Regula la producción de grasa de tu piel con estos 5 tónicos astringentes

Gracias a las propiedades de sus ingredientes naturales estos tónicos ayudan a regular la producción de sebo a la vez que limpian en profundidad la piel

La grasa natural de la piel es buena para mantenerla elástica, joven y protegida frente a los agentes dañinos del ambiente.

No obstante, cuando las glándulas sebáceas producen una cantidad excesiva, los poros tienden a obstruirse y se generan problemas estéticos como al acné y los puntos negros.

Esto se debe a que el sebo se va quedando acumulado en la superficie cutánea, y le dan un aspecto brillante y sucio.

Es un síntoma muy común en aquellas con desbalances hormonales, aunque también puede ser el resultado del estrés y la falta de cuidados estéticos.

Por fortuna, hay disponibles muchos productos de uso externo para regular el pH natural del cutis y reducir la producción excesiva de aceites.

Entre estos nos encontramos con varios tónicos astringentes, cuyos componentes secan el tejido cutáneo para darle un aspecto más suave y fresco.

A continuación queremos compartir 5 alternativas de origen natural que, por un bajo precio, puedes incorporar en tu rutina de belleza.

1. Tónico astringente de aloe vera

tratamiento de aloe vera y vitamina E

Los cristales que contiene la planta de aloe vera se pueden utilizar como base para la preparación de un tónico refrescante y reparador.

Su aplicación sobre la piel grasa controla la actividad de las glándulas sebáceas y facilita la limpieza de los poros.

Además, es un buen tratamiento para las quemaduras solares y otras agresiones que afectan la calidad de la piel.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de gel de aloe vera (100 g)
  • ¼ de taza de agua (62 ml)
  • 6 gotas de agua de rosas

¿Cómo prepararlo?

  • Incorpora el gel de aloe vera en la licuadora y mézclalo con un poco de agua para hacerlo líquido.
  • Agrégale las gotas de agua de rosas y viértelo en un frasquito hermético.
  • Humedece un paño con el tónico y frótalo sobre el cutis hasta que se absorba.
  • Repite su uso todas las mañanas antes de aplicar cualquier otro producto.

¿Quieres conocer más? Lee: Cómo combatir el acné con una mascarilla de aloe vera y miel

2. Tónico astringente de pepino

Rico en agua y sustancias antioxidantes, el pepino es un ingrediente con propiedades astringentes que benefician la salud de la piel.

Su aplicación directa controla la producción excesiva de sebo y disminuye el riesgo de aparición de granos de acné o espinillas.

Dado que penetra con facilidad en los poros, remueve la suciedad acumulada y brinda un efecto refrescante por tiempo prolongado.

Ingredientes

  • ½ pepino
  • ¼ de taza de agua (62 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Pela medio pepino y bátelo en la licuadora con un cuarto de taza de agua.
  • Tras obtener un jugo natural, almacénalo en un frasco y procede a utilizarlo.
  • Humedece un trozo de algodón en el tónico y aplícalo en las áreas grasosas de la piel.
  • Puedes usarlo hasta dos veces al día.

3. Tónico astringente de salvia

Salvia

La infusión de hojas de salvia puede utilizarse como tónico astringente gracias a su capacidad para limpiar a profundidad la piel y regular su pH.

Sus propiedades previenen el acné, controlan la producción excesiva de aceites y dejan un aspecto saludable y fresco.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de hojas de salvia (20 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Agrega dos cucharadas de hojas de salvia en una taza de agua hirviendo y, cuando se enfríe, viértelo en una botella con atomizador.
  • Rocía una pequeña cantidad en la piel grasa y retira los excesos con un paño suave.
  • Úsalo todas las mañanas.

4. Tónico astringente de vinagre de manzana

El ácido acético que contiene el vinagre de manzana es una buena solución contra el exceso de sebo en la piel y la obstrucción de los poros.

Este compuesto regula el pH, disminuye la inflamación y facilita la limpieza profunda para un cutis sin imperfecciones.

Ingredientes

  • ¼ de taza de vinagre de manzana (62 ml)
  • ¼ de taza de agua (62 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Combina las partes iguales de vinagre de manzana y agua y viértelo en un frasco hermético.
  • Humedece un paño o algodón con el líquido y frótalo sobre el cutis.
  • Úsalo dos veces al día.

Visita este artículo: 6 usos inusuales de la manzanilla que deberías probar

5. Tónico astringente de caléndula

Calendula

El tónico elaborado con flores de caléndula es una loción refrescante que controla la producción de sebo, el acné y otros problemas cutáneos comunes.

Su aplicación reduce las impurezas acumuladas en los poros, previene el desarrollo de infecciones y deja un aspecto fresco por tiempo prolongado.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de caléndula seca (20 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Incorpora las flores de caléndula seca en media taza de agua hirviendo y déjalo reposar un par de horas.
  • Pasado el tiempo indicado, cuela y quédate con la infusión.
  • Humedece un trozo de algodón en el líquido y frótalo sobre la piel.
  • Úsalo todas las mañanas como parte de tus cuidados para la dermis.

¿Sigues luchando contra el exceso de grasa? En lugar de gastar en costosos astringentes comerciales, prueba alguno de los tónicos mencionados y descubre que son excelentes para combatir este problema.