Cómo reducir la sudoración en los pies con 5 remedios caseros

Además de recurrir a estos remedios naturales, para evitar la sudoración en los pies y el mal olor es fundamental seguir una higiene adecuada y lavarlos y secarlos bien a diario

La sudoración excesiva en los pies, también conocida como hiperhidrosis, es un incómodo síntoma que puede producirse por cambios en la actividad hormonal, uso de calzado inapropiado o estrés.

Es un problema común en la población que, aunque no es grave, puede conducir a la aparición de infecciones por hongos y malos olores. Esto es debido a que la humedad se une con el calor generado por los zapatos, creando un ambiente adecuado para la proliferación excesiva de microorganismos.

Si bien es una situación que se puede evitar con el uso de antitranspirantes comerciales, en ocasiones se requieren tratamientos adicionales para neutralizarlo por completo.

Por fortuna, hay varios remedios caseros que, combinando ingredientes naturales, brindan un efecto protector mientras ayudan a reducir la humedad y el mal olor. A continuación te queremos compartir los 5 mejores para que no dudes en probarlos cuando te enfrentes a este molesto problema.

1. Infusión de romero, menta y salvia

planta de romero

Combinando las propiedades astringentes y antibacterianas del romero, la menta y la salvia podemos obtener un producto natural para ayudar a disminuir el exceso de sudor en los pies y, de paso, erradicar el mal olor.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 2 cucharadas de romero (20 g)
  • 1 cucharada de hojas de menta (10 g)
  • 1 cucharada de salvia (10 g)

Preparación

  • Primero, pon a calentar el agua y, cuando alcance su punto de ebullición, agrégale las hierbas.
  • Luego deja que repose 15 minutos y cuélala.

Modo de uso

  • Primero, vierte la infusión en una tina pequeña o barreño y luego sumerge los pies durante 20 minutos.
  • Sécalos al finalizar el tratamiento

Se recomienda repetir su uso, por lo menos, 3 veces a la semana.

Visita este artículo: Tónico capilar con romero, canela, ortiga y miel de abeja

2. Té negro

El ácido tánico que contiene el té negro ayuda a regular el pH de la piel de los pies, evitando la humedad y el crecimiento excesivo de hongos y bacterias.

Su aplicación en baños puede ayudar a disminuir los malos olores. Además, ayuda a crear una capa protectora contra las infecciones que causan grietas y acumulación de piel muerta.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de té negro (30 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Incorpora el té negro en el agua hirviendo y luego déjalo reposar 15 minutos.
  • Por último, filtra la bebida con un colador y viértela en un recipiente.

Modo de uso

  • Sumerge los pies en la infusión y déjalos 20 minutos.
  • De modo opcional, también se puede aplicar el tratamiento con un spray.

Se recomienda repetir su uso 2 o 3 veces a la semana.

3. Bicarbonato de sodio

bicarbonato de sodio para el olor de pies

El bicarbonato de sodio es un ingrediente astringente y antiséptico que ayuda a neutralizar la sudoración excesiva de los pies mientras elimina la presencia de hongos o agentes infecciosos. Su uso ayuda a equilibrar el pH de la piel en esta zona del cuerpo y, gracias a esto, impide que se generen olores desagradables.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g)
  • 3 tazas de agua (750 ml)

Preparación

  • Primero, calienta las tazas de agua, sin dejarlas hervir, y luego viértelas en un recipiente.
  • A continuación, agrega el bicarbonato de sodio y remuévelo para que se diluya.

Modo de uso

  • Pon los pies en remojo durante 20 minutos y sécalos bien.
  • De modo opcional, agrega un poco de bicarbonato en el calzado y luego déjalo actuar, por lo menos, 12 horas.

Se recomienda utilizarlo mínimo 3 veces a la semana.

4. Almidón de maíz y aceite de coco

Una crema natural elaborada con almidón de maíz y aceite de coco nos ayuda a controlar el exceso de humedad en los pies y, de paso, hidrata la piel y deja una sensación de suavidad y limpieza. Estos ingredientes alteran el ambiente que necesitan los microbios para proliferarse y, debido a esto, son idóneos para evitar olores fuertes.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de almidón de maíz (20 g)
  • 3 cucharadas de aceite de coco (45 g)

Preparación

  • Combina el almidón de maíz con el aceite de coco hasta conseguir una pasta cremosa.

Modo de aplicación

  • Frota el tratamiento sobre los pies y luego déjalo actuar 20 minutos.
  • Por último, enjuaga y seca bien.

Se aconseja utilizarlo más de 3 veces a la semana.

¿Quieres conocer más? Lee: Alivia los dolores musculares con esta pomada antiinflamatoria de aceite de coco

5. Aceite esencial de árbol de té

aceite de arbol de te en frasco

Conocido por su poder antimicrobiano y astringente, el aceite esencial de árbol de té es otra de las alternativas naturales para controlar la hiperhidrosis que afecta a la salud de los pies. Tiene propiedades antitranspirantes y antifúngicas que, además de evitar la humedad excesiva, previenen el crecimiento de hongos y gérmenes. Con todo, es importante no aplicarlo directamente sobre la piel. Además, se debe usar rebajado con agua, ya que es uno de los bactericidas más potentes que existen.

Ingredientes

  • 3 tazas de agua (750 ml)
  • 1 cucharada de aceite esencial de árbol de té ( 15 g)

Preparación

  • Primero, pon a calentar las tazas de agua y, cuando alcancen una temperatura soportable para la piel, agrégale el aceite de árbol de té.
  • A continuación, pon la solución en un barreño o recipiente amplio.

Modo de aplicación

  • Sumerge los pies durante 15 o 20 minutos y luego sécalos.

Se recomienda repetir el remedio 2 o 3 veces a la semana.

¿Sientes tus pies húmedos cuando usas tus zapatos favoritos? ¿Percibes un olor desagradable? Si es así, ten en cuenta alguno de los remedios mencionados ya que pueden ayudarte a combatir este síntoma para que no te genere molestias mayores.