Regula el intestino con este remedio de manzana

La manzana es un ingrediente muy beneficioso para regular el intestino tanto si padecemos de estreñimiento como si tenemos gastroenteritis. La incluiremos con piel para aprovechar todos sus nutrientes

Este delicioso remedio que te proponemos regula el intestino sea cual sea el trastorno que sufras: estreñimiento, diarrea, colon irritable, etc.

En este artículo te explicamos cómo elaborar esta receta, que también te va a servir de desayuno, postre o merienda, así como todas sus propiedades beneficiosas para el intestino.

Regula el intestino con un capricho

Un intestino irritado

La gran ventaja de este remedio es que regula el intestino a la vez que nos ofrece una receta dulce que podemos comer a cualquier hora, ya que es baja en calorías y muy saludable.

De este modo, en vez de tener que tomar medicamentos o suplementos, solamente tendremos que comer este remedio una o dos veces al día para notar sus increíbles beneficios.

Este remedio lo pueden tomar quienes lo deseen. No es necesario padecer un trastorno intestinal, sino que es una opción muy saludable para evitar comer otros alimentos.

Además, tiene un sabor deliciosos y es muy saciante, por lo que también es ideal en dietas de adelgazamiento.

Ver también: 6 alimentos para tratar el síndrome de intestino irritable

¿Qué necesitamos?
Cuida tu intestino

Para preparar esta receta hemos elegido ingredientes muy beneficiosos para nuestro intestino:

Manzana

La manzana es una fruta muy reguladora, ya que la fibra de la peladura facilita la evacuación, mientras que su interior es más astringente.

Esta fruta también mejora la función del hígado, del estómago y del corazón, así como el aspecto de la piel. Para poder comerla con su peladura debe ser siempre ecológica.

Ciruela pasa

La ciruela es una fruta rica en fibra insoluble que regula el intestino, además de ser una fuente excelente de calcio que previene los problemas óseos y dentales.  Es mejor si las compramos con el hueso y se lo quitamos nosotros mismos.

Limón

El limón es una fruta cítrica medicinal que sirve para prevenir y tratar muchísimas enfermedades, ya que tiene muchas propiedades reguladoras y equilibradoras, además de su alto poder depurativo.

En este caso también elegiremos limones ecológicos para poder consumir su peladura, la cual contiene incluso más nutrientes que la pulpa.

Aceite de coco virgen extra

Este aceite nos aporta las cantidades que necesitamos de vitaminas, minerales y ácidos grasos. Tiene numerosas propiedades para la salud, tanto si lo consumimos como si nos lo aplicamos de manera tópica en la piel y el pelo.

Canela de Ceylán

Esta variedad de canela es una especia con propiedades medicinales, reguladoras y estimulantes, rica en hierro, calcio y fibra, con virtudes antiinflamatorias y preventivas del cáncer de colon.

Agar agar

Esta alga nos permite solidificar la receta para darle una consistencia de compota o gelatina. El agar agar es un alimento excelente para el intestino, muy regulador, además de ser muy saciante.

¿Qué cantidades usamos?

Para preparar esta receta necesitaremos las siguientes cantidades:

  • 4 manzanas ecológicas con su peladura. De la variedad que queramos
  • 4 ciruelas pasas deshuesadas
  • ½ limón ecológico con su peladura
  • Una cucharada sopera  de aceite de coco virgen extra (15 g)
  • Una cucharadita de canela de Ceylán en polvo (5 g)
  • Miel de abeja al gusto
  • 1 cucharada de alga agar agar en polvo (10 g)
  • 1 litro de agua

Te recomendamos leer: Ciruelas contra la pérdida de masa ósea

¿Cómo lo preparamos?

Cómo lo preparamos

Para elaborar esta receta necesitaremos una batidora, una cazuela, una cuchara y uno o varios recipientes para servirla. Deberemos seguir los siguientes pasos:

  • Pondremos en una batidora las manzanas, las ciruelas y el limón y lo procesaremos todo durante 30 segundos. No es necesario que quede totalmente homogéneo.
  • Diluiremos el agar agar en polvo en el agua y lo pondremos con el  resto de los ingredientes a fuego medio.
  • Iremos dándole vueltas con una cuchara. Una vez empiece a hervir, continuaremos durante tres minutos y apagaremos el fuego.
  • Podemos servirlo en un bol grande o en vasitos individuales.
  • Una vez estén a temperatura ambiente lo guardaremos en la nevera y lo consumiremos antes de una semana.

¿Cuándo lo tomamos?

Cada día deberíamos tomar una o dos raciones (o vasitos). Una de ellas debería ser siempre en ayunas, antes del resto del desayuno, ya que siempre es el momento más efectivo para tomar un remedio, en especial, para el intestino.

Podemos tomar otra ración en cualquier momento del día: a media mañana, a media tarde, o bien de postre en la comida o en la cena.

Recomendamos beber bastante agua a lo largo del día para facilitar la digestión de la fibra.