Regula el intestino con este batido de manzana y psilio

Gracias a sus propiedades digestivas la manzana regula el intestino y puede ayudarnos tanto en casos de estreñimiento como de diarrea. Al combinarla con el psilio facilitamos además el tránsito intestinal

En este artículo te proponemos una sencilla receta para preparar en casa un batido que regula el intestino de manera natural.

Descubre como esta deliciosa bebida te puede ayudar en poco tiempo a resolver casos de estreñimiento, diarrea, colon irritable, etc.

Regula el intestino y mejora la salud

El intestino es un órgano fundamental en nuestra salud, ya que se encarga de eliminar los desechos, que no solamente no nos aportan nutrientes, sino que podrían resultar tóxicos para el organismo si no los sacamos de nuestro cuerpo.

Una mala función intestinal está relacionada, a largo plazo, con la aparición de enfermedades crónicas y degenerativas, resfriados con tos y flemas, alergias, problemas de piel, etc.

Además, las personas que viven de manera habitual con trastornos intestinales también sufren irritabilidad, ansiedad y otros desequilibrios relacionados con el sistema nervioso.

Por este motivo es imprescindible cuidar este órgano. En este caso, podemos hacerlo de una manera muy natural, incluso aunque no tengamos ningún problema, a modo de prevención, con este batido que regula el intestino en muy poco tiempo.

Ver también: ¿Cómo calmar un intestino irritado?

La manzana

Manzanas

La manzana esconde múltiples beneficios. La proponemos como ingrediente principal para este batido porque regula el intestino tanto si tenemos tendencia a las diarreas como si sufrimos estreñimiento.

El secreto está en su peladura:

  • En casos de diarrea y colon irritable: usaremos la manzana pelada.
  • En caso de estreñimiento: usaremos la manzana con su peladura, siempre y cuando sea ecológica.

La manzana es una de las frutas más ricas en un tipo de fibra soluble conocido como pectina. Además, también contiene fructosa y sorbitol, los cuales tienen suaves efectos laxantes que, a diferencia de otros, no irritan el intestino.

La manzana, por lo tanto, es un regulador intestinal natural que aumenta el bolo fecal, mejora los movimientos intestinales y facilita la evacuación.

El psilio

El psyllium

El psilio o zaragatona, que es la cáscara de la semilla del plantago, es una fibra soluble que actúa como regulador intestinal suave y efectivo, ya que suaviza e hidrata todo el tracto digestivo.

Es ideal cuando se padece estreñimiento, diarreas o ambos alternados, pero también muy recomendable en casos de hemorroides o fisuras anales, para facilitar la evacuación y que sea menos dolorosa.

También se ha comprobado que es muy útil para aliviar la distensión abdominal y la flatulencia, ya que el psilio tiene la capacidad de limpiar muy bien el intestino y los restos de comida sin digerir.

Esta cáscara se mezcla con el agua y, en un minuto como máximo, se convierte en un líquido gelatinoso. Podemos tomarlo en ayunas o bien en batido, como la receta que proponemos en este artículo.

Te recomendamos leer: ¿Sufres de estreñimiento? Evita estos alimentos

Batido de manzana y psilio

Las cantidades que proponemos son para una o dos personas.

Ingredientes

  • 2 manzanas ecológicas, con o sin peladura
  • Una cucharada rasa de psilio (10 g)
  • Una cucharadita de aceite de oliva, de lino o de coco de primera presión en frío (5 g)
  • Un vaso de agua (200 ml)
  • Miel de abeja al gusto (opcional)

Elaboración

Para preparar el batido seguiremos estos sencillos pasos:
  • Pondremos el psilio en medio vaso de agua (100 ml) y lo dejaremos reposar durante un minuto.
  • Batiremos el resto del agua con las manzanas y el aceite. Si lo queremos más dulce podemos añadirle miel.
  • Mezclaremos las dos bebidas con una cuchara y ya tendremos el batido listo.

¿Cuándo lo tomamos?

Cuándo lo tomamos

El mejor momento del día para tomar este batido es en ayunas, para que pueda activar el funcionamiento del intestino de manera suave pero efectiva.

También podemos tomarlo a media mañana, a media tarde o antes de acostarnos.

¡Recuerda!

No te olvides de que es fundamental consumir alimentos vegetales frescos y cocinados cada día, que son los que nos aportan una gran cantidad de fibra, así como los cereales integrales, frutos secos y semillas.

También debes tener en cuenta que cuando empieces a consumir más fibra también tendrás que beber más agua, en ayunas y fuera de las comidas, para facilitar su asimilación y que no te produzca más estreñimiento.

Los primeros días puedes notar un poco de hinchazón o gases. Esto sucede porque el cuerpo se está adaptando a la nueva dieta. En pocos tiempo notarás una gran mejoría y estas molestias desaparecerán.

Te puede gustar