Cómo reducir el cansancio visual de forma natural

Los ejercicios oculares y una dieta adecuada pueden ser suficiente para aliviar el cansancio visual, aunque si persiste debemos acudir al especialista para prevenir problemas mayores

El cansancio visual es un síntoma que se deriva de alguna enfermedad o condición en los ojos. Por lo tanto, no se refiere en sí a una patología específica.

Agrupa varias molestas oculares que, a menudo, se originan por un sobresfuerzo ocular durante actividades de exigencia visual.

En muchos casos viene acompañado con dolores de cabeza, visión borrosa e incapacidad para mantener la concentración al realizar las tareas cotidianas.

Si bien es leve y no suele representar un problema grave, es importante tomar medidas para contrarrestarlo antes de que afecte la calidad de vida.

Considerando que muchos lo pasan por alto, a continuación queremos repasar algunas de sus causas, los síntomas y varios métodos para aliviarlo.

¡No te lo pierdas!

¿Por qué se produce el cansancio visual?

cansancio-visual

El cansancio visual se produce cuando la musculatura del ojo se debe esforzar más, sobre todo en tareas de enfoque cercano (leer, ver pantallas, etc.).

Popularmente se dice que “el ojo se cansa de ver” durante mucho tiempo, tal y como los músculos se sienten cansados al correr o esforzarse en tareas de alta exigencia.

No hay una causa exacta que lo explique, pero sí hay varios factores asociados. Los más comunes son:

  • Usar dispositivos electrónicos por tiempo prolongado.
  • Tener una mala alimentación.
  • Tener una mala calidad de sueño.
  • Esforzar los ojos en espacios con poca iluminación.
  • Realizar actividades que exigen cambios de enfoque constantes (como conducir).
  • Exponer los ojos al sol o ambientes contaminados.

Síntomas del cansancio visual

El cansancio visual se manifiesta de múltiples formas, en función de su causa y del estilo de vida de la persona. En general, este se caracteriza por causar:

  • Enrojecimiento o irritación en los ojos
  • Exceso de sequedad o, por el contrario, lagrimeo constante
  • Sensación de tener arenilla en los ojos
  • Dificultad para enfocar objetos cercanos
  • Visión borrosa
  • Cefaleas o migraña

Consejos para reducir el cansancio visual naturalmente

Para disminuir las molestias del cansancio visual no hace falta recurrir a medicamentos o terapias médicas. De hecho, solo se recomienda consultar con el especialista cuando los síntomas son recurrentes o prolongados.

A pesar que hay muchas situaciones en las que es casi inevitable sentirlo, la práctica de algunos hábitos saludables puede retrasar su aparición, o bien, contrarrestarlo.

Adoptar una alimentación saludable

comer-citricos

La alimentación es uno de los pilares más importantes para mantener una buena salud visual. Los nutrientes que se obtienen de los alimentos contribuyen a regenerar sus tejidos y evitan su deterioro prematuro.

Asegúrate de incluir en tu dieta alimentos como:

  • Zanahoria
  • Vegetales de hojas verdes
  • Frutos cítricos
  • Pescado azul
  • Semillas y frutos secos
  • Legumbres
  • Bananas
  • Fresas
  • Arándanos

Adicional a esto, procura limitar el consumo de grasas saturadas, azúcares y sodio. Esta variedad de comidas produce dificultades circulatorias que, de algún modo, interfieren en la salud visual.

Utilizar plantas medicinales

La aplicación de algunos remedios con plantas medicinales puede mejorar la circulación de los ojos para disminuir la inflamación y la sensación de cansancio.

Algunos de estos tratamientos se emplean de forma interna. No obstante, varios se pueden aplicar externamente para un alivio más rápido.

No dudes en utilizar:

  • Compresas con infusión de manzanilla
  • Compresas frías con infusión de ortiga
  • Enjuagues con agua de hamamelis
  • Compresas con infusión de hinojo
  • Compresas frías con infusión de caléndula

Hacer ejercicios oculares

ejercicio-ocular-2

Los ejercicios oculares son actividades de fortalecimiento y relajación que, mediante movimientos y masajes, mejoran la circulación en la zona para disminuir la visión borrosa, el ardor y otras molestias propias de la fatiga visual.

Lo ideal es ponerlos en práctica durante la jornada laboral, incluso cuando no hay síntomas, ya que reducen el esfuerzo ocular y contribuyen a prevenir afecciones visuales de mayor cuidado.

Los ejercicios recomendados son:

  • Parpadear a diferentes ritmos
  • Cerrar los ojos y relajarlos
  • Cubrir los ojos con las manos y masajearlos con las yemas de los dedos
  • Cerrar los ojos y luego despegar suavemente el parpado superior
  • Mover los ojos en círculos
  • Fijar varios puntos y realizar un ejercicio de enfoque en cada uno
  • Observar la punta de la nariz
  • Fijar el enfoque en un elemento pequeño
  • Hacer una escritura imaginaria con los ojos

¿Experimentas los síntomas de cansancio visual? Ten en cuenta que, además de seguir las recomendaciones dadas, es importante que te tomes un tiempo para descansar.

Si continuas esforzando la vista por mucho tiempo, pese a sentir molestias, la situación puede empeorar y puede ser más difícil de tratar.

Busca un ambiente relajado, preferiblemente oscuro, y relaja tus ojos.

 

 

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar