¿Cómo reducir la piel de naranja con ejercicios? Realiza estas 5 actividades

Para reducir la piel de naranja es muy importante combinar la actividad física con masajes localizados y la aplicación de cremas que nos ayuden a reafirmar la piel

¿Quieres reducir la piel de naranja de manera natural? Cuando el tejido graso se va acumulando debajo de la piel aparece este problema estético con un aspecto similar al de la peladura de esta fruta. Para ponerle fin podemos recurrir a algunos ejercicios muy efectivos.

Descubre en este artículo de qué manera puedes reducir la piel de naranja con una rutina de actividades sencilla pero efectiva. Con constancia y algunos buenos consejos lograrás resultados positivos y tus piernas lucirán espectaculares en poco tiempo. 

La piel de naranja

La piel de naranja no es lo mismo que la celulitis, aunque a menudo se suelen confundir. A medida que la grasa subcutánea se acumula, esta hace presión y sobresale. El aspecto que causa es el de una piel irregular con una serie de pequeños bultos que empeoran con el paso del tiempo si no le ponemos remedio. La zona más frecuente son las cartucheras en las mujeres.

Aunque influyen las cuestiones genéticas y la edad, también hay otros factores que sí podemos mejorar, como la alimentación y el ejercicio. Además, también podemos evitar los malos hábitos como el tabaco o el alcohol, ya que estos dificultan la oxigenación y empeoran el problema.

Ejercicios para reducir la piel de naranja

1. Saltar a la comba

Para empezar, el primer ejercicio que proponemos es muy sencillo y lo conocemos desde que éramos niñas. Saltar a la comba es un excelente método para activar el metabolismo y quemar grasa, en especial en las piernas.

Es muy completo y podemos realizarlo en cualquier lugar y en cualquier momento. Solamente necesitamos una cuerda.

Para reducir la piel de naranja debemos combinar diferentes métodos:

  • Uno de ellos consiste en eliminar el exceso de grasa que se acumula en los muslos y los glúteos con ejercicios aeróbicos.
  • Saltar a la comba 10 0 15 minutos al día, de una sola vez o en 3 veces, nos ayuda a lograr nuestro objetivo.
saltar a la comba para reducir la piel de naranja

2. Zancadas

En segundo lugar, necesitamos un ejercicio para tonificar y fortalecer. Con las zancadas lograremos, de manera gradual, transformar la grasa en músculo. De este modo, podremos prevenir y reducir la piel de naranja en las piernas de manera definitiva.

¿Cómo hacerlo?

  • Dar un paso hacia delante con una de las piernas.
  • Flexionar la rodilla delantera mientras la rodilla trasera llega casi hasta el suelo.
  • Mantener la espalda recta.
  • Hacer lo mismo con la otra pierna.
  • Podemos hacerlas con o sin peso.

3. Bicicleta en la cama

Por último, el tercer ejercicio que proponemos lo haremos en la cama, por la mañana y al acostarnos. Deberemos tumbarnos y levantar las piernas hacia arriba. El ejercicio consiste en realizar el movimiento del pedaleo como si estuviéramos encima de una bicicleta. 

Con este sencillo movimiento logramos activar la circulación de las piernas. Al hacerlo en una posición invertida, combatimos la pesadez de piernas y logramos un gran alivio. De este modo, la sangre llega con más facilidad a la zona afectada y facilitamos su mejoría.

Técnicas complementarias

1. Cepillado en seco

La técnica del cepillado en seco es ideal para reducir la piel de naranja, la celulitis y las varices. Además, también mejora el aspecto y la textura de la piel y proporciona un gran alivio a las piernas cansadas. Por último, también combate la hinchazón y la retención de líquidos.

¿Cómo lo hacemos?

  • En primer lugar, el movimiento debe ser siempre de abajo hacia arriba.
  • Empezar por los pies e ir subiendo por el exterior y el interior de las piernas.
  • Podemos hacer solamente las piernas o bien llegar hasta el cuello.
  • Recomendamos hidratar bien la piel después del cepillado en seco.
  • Se puede hacer cada día o, al menos, 3 veces por semana, para reducir la piel de naranja.
cepillado en seco para reducir la piel de naranja

2. Masajes con aceites

Una vez nos hemos cepillado las piernas podemos completar nuestro tratamiento natural con un buen masaje. Si queremos potenciar sus efectos, podemos usar el siguiente preparado. De este modo, activaremos todavía más la circulación y la quema de grasa en los muslos y los glúteos.

Ingredientes

  • 5 gotas de aceite esencial de romero
  • 4 cucharadas de aceite de coco (60 g)
  • 5 gotas de aceite esencial de enebro
  • 5 gotas de aceite esencial de pomelo

Preparación

  • Mezclar los ingredientes y utilizar para masajear las piernas.

¡Prueba estos ejercicios y técnicas y sorpréndete con los resultados positivos que notarás en menos de un mes!