Cómo rejuvenecer las manos con un tratamiento 100% natural

El secreto para que nuestras manos luzcan más jóvenes y estén bien hidratadas consiste en ser constantes y aplicar este tratamiento a diario, por la mañana y por la noche.

La piel de las manos es delicada y, por desgracia, está expuesta a una gran variedad de factores que la debilitan y la resecan.

Su continuo contacto con diversas superficies, la manipulación de productos químicos de limpieza y la exposición al sol les van generando un deterioro evidente.

Como consecuencia, se desarrollan pequeñas manchas, arrugas y otras imperfecciones que reflejan su envejecimiento prematuro.

Este tipo de problemas es más común a partir de los 30 años, justo cuando incrementa la flacidez y disminuye la producción de colágeno y elastina.

Si bien la mayoría de opciones para revertir los daños y prolongar su belleza se encuentran disponibles en el mercado, existen cremas 100% naturales que proporcionan efectos similares sin causar alergias o efectos no deseados.

Lee este artículo: Los mejores 5 remedios para las manchas hepáticas

En el espacio que tenemos a continuación queremos compartir una fórmula muy especial con la cual podrás rejuvenecerlas, hidratarlas y conservarlas suaves.

¿Te animas a prepararla?

Tratamiento natural para rejuvenecer las manos

Este tratamiento para rejuvenecer las manos está elaborado con productos naturales como la cera de abejas, manteca de mango, aceite de coco y esencia de zanahoria y se caracteriza por:

  • Un alto contenido de ácidos grasos y sustancias antioxidantes, que crean una barrera protectora contra el daño celular.
  • Es un hidratante natural que promueve la eliminación de piel muerta mientras suaviza y restablece la flexibilidad natural de la piel.
  • Sus compuestos activos protegen frente a los daños de los rayos ultravioleta.

Beneficios de la cera de abejas

Beneficios de la cera de abejas

  • Es antibacteriana y antifúngica, reduciendo la presencia de los microorganismos que causan infecciones y hongos.
  • Tiene propiedades emolientes y antiinflamatorias que disminuye la presencia de células muertas y pequeñas callosidades.

La cera de abejas es un producto orgánico que nutre, hidrata y suaviza la delicada piel de las manos.

Beneficios de la manteca de mango

La manteca de mango es un producto tropical parecida a la de karité y cacao, pero con un contenido de ácidos grasos diferente.

  • Es rica en sustancias antioxidantes y vitaminas.
  • Disminuye la oxidación de las células y mejora el proceso de cicatrización.

Su uso sobre las manos las conserva suaves y protegidas para proporcionarles una apariencia juvenil por más tiempo.

También te puede interesar: Deliciosas recetas con mango

Beneficios del aceite de coco

aceite de coco

Sus ácidos grasos de cadena media y el aporte de vitamina E es lo que hace que este producto sea tan bueno para el cuidado de la piel.

  • Tiene propiedades emolientes y antibacterianas que evitan durezas, inflamación e infecciones.
  • Nutre las células.
  • Promueve su regeneración.
  • Mitiga la acción negativa de los rayos UV del sol.

Beneficios de la esencia de zanahoria

  • La esencia de zanahoria tiene un alto contenido de beta-carotenos, un antioxidante que mejora el tono natural de la piel y frena el daño celular.
  • Favorece la flexibilidad de la piel y combate la sequedad de las manos.
  • Protege frente a las radiaciones fuertes y las impurezas ambientales.

¿Cómo preparar este tratamiento natural para rejuvenecer las manos?

Cómo rejuvenecer las manos con un tratamiento

Este producto natural es muy fácil de preparar y puede aportar muchos más beneficios que una crema convencional.

La clave para que dé buenos resultados es adquirir ingredientes orgánicos y libres de procesos de refinamiento.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de cera de abejas (60 g).
  • 2 cucharadas de manteca de mango (24 g).
  • 8 cucharadas de aceite de coco (120 g).
  • 10 gotas de esencia de zanahoria.
  • Un frasco de vidrio hermético.

Instrucciones

  1. Coloca la cera de abejas en una olla y ponla a derretir al baño María.
  2. Agrega la manteca de mango y revuelve con un utensilio de silicona para que se integre bien.
  3. Incorpora el aceite de coco y las gotas de esencia de zanahoria.
  4. Sigue removiendo y retíralo cuando todo quede bien integrado.
  5. Déjalo reposar un poco y, antes de que se solidifique, viértelo en un frasco de vidrio con tapa.
  6. Espera hasta que adquiera la consistencia adecuada y comienza a usarla.
  7. Aplícala dos veces al día: por la mañana y antes de ir a dormir.

¿Sigues descuidando tus manos? Ahora que ya sabes cómo puedes protegerlas e hidratarlas no dejes de preparar este tratamiento en casa para incluirlo dentro de tu rutina.