Rejuvenece el rostro con estas mascarillas faciales

Elena Martínez Blasco · 29 diciembre, 2018
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande el 29 diciembre, 2018
La miel es un ingrediente muy beneficioso para la piel ya que, además de combatir arrugas prematuras y darle luminosidad al cutis, también puede mejorar los casos de acné

Las mascarillas faciales preparadas con elementos naturales son un buen complemento para el cuidado de la piel del rostro, por ello, muchas personas no dudan en incluirlas en sus rutinas de belleza semanal.

Ahora bien, es necesario saber el tipo de piel y qué es lo que se desea (limpiar la piel, desinflamarla, tonificarla, hidratarla, etcétera), para poder elegir la mascarilla más adecuada.

A pesar de que la gran mayoría son aptas para todos los tipos de piel, cuando deseamos obtener un beneficio en concreto, es necesario ir un poco más allá.

A la hora de rejuvenecer el rostro, es conveniente recurrir a ingredientes con propiedades antioxidantes para devolverle al cutis su tersura y firmeza, a la vez que le aporta elasticidad.

¿Cómo potenciar el efecto de una mascarilla?

Para que la aplicación de una mascarilla pueda surtir un buen efecto sobre la piel del rostro, es necesario tener en cuenta que esto conlleva cierto ritual. Al relajarnos, liberamos tensión y, en general, estamos mejor dispuestos.

Recordemos que durante el descanso nocturno, la piel lleva a cabo un proceso de regeneración y reparación sumamente importante. Por ello, al tomarnos un momento para descansar mientras nos aplicamos una mascarilla, emulamos dicho proceso y hacemos que la piel reciba mucho mejor lo que le brindamos, que en este caso viene a ser una mascarilla.

Algunos consejos para potenciar el efecto de una mascarilla son:

  • Las mascarillas deben aplicarse siempre sobre la piel limpia y seca.
  • Déjala actuar, como mínimo 15 minutos.
  • Hay mascarillas que requieren un tiempo total de 30 minutos pero otras van a requerir un poco más, por ello, es necesario prestar atención y respetar los tiempos.
  • Para poder obtener los beneficios deseados, es importante repetir la aplicación, por lo menos, dos veces a la semana. Evidentemente, esto dependerá del tipo de mascarilla.
  • Durante la aplicación de la mascarilla, no realices actividad física intensa. Es preferible sentarse cómodamente, con la luz apagada y relajarse.
  • Sobre los párpados se pueden poner dos algodones humedecidos en manzanilla agua de rosas, o bien dos rodajas frescas de pepino.
  • Al retirar la mascarilla, es importante hacerlo con movimientos suaves y delicados y con agua fría o tibia.
  • Para finalizar, es recomendable aplicar el tónico y la loción hidratante realizando movimientos ascendentes.
Rejuvenece el rostro siguiendo estos pasos

Te interesa saber: Beneficios que desconocías de consumir agua de pepino

Mascarillas rejuvenecedoras

1. Aguacate y leche de avena

Esta mascarilla es ideal para pieles mixtas y secas. Ayuda a combatir la descamación y rejuvenecer el rostro, aunque también se puede aplicar a modo preventivo.

El aguacate es una fruta muy rica en ácidos grasos esenciales, los cuales aportan brillo y elasticidad a la piel. A su vez, la  avena calma, desinflama, exfolia e hidrata sin promover el exceso de grasa.

Para elaborarla solo debemos machacar un aguacate y mezclarlo con un poco de leche de avena hasta homogeneizar. Seguidamente, aplicaremos la mezcla sobre el rostro y dejaremos actuar 30 minutos.

Aguacate y leche de avena

2. Plátano y levadura de cerveza

Esta mascarilla es adecuada para pieles mixtas o con impurezas, ya que aporta hidratación a la vez que limpia suavemente el cutis de puntos negros, granos, etcétera.

El plátano maduro es muy rico en potasio, un mineral que nos ayuda a prevenir la aparición de arrugas.

Además, si tenemos acné debemos saber que podemos usar su piel para limpiarnos el cutis por la noche. Solamente tenemos que frotarnos la parte interna de la cáscara sobre la zona afectada.

La levadura de cerveza es un excelente depurativo de la piel. La podemos tomar como suplemento y realizarnos mascarillas de manera periódica. De este modo, multiplicaremos sus efectos y el tratamiento será muy completo.

3. Arcilla y yogur

Las personas que quieren prevenir las arrugas pero tienen la piel mixta o grasa pueden elegir esta mascarilla, ya que regula la producción de sebo, sin producir sequedad, gracias a la combinación de la arcilla con el yogur.

La arcilla es un remedio natural que remineraliza la piel, a la vez que extrae las impurezas y la limpia a profundidad. No obstante, a algunas personas les reseca las zonas menos grasas de la cara.

Por este motivo debemos combinarla con yogur en vez de con agua, ya que de este modo mantendremos mejor la hidratación natural de la piel.

Se puede usar arcilla verde o rosa. No se recomienda usar recipientes ni utensilios de plástico o metal, para que la arcilla no pierda propiedades. En su lugar, es mejor utilizar madera, cerámica, cristal, etcétera.

Arcilla y yogur

4. Miel y leche de arroz

Esta mascarilla es apta para todo tipo de pieles. La miel es un alimento con múltiples propiedades para la salud y para el cuidado de la piel, ya que nos permite tratar arrugas prematuras, hidratar la piel, combatir infecciones, etcétera. Dichas propiedades se ven reforzadas por la leche de arroz.

Calentaremos un poco la miel al baño María hasta que adquiera una consistencia líquida y la mezclaremos con un poco de leche de arroz.

Descubre: Tónico antioxidante para las arrugas, quemaduras del sol y cicatrices

5. Clara y yema de huevo

Esta mascarilla también es adecuada para todo tipo de pieles, ya que es muy nutritiva pero no engrasa, y rejuvenece el rostro de manera inmediata.

La yema del huevo nutre la piel a profundidad gracias a sus grasas saludables, mientras que la clara la tonifica y mejora su firmeza.

Solamente tendremos que batir un huevo para unir ambas partes. Podemos aprovechar el momento de prepararnos una tortilla para separar una cucharadita que usaremos para la mascarilla. De este modo, no malgastaremos el resto del huevo.

Comienza a cuidar tu rostro

Elige una de estas mascarillas e incorpórala a tu rutina de belleza y cuidado personal. En unas semanas observarás lo limpia y sana que lucirá tu piel.