¿Cómo reducir el dolor de un calambre en la pierna?

30 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el médico Carlos Fabián Avila
Un calambre es una de las molestias más comunes que las personas pueden llegar a experimentar. Sobre todo, cuando llevan un estilo de vida sedentario y poco saludable.

Un calambre en una pierna es una de las molestias más comunes que pueden experimentar las personas en algún momento de su vida. Sin embargo, puede ser especialmente frecuente en personas que llevan un estilo de vida sedentario, sufren de obesidad o sobrepeso, o tienen problemas cardiovasculares.

También es posible que, en ciertos momentos, lo experimenten los deportistas, las mujeres embarazadas y las personas que tienen alteraciones electrolíticas en el organismo.

A diferencia de lo que se suele creer, un calambre no es lo mismo que una agujeta y, por lo tanto, no son sinónimos.

No se deben hacer flexiones, puesto solo hace que la zona se contraiga más. En cambio, lo que siempre hay que hacer es buscar la relajación del músculo implicado.

Tips para reducir el dolor de un calambre

Practicar actividad física todos los días puede contribuir significativamente con la salud de todo el organismo en líneas generales, pero también con la disminución de los calambres (en cuanto a frecuencia e intensidad).

Sería recomendable que, además de caminar, bailar, nadar, trotar o realizar cualquier otra actividad de tu preferencia, realizaras los siguientes ejercicios en tu casa.

1. Masajear

Masajear las piernas para reducir el dolor de un calambre

No importa la parte del cuerpo que está acalambrada. Los masajes pueden ser de mucha ayuda para reducir el dolor de un calambre y la incapacidad para continuar nuestras actividades. A su vez estimulan el flujo de sangre en el área afectada y calman las molestias.

Trata de estirar gradualmente los músculos para que se relajen. Puedes hacer los masajes con las manos o bien ayudarte con algún elemento, como por ejemplo, una pelota de tenis o un rodillo.

Descubre: Consejos para dar masajes relajantes

2. Caminar

En lugar de quedarte quieto, sin hacer absolutamente nada, lo más recomendables es intentar –poco a poco– dar unos cuantos pasos para activar el flujo de la sangre y así obtener el alivio. Da tantos pasos como desees, lo importante es no forzar demasiado el ritmo. Ve despacio hasta que consigas caminar a tu “paso normal”.

3. Aplicar calor

Si tienes una de esas almohadillas térmicas puedes usarlas cuando aparezca un calambre. No lo apliques más de 15 minutos. También puedes usar una compresa calentada en el microondas o una toalla mojada con agua caliente.

Tomar una ducha tibia (lo más caliente que se pueda soportar) es una excelente técnica también para reducir el dolor de un calambre. Trata de que el agua caiga bien en el área afectada. Moja por unos 5 minutos.

4. Adoptar una postura cómoda

Si el calambre se produce por estar sentado frente al ordenador en la misma posición durante horas trata de moverte un poco y que el área afectada no esté flexionada. Ponte de pie, estira la pierna, recuéstate en un sofá o tira hacia atrás la silla, etc.

5. Elevar las piernas

Elevar las piernas para reducir el dolor de un calambre

Este truco para reducir el dolor de un calambre sirve para los calambres cuando se producen durante la noche (cuando estamos durmiendo). Coloca un cojín o algo de ropa por debajo de las pantorrillas para que estén más elevadas que el resto del cuerpo.

Trata de dormir así todos los días. Además, si eres propenso a los calambres nocturnos te recomendamos que antes de acostarte hagas el siguiente ejercicio:

  • Acuéstate con la cabeza en los pies de la cama.
  • Levanta las piernas y apoya los talones en la pared que está detrás de la cabecera.
  • Mantén unos minutos (lo máximo que puedas soportar) para que la sangre vuelva a circular.

Elevar las piernas puede ser útil cuando la causa del síntomas son várices avanzadas, sugiero mencionarlo.

¿Cómo evitar la aparición de un calambre?

Tomar agua para reducir el dolor de un calambre

Más allá de los ejercicios o técnicas para reducir los dolores provocados por un calambre deberías prestar atención a los siguientes consejos que evitan su aparición:

  • Mantenerse bien hidratado: a lo largo del día hay que asegurarse de beber suficiente cantidad de agua en función de la sed, incluso en verano.
  • Usar la ropa adecuada: las prendas de ropa demasiado ajustadas impiden la circulación y solo consiguen causar molestias.Por otra parte, el calzado siempre debe ser cómodo, acolchado, tener soportes para el arco de la planta y permitir que el pie se mueva cómodamente. Los calcetines no deben presionar demasiado las pantorrillas.
  • Evitar permanecer mucho rato en la misma postura: durante las horas de trabajo levántate del escritorio, camina un poco por la oficina, usa las escaleras en lugar del elevador, etc. Además, aprovecha los tiempos “muertos” para dar unos cuantos pasos, estirarte y ponerte en movimiento.
  • Abandonar definitivamente el sedentarismo y mantener un estilo de vida activo y saludable. 

Si tienes dudas acerca de cómo reducir el dolor de un calambre en una pierna, lo más recomendable es que consultes con tu médico.

Mientras tanto, aplica estos consejos y verás como mejorará el dolor causado por los calambres. Además recuerda tomar agua y mantener tu cuerpo activo con algún ejercicio para reducir la aparición de esos tirones dolorosos.

  • Miller, T. M., & Layzer, R. B. (2005). Muscle cramps. Muscle and Nerve. https://doi.org/10.1002/mus.20341
  • Armstrong, S., & Cross, T. (2013). Exercise-associated muscle cramps. Medicine Today.
  • Minetto, M. A., Holobar, A., Botter, A., & Farina, D. (2013). Origin and development of muscle cramps. Exercise and Sport Sciences Reviews. https://doi.org/10.1097/JES.0b013e3182724817
  • Schmidt, F. P., & Körber, K. (2014). Efficacy of a massage roller combined with cooling lotion in the prevention of calf muscle cramps. Phlebologie. https://doi.org/10.12687/phleb2167-2-2014
  • M., L. F., H.D., K., & S., K. (2012). Treatment of muscle cramps: Neurologist practice patterns. Canadian Journal of Neurological Sciences.
  • Hawke, F., Chuter, V., Walter, K. El, & Burns, J. (2012). Non-drug therapies for lower limb muscle cramps. Cochrane Database of Systematic Reviews. https://doi.org/10.1002/14651858.CD008496.pub2