Reflujo gastroesofágico: ¿cómo calmar sus síntomas con cambios en la dieta?

Antonella Grandinetti · 4 marzo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 28 febrero, 2019
El reflujo gastroesofágico se evidencia con acidez y regurgitación. Si padeces estos síntomas, seguramente sea recomendable modificar tu dieta y hábitos generales.

La dieta para reflujo gastroesofágico no es igual a cualquier otra dieta equilibrada. Para calmar los síntomas de esta enfermedad es necesario evitar determinados alimentos que la exacerban.

En este artículo, te contaremos cuáles son los cambios que debes realizar para sentirte mejor y evitar las principales molestias generadas por el reflujo gastroesofágico.

¿Qué es el reflujo gastroesofágico?

Esquema del reflujo gastroesofágico
Cuando la parte inferior del esófago no cierra bien, los ácidos del estómago pueden subir y regresar al esófago.

El reflujo gastroesofágico se produce cuando el músculo al final del esófago -tubo que transporta los alimentos desde la boca hasta el estómago- no cierra adecuadamente. Por este motivo, los ácidos del estómago pueden subir hacia el esófago, irritándolo.

Si padeces esta enfermedad, seguramente sientas acidez, un ardor en la garganta. Sentir el líquido del estómago en la parte posterior de la boca (regurgitación), padecer de tos seca o tener problemas para tragar forman también parte de la sintomatología del reflujo gastroesofágico.

Para calmar estos molestos síntomas puedes:

  • Comer porciones pequeñas durante las comidas.
  • Evitar las comidas muy condimentadas, grasas o ácidas.
  • Llevar una dieta para reflujo gastroesofágico.
  • No beber alcohol.
  • Perder peso, en caso de tener sobrepeso.

Dieta para reflujo gastroesofágico

Para mejorar los síntomas generados por esta enfermedad no solamente es necesario llevar una alimentación saludable y equilibrada, sino también evitar alimentos irritativos. A continuación te damos algunos consejos.

1. Dieta equilibrada

Mujer comiendo una ensalada
Una dieta a base de verduras y frutas puede ayudarte a disminuir las molestias del reflujo.

El médico te aconsejará adaptar tus hábitos alimenticios, de manera que consumas cada día las cantidades adecuadas de verduras y frutas, así como también de cereales y legumbres.

Los vegetales aportan vitaminas y minerales a la vez que son bajos en grasas y azúcares. Buenas opciones para reducir la acidez son los espárragos, la coliflor, el brócoli, las patatas y los pepinos.

Dentro de las frutas, te aconsejamos evitar los cítricos que pueden generar acidez, así como también el tomate. Mejor come bananas, manzanas, peras y melones.

Entre los cereales destaca la avena. Escoge variedades de grano entero y sin agregado de azúcar, no sólo obtendrás fibra para tu organismo sino que verás cómo ayuda a reducir la acidez estomacal. También puedes optar por arroz y panes de grano entero.

2. Evita el café

El café es uno de los alimentos que debes eliminar de tu dieta para reflujo gastroesofágico porque es irritativo y puede aumentar la acidez del estómago. En su lugar, te proponemos beber infusiones: tomillo, naranjo, lúpulo o manzanilla.

3. Realiza 5 comidas al día

Al realizar cinco comidas al día, comerás en menores cantidades. De esta manera, evitarás sobrecargar el estómago y minimizarás las posibilidades de que los alimentos vuelvan desde él hasta el esófago.

4. Nada de comidas picantes

Los condimentos como el pimentón picante, la guindilla, el vinagre, la pimienta de cayena y el curry irritan las mucosas del estómago, exacerbando la acidez.

5. Aumenta el consumo de Omega 3 y Omega 6

Los ácidos grasos Omega 3 y Omega 6 tienen cualidades antiinflamatorias que pueden ayudar a desinflamar las mucosas de tu estómago. Aprovecha para ingerir pescados y mariscos, siempre evitando las frituras y optando por cocciones saludables.

No te pierdas: Todo acerca de los ácidos grasos omega 3

6. No comas fritos

Alimentos fritos
Las comidas fritas y picantes pueden generar acidez.

Los alimentos fritos y grasos deben eliminarse de la dieta para reflujo gastroesofágico. Las comidas grasas dificultan la digestión, obligando al estómago a trabajar más y produciéndose mayor cantidad de ácido. Elige otra clase de cocciones: al vapor, hervido, al horno, al microondas o en papillote.

7. Consume poco líquido en las comidas

Bebe líquido durante el día pero no durante las comidas (o bebe poco). Así, evitarás llenar el estómago a su máximo y sobrecargarle. Recuerda que el agua debe ser la bebida de preferencia, frente a refrescos y zumos que también son considerados irritantes.

8. Escoge lácteos descremados

Como ya hemos dicho, la grasa dificulta la digestión, pudiendo exacerbar los síntomas del reflujo. Consume mejor yogures, leches y quesos desnatados. Su digestión será menos trabajosa para tu organismo.

9. Evita hacer ejercicio tras la comida

El deporte tras una comida puede favorecer la aparición del reflujo gastroesofágico. Si practicas deporte, intenta realizarlo pasadas dos horas del momento de la ingestión de alimentos.

10. Cena mínimo dos horas antes de irte a dormir

La posición tumbada puede exacerbar los síntomas del reflujo gastroesofágico. Cena temprano para permitirle a tu organismo hacer la digestión antes de acostarte. Asimismo, puedes dormir con almohadas altas que te permitan tener la cabeza más alta que el cuerpo para disminuir molestias.

11. No fumes

beneficios de dejar de fumar
El tabaco puede irritar tu estómago y generarte reflujo gastroesofágico.

El tabaco no es un alimento pero también puede actuar como un agente irritativo. Si tienes síntomas de reflujo gastroesofágico y fumas, te recomendamos renunciar al tabaco por tu salud y comodidad.

12. Consume grasas saludables

El aceite de oliva, sésamo o girasol, los aguacates, las nueces y las semillas de lino aportan grasas saludables al organismo. Consume estos alimentos en ensaladas, tostadas y toda clase de platos.

Quizá te interese: Grasas monoinsaturadas, ¿son recomendables en la dieta?

13. Adiós chocolate y goma de mascar

Uno de los ingredientes del chocolate es la metilxantina, componente que ayuda a relajar el músculo liso y aumenta la posibilidad de reflujo. La goma de mascar, así como también los dulces con sabor a menta pueden generar acidez.

14. Consume jengibre

El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudarte a aliviar los malestares del reflujo gastroesofágico. Puedes consumirlo como condimento de tus comidas o preparar una infusión de jengibre.

Consulta con tu médico cuál es la mejor dieta para reflujo gastroesofágico de acuerdo a tus necesidades nutricionales y calóricas. Él te guiará en el camino para lograr calmar tus síntomas.

  • National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. Acid Reflux (GER & GERD) in Adults. https://www.niddk.nih.gov/health-information/digestive-diseases/acid-reflux-ger-gerd-adults
  • International Foundation for Gastrointestinal Disorders. (2017). Diet Changes for GERD. https://www.aboutgerd.org/diet-lifestyle-changes/diet-changes-for-gerd.html
  • Kubo, A., Block, G., Quesenberry, C. P., Buffler, P., & Corley, D. A. (2009). Effects of Dietary Fiber, Fats, and Meat Intakes on the Risk of Barrett’s Esophagus. Nutrition and Cancer, 61(5), 607–616. https://doi.org/10.1080/01635580902846585
  • Mayo Clinic. Enfermedad por reflujo gastroesofágico. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/gerd/symptoms-causes/syc-20361940