8 maneras de reducir el riesgo de padecer de varices

Maria · 19 febrero, 2013 · Última actualización: 5 febrero, 2019 5 febrero, 2019
Para aliviar las molestias o prevenir la aparición de las varices podemos darnos baños de agua fría y masajes ascendentes de los tobillos a los muslos para favorecer la circulación

Las varices son venas que se dilatan como consecuencia de un mal funcionamiento del retorno venoso de la sangre. Es decir, son producto de dilataciones venosas que no han podido retornar de manera eficaz la sangre al corazón. Es lo que también se conoce como una insuficiencia venosa.

Por eso, más allá de la preocupación estética que puedan causar, también existe un trasfondo patológico importante. De no cuidarnoslas de manera adecuada, pueden hacer de nuestra salud y día a día una verdadera tortura. Si no quieres que te cause verdaderos problemas… ¡Presta atención!

Es cierto que hay personas que tienen una cierta predisposición genética a sufrirlas. De hecho, son mucho más comunes en las mujeres que en los hombres. Pero además de este factor biológico heredado, también existen otra serie de factores de riesgo que las causan.

La buena noticia es que los podemos minimizar o incluso eliminar con ciertas recomendaciones. Por eso, a continuación os proponemos una serie de cuidados que es recomendable que hagáis si padeceis de esta condición. 

Mantén una dieta sana

Los principales condicionantes de la aparición de varices son de tipo metabólico y cardiovascular. En concreto, los causantes elementales son la obesidad, la hipertensión y el colesterol elevado.

Todos ellos se pueden controlar, total o parcialmente, con una dieta sana y equilibrada. Mediante este control alimentario lograrás controlar la hipercolesterolemia y la hipertensión, además de alcanzar un peso óptimo, que debe ser uno de los principales objetivos.

Haz ejercicio físico

La práctica diaria de deporte también nos ayudará a evitar los condicionantes anteriores. Además, ayuda directamente a prevenir las varices porque estimula la circulación sanguínea de las piernas, que es la zona donde principalmente aparecen. Correr, caminar, nadar o ir en bicicleta son las actividades más recomendadas.

Basta con ejercitar esta parte del cuerpo durante media hora al día para notar su efecto. Recuerda que nunca es tarde para activar las piernas, ya que cuanto antes lo hagas, antes te beneficiarás de sus ventajas.

caminar-para-las-varices

Cambia de postura frecuentemente

Debemos evitar permanecer mucho tiempo en la misma postura sin movernos. Tan perjudicial es estar muchas horas de pie, como sentado. Procura levantarte cada media hora aproximadamente y dar pequeños paseos. Esto liberará no solo tu cuerpo, sino también tu mente.

Además del ejercicio recomendado anteriormente, al final del día, puedes estar un rato con los pies en alto para evitar la sobrecarga de las piernas. De la misma manera, cuando estemos sentados, es preferible no cruzar las piernas.

Cuidado con ponerte demasiado tacón

Seguro que en más de una ocasión te has puesto unos zapatos de tacón que te has tenido que quitar antes de finalizar la noche. Cuidado con el calzado que usamos, ya que nos puede perjudicar. No solo por las rozaduras, sino por la sobrecarga que se genera en nuestras piernas. El tacón adecuado del calzado es de 3 o 4 centímetros. Una mayor altura o un calzado plano no se recomiendan.

Alza las piernas en la cama

En la cama, es muy recomendable mantener las piernas un poco elevadas, por encima del nivel del corazón, para ayudar al retorno de la sangre al mismo.

Sé cauto con el calor

Las fuentes de calor directas o la exposición continuada al sol se desaconsejan, así como los baños con agua muy caliente. Es preferible una temperatura moderada o fría.

De hecho, una práctica que ayuda a prevenir la aparición de varices o su progreso y también alivia las molestias que ocasionan, son los baños con agua fría. También los masajes en las piernas desde los tobillos al muslo con una crema hidratante o con un preparado de aloe vera.

Se recomienda el uso de medias comprensivas que están diseñadas para ejercer presión en tobillos y pantorrillas y así, favorecer el retorno venoso; pero las prendas de vestir muy ajustadas se desaconsejan.

varices

Con estos consejos conseguirás evitar la aparición de las varices. O, en su defecto, retrasar su aparición y progreso. No obstante, si empiezan a ocasionarnos molestias y dolores o son muy evidentes, es recomendable consultar al médico para evitar complicaciones.

Imagen cortesía de hollaBackpackers, Cornelia Koppy y Locus Research

https://mejorconsalud.com/5-alternativas-para-tratar-las-varices/