Reduce tus niveles de colesterol con un remedio natural

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Nelton Ramos el 7 diciembre, 2018
Este remedio natural de miel, ajo y limón es una antigua receta efectiva para reducir el colesterol. Prepáralo en tu casa y complementa con hábitos de vida saludables.

La hipercolesterolemia o colesterol alto es un problema cardiovascular que se caracteriza por la acumulación excesiva de lípidos en las arterias.

Es una de las afecciones catalogadas como “asesino silencioso”, dado que no suele manifestarse de forma contundente y, con el tiempo, genera daños importantes en el organismo.

Su aparición puede darse por un mal funcionamiento del hígado, aunque también por la mala alimentación y el sedentarismo.

Por esta razón, es primordial mejorar los hábitos dietarios, realizar actividad física y, como complemento, consumir algunos remedios de origen natural que ayudan a regularlo.

Las recomendaciones específicas incluyen las siguientes:

  • Reducir la cantidad de grasas saturadas de tu dieta a menos del 30 % de tus calorías diarias.
  • Consumir de 10 a 20 gramos de fibra soluble por día. Las fuentes pueden ser la avena, las manzanas, las frutas cítricas y las zanahorias, entre otras.
  • Aumentar la cantidad de actividad física.
  • Mantener un peso corporal saludable.

En esta oportunidad queremos compartir un preparado natural de miel, ajo y limón conocido por su poder antioxidante, depurativo y antiinflamatorio.

También lee Hipercolesterolemia familiar: todo sobre esta enfermedad genética

Remedio natural para combatir el colesterol

miel ajo y limón contra el colesterol

El remedio natural de miel, ajo y limón es un preparado antiguo que, por su concentración de propiedades, continúa vigente como una alternativa para disminuir los niveles de colesterol alto.

Estos ingredientes cuentan con propiedades antioxidantes que promueven la eliminación de los lípidos retenidos en las arterias.

La alicina, un compuesto azufrado del ajo, cuenta con un efecto vasodilatador y diurético que facilitan la reducción de este problema.

Lee también: 4 batidos para controlar tus niveles de colesterol

A su vez, actúa como antiinflamatorio y anticoagulante, por lo que disminuye la presión arterial alta y las dificultades circulatorias.

Regula el colesterol en la sangre

En conjunto con la miel y el limón se potencian sus propiedades antibióticas y antifúngicas, que resultan adecuadas para fortalecer el sistema inmunitario.

Lo más interesante es que beneficia también a otros sistemas del cuerpo, ya que cuenta con una gran cantidad de vitaminas, minerales y fibras.

Entre estos beneficios se incluye:

  • Protege el corazón y el cerebro.
  • Disminuye el riesgo de infecciones urinarias.
  • Previene la hipertensión.
  • Reduce las dificultades hepáticas.
  • Alimenta la flora bacteriana del intestino.
  • Previene las infecciones virales y bacterianas.
  • Mejora la salud oral.
  • Reduce los dolores en las articulaciones.
  • Previene el envejecimiento prematuro.

Preparación del remedio natural para reducir el colesterol

Remedio de limón, miel y ajo para bajar el colesterol

La preparación de este sencillo remedio contra el colesterol es muy sencilla y no te quitará mucho tiempo. De hecho, puedes preparar una buena cantidad para no tener que hacerlo todos los días.

También lee Combate la hipertensión y el colesterol alto con este remedio casero de jengibre y ajo

Ingredientes y utensilios

  • 10 dientes de ajo crudos
  • ½ taza de miel de abejas (150 g)
  • Jugo de 2 limones
  • Frasco de vidrio
  • Utensilio de madera

Preparación

  1. Primero, pon el frasco de vidrio a baño María y caliéntalo durante 5 minutos para esterilizarlo.
  2. Mientras, toma los dientes de ajo y córtalos en pequeñas rodajas.
  3. Luego, introduce los ajos en el recipiente y cúbrelos con la miel de abejas.
  4. Mezcla con un utensilio de madera y, enseguida, agrega el jugo de dos limones.
  5. Continúa mezclando hasta que se integren bien la miel y el limón
  6. Finalmente, sella el frasco y ponlo a reposar durante dos días.
  7. Pasado este tiempo, ya puedes consumirlo como se indica a continuación para reducir el colesterol.

Modo de uso

  • Ingiere una cucharada del remedio en ayunas.
  • Si gustas, mézclalo con media taza de agua tibia para facilitar su consumo.
  • Preferiblemente repite la dosis antes de cada comida principal.
  • Sella bien el frasco después de cada uso y consúmelo todos los días.

Si no tienes colesterol alto, puedes consumir este preparado como ayuda para mantener tus defensas activas. Pero, consume solo una cucharada en ayunas ya que si bien no suele ocasionar reacciones adversas, no debe consumirse de forma excesiva.

Y, fundamentalmente, en caso de estar tomando medicamentos, consulta al médico antes de ingerir este suplemento natural.

Aunque sus efectos no suelen darse de forma inmediata, día a día comenzarás a sentirte más saludable. Pero, debes complementar su ingesta con una dieta sana y buenos hábitos de vida.

De nada servirá tomar este producto si se siguen manteniendo las malas costumbres que influyen en la acumulación de esta grasa.