¿Con qué regularidad lavas tus almohadas? Descubre varios trucos para hacerlo

Si no quieres meter las almohadas en la lavadora, o no puedes hacerlo por su composición, también puedes optar por desinfectarlas en seco con bicarbonato y aceite esencial de árbol de té

Las almohadas son uno de los elementos del hogar que más se descuidan a pesar de ser tan importantes para el descanso.

Con el paso de los días adquieren un color amarillento y manchas de mugre que se derivan del polvo, el sudor y otras moléculas del ambiente.

El agravante es que esto crea un ambiente propicio para la proliferación de ácaros y microbios que pueden causar reacciones alérgicas al hacer contacto con el cuerpo.

Teniendo en cuenta que todos estamos expuestos, en esta ocasión queremos compartir varios trucos caseros para dejarlas impecables sin mucho esfuerzo.

¡Pruébalos!

¿Por qué es importante lavar las almohadas?

Limpiar las almohadas

La limpieza de las almohadas es tan importante como la que le damos al colchón, las mantas y todos los elementos que componen nuestra cama.

A pesar de que no siempre nos damos cuenta, durante el periodo de descanso liberamos sudor y una gran cantidad de impurezas que se adhieren en nuestra piel y cabello.

Estas partículas se absorben en la cubierta de la almohada y casi siempre llegan hasta su interior, donde se crea un entorno perfecto para diversos patógenos.

Esto es lo que forma los populares “mapas” que le dan una apariencia antiestética a la almohada con manchas difíciles de remover.

Las bacterias y los ácaros que se reproducen sobre estas pueden provocar dificultades en el sistema respiratorio, alergias en la piel y otras molestias físicas.

No olvides leer: ¿Tus almohadas lucen amarillas? Déjalas como nuevas con este simple truco

Truco con bórax

Borax

Este sencillo truco para lavar las almohadas cuenta con ingredientes poderosos que limpian en profundidad los tejidos removiendo las manchas.

Es importante verificar que la tela es compatible con los productos utilizados ya que, de lo contrario, los efectos pueden ser negativos.

Este método es idóneo para blanquear sus superficies y remover esas manchas de sudor y demás fluidos.

Ingredientes

  • 1 taza de detergente para lavar ropa (250 ml)
  • 1 taza de detergente biodegradable para lavavajillas (250 ml)
  • 1 taza de blanqueador sin cloro (250 ml)
  • ½ taza de bórax (125 g)
  • Agua caliente

¿Qué debes hacer?

  • Retírale la funda a la almohada y ponla en la lavadora con un ciclo de agua caliente.
  • Incorpora todos los ingredientes (recuerda siempre utilizar guantes para proteger la piel de las manos).
  • Pon una o dos almohadas en el interior de la máquina y espera a que finalice el ciclo.
  • Sécalas al sol para que no adquieran mal olor.

Truco con bicarbonato de sodio y vinagre

La combinación de bicarbonato de sodio y limón nos da como resultado un detergente natural con efecto suavizante y antibacteriano.

Su aplicación en las telas de las almohadas ayuda a quitar los malos olores, el moho y las manchas de suciedad y sudor.

Ingredientes

  • ½ taza de bicarbonato de sodio (125 g)
  • ½ taza de vinagre blanco (125 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Cuando la lavadora esté llena de agua, añade media taza de bicarbonato de sodio y media taza de vinagre blanco.
  • Inicia el ciclo de lavado común y seca las almohadas al aire libre.

Truco con limón y peróxido de hidrógeno

Beneficios del limón

Este blanqueador casero de limón y peróxido de hidrógeno ayudará a remover las manchas difíciles que hacen lucir mal las almohadas blancas.

Úsalo contra el percudido, las marcas de sudor y saliva y la mugre difícil.

Ingredientes

  • 3 litros de agua
  • ½ taza de jugo de limón (125 ml)
  • 1 taza de agua oxigenada (250 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Vierte todos los ingredientes en un recipiente grande y mézclalos para que queden bien integrados.
  • Sumerge las fundas y las almohadas, y déjalas en remojo durante una hora.
  • Pasado este tiempo, enjuaga en el ciclo habitual de la lavadora o a mano.
  • Sécalas en un lugar ventilado donde reciban suficiente sol.
  • Con esta misma fórmula podrás eliminar las manchas de la ropa, muebles y zapatos.

¿Quieres conocer más? Lee: 8 increíbles usos del agua oxigenada que seguro no conoces

Truco con bicarbonato y aceite esencial de árbol de té

Aceite de árbol de té

El producto que obtenemos al combinar bicarbonato de sodio con aceite esencial de árbol de té nos da como resultado un desinfectante para limpiar las almohadas en seco.

Es idóneo para mantenerlas libres de ácaros y bacterias, en especial cuando no hay suficiente tiempo para lavarlas bien.

Ingredientes

  • ½ taza de bicarbonato de sodio (125 g)
  • 10 gotas de aceite esencial de árbol de té
  • 1 cepillo

¿Qué debes hacer?

  • Incorpora el bicarbonato de sodio en un cuenco y mézclalo con el aceite esencial de árbol de té.
  • Esparce el producto por toda la almohada y déjalo reposar durante una hora.
  • Quita los excesos con un cepillo y ponla al aire libre antes de volverla a utilizar.

Apunta estos sencillos consejos y ponlos en práctica para cuidar tu salud y la de todos los miembros de tu familia.

 

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar