Cómo reducir la producción de grasa de tu cutis con 5 tónicos naturales - Mejor con Salud

Cómo reducir la producción de grasa de tu cutis con 5 tónicos naturales

Si tenemos el cutis sensible es conveniente probar antes el tónico en una zona determinada para verificar que no nos provoca reacciones secundarias y que es apto para nuestra piel

La producción excesiva de grasa en el cutis es un problema que, si bien no es grave, hace que la piel se vea sucia y con un aspecto brillante.

Su aparición indica el descontrol en la actividad de las glándulas sebáceas y, en ocasiones, tiene que ver con desequilibrios hormonales.

Lo más preocupante para quienes lo padecen es que existe el riesgo permanente de desarrollar imperfecciones, dado que los poros se obstruyen con el sebo y las células muertas.

Por esta razón es muy importante tratar de regularlo, mejorando los hábitos alimenticios y usando productos externos como los tónicos faciales.

Estos están compuestos por ingredientes que disminuyen el exceso de grasa, limpiando los poros y evitando molestias como los puntos negros.

Si bien hay opciones comerciales para todos los gustos, también los podemos preparar en casa a partir de algunos ingredientes naturales.

¿Te interesa?

1. Tónico de vinagre blanco y agua de rosas

recetas con agua de rosas

El tónico de vinagre blanco y agua de rosas es una solución natural con propiedades astringentes que remueven los restos de sebo acumulados en la piel.

Su uso regular controla la segregación de grasa y evita la aparición de acné y espinillas.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de vinagre blanco (5 ml)
  • ¼ de taza de agua de rosas (62 ml)

Preparación

  • Agrega la cucharadita de vinagre blanco en el agua de rosas y remuévela para que se integre bien.

Modo de aplicación

  • Humedece un paño o trozo de algodón con el tónico y aplícalo por todas las áreas del rostro.
  • Déjalo absorber sin enjuagar y repite su uso todas las noches.

¿Quieres conocer más? Lee: 5 recetas con agua de rosas para embellecer tu rostro

2. Tónico de pepino y té verde

Al combinar el poder astringente del pepino con los antioxidantes del té verde podemos conseguir un tónico natural que minimiza la producción excesiva de sebo y los efectos negativos causados por los radicales libres sobre la piel.

Ingredientes

  • ½ taza de agua (125 ml)
  • 1 cucharada de té verde (10 g)
  • ½ pepino

Preparación

  • Pon a hervir una taza de agua y, cuando rompa en ebullición, añádele el té verde.
  • Mientras se enfría, licúa medio pepino para obtener su zumo natural.
  • Luego, cuela el té y mézclalo con el zumo de pepino.

Modo de aplicación

  • Frota el tónico por todo el rostro y déjalo actuar 20 minutos.
  • Enjuaga con agua fría y repite su uso cada noche.

3. Tónico de caléndula

Calendula

La caléndula es una planta con múltiples beneficios para la salud del cutis.

En primer lugar, tiene efectos astringentes que disminuyen la retención de grasa en los poros.

También es antibacteriana y ayuda a limpiar la superficie cutánea para evitar problemas como el acné.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de flores de caléndula (10 g)

Preparación

  • Calienta una taza de agua y, cuando hierva, viértele las flores de caléndula.
  • Déjala a fuego bajo durante 3 minutos y, luego, espera que repose a temperatura ambiente.

Modo de aplicación

  • Rocía el líquido sobre la piel del cutis y déjalo actuar, sin enjuagar.
  • Úsalo todas las noches antes de acostarte.
  • Almacena el producto restante el refrigerador.

Visita este artículo: La caléndula y sus beneficios para la salud

4. Tónico de zarzamora

El poder astringente y antiinflamatorio de la zarzamora se puede emplear para tonificar las pieles grasosas y con tendencia al acné.

Sus nutrientes penetran a través de los poros y disminuyen la flacidez.

Ingredientes

  • 1 cucharada de zarzamora seca (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Añade la cucharada de zarzamora seca en una taza de agua hirviendo.
  • Deja que la infusión repose 20 minutos y cuélala.
  • Introdúcela al refrigerador un par de horas o hasta que esté bien fría.

Modo de aplicación

  • Sumerge un trozo de algodón en el tónico y frótalo por todo el rostro.
  • Déjalo actuar sin enjuagar y úsalo todas las noches antes de acostarte.

5. Tónico de aloe vera

Jugo de aloe vera

La planta de aloe vera tiene compuestos que regulan la producción de grasa en la piel y, de paso, crean una barrera protectora contra las infecciones y agresiones externas.

El gel es un refrescante natural que, además de hidratar, cura heridas y quemaduras.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de aloe vera (45 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)
  • 4 cubos de hielo

Preparación

  • Incorpora todos los ingredientes en la licuadora y procésalos hasta obtener un producto líquido.

Modo de aplicación

  • Frota la loción en la piel del rostro con ayuda de un paño o trozo de algodón.
  • Déjalo absorber sin enjuagar y repite su uso cada noche.

Como puedes ver, preparar tus propios tónicos es muy fácil y tiene muchos beneficios para el cutis.

Elige la receta que más te guste e inclúyela en tu rutina de belleza diaria.