Un regalo de la naturaleza: el aceite de albaricoque

Valeria Sabater · 7 abril, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médica Karla Henríquez el 5 diciembre, 2018
El aceite de albaricoque es una opción perfecta para las personas que tienen la piel sensible. Como se absorbe al instante, podemos aplicarlo después de la ducha y después secarnos normalmente.

Si buscas un tratamiento para mejorar el aspecto de tu cabello y piel, no lo dudes: prueba el aceite de albaricoque. Se obtiene sometiendo a presión la propia semilla de la fruta, de forma que logran concentrar una alta cantidad de nutrientes adecuados para cabellos secos y maltratados, y para ayudar a tratar algunos problemas de la piel asociados a la edad, a las quemaduras del sol o la simple sequedad.

Si bien es cierto que este aceite tiene su origen en Armenia, a día de hoy podemos encontrar aceite de albaricoque en cualquier tienda natural o tienda de belleza especializada.

A continuación, te invitamos a conocer más datos sobre este regalo de la naturaleza.

El rey de los tratamientos para el cabello y la piel: el aceite de albaricoque

albaricoque (1)
En nuestros rituales de belleza estamos acostumbradas, en ocasiones, a invertir bastante dinero. Tratamientos para alisar el cabello, para darle brillo o aportarle mayor sedosidad.

¿Y qué podemos decir de nuestra piel? Tenemos una crema para hidratar, otra para nutrir, otra para luchar contra el envejecimiento. ¡Son muchas cosas!

El aceite de albaricoque presenta varias propiedades, resulta un «dos en uno» muy adecuado para cuidar de nuestra piel y nuestro cabello, de ahí que valga la pena tenerlo siempre en casa.

Toma nota de todo lo que puede hacer por nosotras:

Descubre también 16 aceites esenciales que cuidan de tu cuerpo

1. Mayores beneficios que el aceite de almendras.

Todas conocemos las grandes virtudes del aceite de almendras. Ahora bien, el aceite que se obtiene de la semilla del albaricoquero tiene aún más nutrientes:

  • Mayor contenido de carotenoides.
  • Dispone de ácido linoleico y Omega 6.
  • Vitamina A, B, C, E.
  • Contiene potasio y magnesio.

 

2. Cuida de cualquier tipo de pieles

El aceite de albaricoque, además de oler de una forma deliciosa, es un recurso perfecto no solo para nosotras, sino para toda la familia. Te explicamos por qué:

  • Este aceite se absorbe al instante, no deja la piel pegajosa y es muy adecuado aplicarlo en nuestro cuerpo, por ejemplo, después de la ducha. Nos deja una piel tersa y suave al momento. Además presenta propiedades antimicrobianas, según la revista «Phytoterapy Research».
  • Dada su riqueza en nutrientes y su gran suavidad, es muy adecuado para la piel de los bebés. Cuando tengan algún tipo de irritación, no dudes en aplicarles unas gotitas. Favorecerás la desinflamación y el alivio.
  • El aceite de albaricoque es estupendo para después del afeitado en el caso de los hombres. También para nosotras cuando nos depilamos. Evita la irritación y suaviza.
  • Este aceite es muy utilizado sobre todo para tratar las pieles secas y arrugadas, tanto para en el rostro, el contorno de los ojos y el cuerpo.
  • Si tu piel es sensible, no dudes en probar este aceite de albaricoque. Calma y nos protege de agentes externos como el viento, u otros elementos que puedan hacernos daño.

Descubre también como tratar la piel reseca

3. El aceite de albaricoque cuida de tu cabello

  • El aceite de albaricoque se utiliza sobre todo para alisar el cabello.
  • Es muy efectivo para reparar cabellos estropeados por el sol, por el efecto de los tintes o las planchas de pelo.
  • Si mezclas unas gotitas de aceite de albaricoque con un poco de agua y llevas esta mezcla a un difusor, obtendrás un perfume delicioso para tu cabello. Esto se debe a la gran cantidad de compuestos volátiles que presenta en su composición, tal y como afirma un artículo publicado en la revista «Journal of Oleo Science».

¿Cómo puedo utilizar el aceite de albaricoque en el día a día?

Beneficios-del-aceite-de-argán-para-el-cabello

Lee también cómo hacer crecer tu cabello

Como tratamiento facial

  • Este aceite es muy útil si lo utilizamos antes de ir a dormir.
  • Lo que haremos es aplicar 4 gotitas en un disco de algodón y hacer un masaje circular sobre el rostro limpio. Hazlo antes de ponerte tu crema habitual, la que te sueles usar para antes de ir a dormir, ya sea la hidratante o la antiarrugas.
  • No te olvides tampoco del contorno de ojos. El aceite de albaricoque es muy efectivo para tratar esta zona delicada de nuestro rostro.
  • Deja que la piel absorba el aceite durante un minuto. Verás qué suave la sientes.

Como tratamiento corporal

  • Si deseas tener una piel más tersa, suave y tonificada, aplícate 8 gotas en la palma de las manos y después masajea tu cuerpo con el aceite justo después de tus duchas. ¡Se absorbe al momento!
  • Otra idea es poner unas gotitas en tu crema corporal de siempre o en tu crema de manos. Gracias al aceite de albaricoque, obtendrás muchos más nutrientes.

Como tratamiento reparador del cabello

  • Un dato a tener en cuenta es que si tu cabello es graso, no será adecuado que utilices este aceite.
  • El aceite de albaricoque como reparador del cabello solo es útil si tienes el pelo seco, sin brillo y maltratado por el sol o el tinte. Si lo tienes más bien grasoso no te ayudará.
  • Para beneficiarnos de él, basta con que pongas unas 5 gotitas en tus manos y que lo extiendas por la puntas hasta la raíz. El cabello debe estar seco.
  • Deja que actúe a lo largo de 15-20 minutos, para después, lavar el cabello con normalidad.

¡Incluye el aceite de albaricoque en tus rutinas!

Además de todas las propiedades de la carne de esta fruta, sus aceites resultan una ayuda fantástica a la hora de mejorar el aspecto de tu salud y de tu pelo. Por este motivo te animamos a que lo incorpores a tus rutinas diarias. 

Recuerda que una alimentación variada y equilibrada también contribuye a mejorar tu aspecto externo, además de incrementar la eficiencia de todos los procesos fisiológicos a nivel interno.

  • Rabasco Alvarez, A. M., & González Rodríguez, M. L. (2000). Lípidos en preparaciones farmacéuticas y cosméticas. Grasas y Aceites. https://doi.org/10.3989/gya.2000.v51.i1-2.409

  • Górnaś, P., Radziejewska-Kubzdela, E., Mišina, I., Biegańska-Marecik, R., Grygier, A., & Rudzińska, M. (2017). Tocopherols, Tocotrienols and Carotenoids in Kernel Oils Recovered from 15 Apricot (Prunus armeniaca L.) Genotypes. JAOCS, Journal of the American Oil Chemists’ Society. https://doi.org/10.1007/s11746-017-2978-y

  • Lin, T. K., Zhong, L., & Santiago, J. L. (2018). Anti-inflammatory and skin barrier repair effects of topical application of some plant oils. International Journal of Molecular Sciences. https://doi.org/10.3390/ijms19010070

  • Lee HH., Ahn JH., Kwon AR., Lee ES., et al., Chemical composition and antimicrobial activity of the essential oil of apricot seed. Phytother Res, 2014. 28(12): 1867-72.
  • Jin F., Wang J., Regenstein JM., Wang F., Effect of roasting temperaturas on the properties of bitter Apricot (Armeniaca Sibirica L.) kernel oil. J Oleo Sci, 2018. 67 (7): 813-822.