 

Ingredientes

  • 1 cucharada de alfalfa (10 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Agrega la alfalfa en una olla con agua y déjala hervir un par de minutos.
  • Déjala reposar y pásala por un colador antes de ingerirla.
  • Tómala una vez al día.

Descubre: Alfalfa: su uso contra la anemia y otras aplicaciones

7. Té de ginkgo biloba

Antiguamente se recomendaba la inhalación de vahos de una infusión de hojas de ginkgo para aliviar el asma, la bronquitis y la tos. Hoy en día, se dice que el ginkgo biloba –dadas sus propiedades medicinales– es otro de los antihistamínicos naturales que puede tenerse en cuenta para obtener el alivio.

Ingredientes

  • 1 cucharada de ginkgo biloba seco (10 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Coloca el ginkgo biloba en un cazo con agua y caliéntalo a fuego lento hasta que hierva.
  • Retíralo del fuego, pásalo por un colador y toma dos tazas al día.

¿Qué debes hacer antes de tomar estos remedios?

Antes de iniciar un tratamiento a base de plantas medicinales (infusiones, etcétera) es importante consultar con un profesional sanitario. Hay que tener en cuenta que, para que los tratamientos fitoterápicos resulten útiles, es imprescindible utilizarlos de modo racional, de allí la importancia de consultar primero con el médico.

 

Los antihistamínicos naturales –y en general los remedios caseros– NO sustituyen el tratamiento que pueda pautar el médico. En tal caso, podrían considerarse como un tratamiento coadyuvante, siempre y cuando el profesional así lo autorice.

Por ultimo, ten en cuenta que no se deben ingerir varios al mismo tiempo, ya que podría resultar contraproducente.