Cómo regular el pH vaginal con remedios caseros

Carolina Betancourth · 9 diciembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 22 noviembre, 2019
Para mantener el pH vaginal en equilibrio es imprescindible mantener una buena higiene íntima, además de una hidratación adecuada y una dieta balanceada.

Las alteraciones en el pH vaginal o acidez vaginal son el resultado de cambios hormonales en diferentes etapas o momentos del ciclo femenino.

El interior de la vagina está recubierto por un manto de microorganismos que componen la flora vaginal. Durante la edad fértil, la flora vaginal es abundante en lactobacilos, estas bacterias aseguran un pH vaginal ácido. Esta acidez vaginal actúa como barrera protectora contra la proliferación de otros microorganismos, como bacterias y hongos, potencialmente perjudiciales.

Lee más sobre Infecciones vaginales: tipos y causas

Factores que alteran el pH vaginal

Cuando la flora vaginal está equilibrada, el nivel de acidez o pH vaginal se mantiene entre 3,8 y 4,5, frente al pH del resto de la piel que es menos ácido, y se encuentra en 5,5.

Sin embargo, hay factores que pueden alterar ese equilibrio y aumentar el riesgo de contraer infecciones. Algunos de esos factores son:

  • Ansiedad o estrés.
  • Una higiene íntima inadecuada.
  • Uso de prendas interiores acrílicas o de nailon.
  • Consumo de antibióticos u otros medicamentos.

Síntomas de alteraciones en el pH vaginal

Se llama vaginitis a la inflamación de la vagina producida, en general, por cambios en el equilibrio normal de las bacterias vaginales, o por una infección.

Los síntomas que indicarían una alteración de la flora y del pH vaginal y, posiblemente, una infección vaginal son:

  • Flujo anormal, más abundante o espeso y maloliente.
  • Enrojecimiento.
  • Irritación.
  • Picazón.
  • Dolor.

¿Cómo tratar y aliviar los síntomas vaginales?

Existen varias opciones para tratar y aliviar los síntomas de las infecciones vaginales, y también para corregir el desequilibrio de la flora y el pH vaginal. Algunas de ellas consisten en sencillos hábitos que pueden ponerse en práctica y otras vienen a ser fármacos antibióticos (que el médico determinará en qué dosis y frecuencia utilizar, según sea tu caso).

Es recomendable que:

  • Consumas suficiente cantidad de agua a diario para mantenerte bien hidratada.
  • Incrementes tu consumo de frutas y verduras, así como de alimentos probióticos.
  • Limpies tu vagina siempre de adelante hacia atrás después de orinar.
  • Utilices ropa interior de algodón, ya que este material facilita la transpiración.
  • Laves tu zona íntima siempre después de hacer ejercicio.
  • Dejes de consumir alimentos ricos en azúcares y grasas.
  • Dejes de usar jabones perfumados para lavar tu vagina.
  • Aprendas a cuidar mejor tu ropa interior.
  • Evites el uso de talcos en tu zona íntima.
  • Moderes tu consumo de café.

Descubre: ¿Qué son y para qué sirven los probióticos?

 

Remedios caseros para equilibrar el pH vaginal

Según creencias populares, estos remedios ayudarían a equilibrar el pH vaginal. Consulta con tu médico antes de incorporarlos a tu estilo de vida y sigue siempre sus recomendaciones ante todo.

Infusión de salvia

infusion salvia y acidez vaginal

Ingredientes

  • 2 cucharadas de hojas de salvia (20 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación y modo de uso

  1. Vierte el agua en una olla y deja hervir..
  2. Luego, agrega las hojas de salvia y déjalo 3 minutos a fuego bajo.
  3. A continuación, deja reposar 15 minutos, cuela y sirve.
  4. Bebe con moderación.

Yogur y kéfir

Los probióticos que contiene el yogur natural y el kéfir ayudarían a reponer las bacterias saludables de la flora vaginal. De este modo, facilitan la eliminación de hongos y bacterias patógenas. Consúmelos como parte de tu dieta y comienza a disfrutar de una salud vaginal buena.

**Evita añadir azúcar a tu yogur.

Ingredientes

  • 1 bote de yogur (125 g).
  • Opcional: semillas, frutos secos, coco rallado.

Preparación y consumo

  • En una taza, vierte el yogur y espolvorea sobre este un poco de coco rallado.
  • Añade frutos secos o semillas (según tus preferencias).
  • Consume regularmente como parte de tu desayuno o merienda.

Nota final

Lo mejor es prevenir. Por lo tanto, presta atención a los hábitos que perjudican tu salud vaginal. De ese modo, podrás corregirlos. Y siempre consulta con tu médico para obtener un diagnóstico preciso y el tratamiento adecuado.