La relación entre la rinitis y el asma

31 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el biólogo Samuel Antonio Sánchez Amador
La rinitis y el asma son dos enfermedades que afectan al tracto respiratorio de forma similar. En el primer caso está localizada en el tejido de la nariz y en el segundo en el pulmonar. ¿Cómo se relacionan?
 

La rinitis y el asma son enfermedades muy comunes que coexisten de forma frecuente. Según el documento consenso Allergic Rhinitis and its Impact on Asthma (ARIA) publicado en el año 2001, ambas patologías se correlacionan con una alta morbilidad (nivel de afectación del paciente) y unos reseñables costes socioeconómicos.

En particular, se estima que hay al rededor de 150 millones de personas con asma en todo el planeta. La rinitis no se queda corta, pues se calcula que afecta hasta el 20 % de la población en países como Estados Unidos.

Debido a la importancia tanto epidemiológica como clínica de ambas afecciones, entender la relación entre la rinitis y el asma se hace esencial. ¿Qué deberías saber al respecto? A continuación, te lo contamos.

El impacto económico de la rinitis y el asma

Antes de sumergirnos de lleno en la correlación entre ambas patologías, vemos de especial interés arrojar algunos datos que encuadran a estas enfermedades del tracto respiratorio desde un punto de vista socioeconómico. Algunos datos sorprendentes, recogidos por fuentes oficiales, son los siguientes:

 
  • En Europa, cada paciente con asma cuesta una media de 1900 dólares anuales en tratamientos y ausencias laborales.
  • En Estados Unidos, se estima que la rinitis alérgica provoca un total de 811 000 días laborables perdidos.
  • Este mismo país reporta que los costes anuales para combatir el asma son de más de 430 millones de dólares. No es para menos, pues un 8 % de los estadounidenses (26 millones de personas) presentan esta patología en cualquier momento dado.

No todo se reduce a valores económicos, pues la Organización Mundial de la Salud (OMS) reporta que este tipo de enfermedades del tracto respiratorio se cobran, cada año, más de 400 000 vidas.

La mayoría de estas defunciones se producen en países de bajo ingreso, debido a la falta de medios para el diagnóstico y tratamiento. A continuación, te mostramos la relación entre rinitis y asma.

Lee también: Asma en el embarazo

La relación entre la rinitis y el asma

No nos movemos en terreno especulativo al afirmar que la rinitis y el asma están relacionadas, pues diversos estudios lo confirman. Exploraciones epidemiológicas reportan los siguientes resultados:

 
  • La mayoría de pacientes con asma tienen rinitis. En concreto, el 75 % de los que presentan asma alérgica y más del 80 % de los que sufren asma no alérgica.
  • Los pacientes con rinitis pueden presentar asma o no. En los casos de rinitis estacional (inflamación del revestimiento mucoso de la nariz por alergia) el asma está presente del 10 al 15 % de los casos. Estos valores aumentan en los casos de rinitis grave persistente, pues el asma aparece con ella hasta en un 40 % de las veces.

Vamos más allá, pues otras fuentes bibliográficas exponen que las rinitis alérgicas repetidas en el tiempo son un factor importante para el desarrollo del asma. En niños, se ha relacionado esta enfermedad con el doble de probabilidades de sufrir procesos asmáticos a la edad de 11 años.

La relación entre la rinitis y el asma
Se estima que gran parte de los pacientes con asma también padecen de manera simultánea episodios de rinitis.
 

Mecanismos fisiopatológicos

Los números y porcentajes son muy útiles para comprobar las correlaciones entre ambas patologías, pero igual de esencial es intentar entender el porqué. No es difícil imaginar la sinergia fisiológica, pues al fin y al cabo ambos procesos responden a inflamaciones de gravedad variable (la rinitis del tejido nasal y el asma de las paredes de las vías respiratorias).

Además, según estudios clínicos, la respuesta inmunológica producida por la mucosa de las vías aéreas superiores e inferiores es la misma. Estos tejidos reaccionan a la aparición de alérgenos mediante una reacción de hipersensibilidad mediada por las inmunoglobulinas E (IgE), lo que produce la inflamación antes nombrada.

Tenemos que tener en cuenta que las fosas nasales, nasofaringe, tráquea y pulmones están anatómicamente contiguos, lo que quizá determina su frecuente afectación simultánea. Estudios citados con anterioridad exploran estas relaciones:

  • Tras provocaciones realizadas con alérgenos a pacientes con rinitis alérgica, se observó que se producía un incremento de la hiperreactividad bronquial y cambios en la función pulmonar.
 
  • Otras fuentes señalan que el 100 % de los pacientes con asma grave y 88 % de los que presentaban la variante moderada tenían anormalidades nasosinusales (pólipos o tumores paranasales, por ejemplo).

Posible explicación de esta correlación

Hemos visto las correlaciones estadísticas y fisiológicas entre ambas enfermedades, pero ¿cuál puede ser el mecanismo que une ambas patologías?

Una de las posibles explicaciones es la teoría de la «diseminación sistémica de mediadores», un mecanismo por el cual los glóbulos blancos que combaten al alérgeno se esparcen por el cuerpo mediante los vasos sanguíneos.

Esto explicaría por qué, por ejemplo, una respuesta inflamatoria en la nariz (rinitis) acabará por causar otra en los tejidos respiratorios (asma).

La relación entre la rinitis y el asma
Tanto la rinitis como el asma deben ser intervenidas por el médico para reducir el riesgo de complicaciones.
 

Quizás te pueda interesar: ¿Cuáles son las diferencias entre rinitis alérgica y resfriado común?

¿Qué hay que recordar de la relación entre rinitis y asma?

Hay una relación estrecha entre la rinitis y el asma. A pesar de que aún no se conocen de forma exacta los mecanismos por los cuales una respuesta inflamatoria en el tejido nasal se puede llegar a expresar también en el tejido pulmonar, los números hablan por sí solos.

Debido a las similitudes entre ambas enfermedades, los tratamientos se basan en ambos casos en la aplicación de corticoesteroides, medicamentos que reducen la inflamación en el cuerpo. Con una intervención adecuada, tanto personas con rinitis como con asma pueden llevar una vida saludable y exenta de problemas graves.

 
  • ARIA Workshop Group; World Health Organization. Allergic rhinitis and its impact on asthma. J Allergy Clin Immunol. 2001;108 Suppl 5:147-334.
  • Nunes, C., Pereira, A. M., & Morais-Almeida, M. (2017). Asthma costs and social impact. Asthma research and practice3(1), 1.
  • Asma, OMS. Recogido a 31 de julio en https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/asthma
  • Serrano, C., Valero, A., & Picado, C. (2005). Rinitis y asma: una vía respiratoria, una enfermedad. Archivos de Bronconeumología41(10), 569-578.
  • Wright AL, Holberg CJ, Martínez FD, Halonen M, Morgan W, Taussig LM.. Epidemiology of physician-diagnosed allergic rhinitis in childhood.. Pediatrics, 94 (1994), pp. 895-901
  • Álvarez, M. J., Olaguíbel, J. M., Lasa, E., Arroabarren, E., Gómez, A., & Gómez, B. (2003). De la rinitis al asma:¿ una o dos enfermedades?. In Anales del Sistema Sanitario de Navarra (Vol. 26, pp. 49-55). Gobierno de Navarra. Departamento de Salud.
  • Bresciani M, Paradis L, Des Roches A, Vernhet H, Vachier I, Godard P, et al.. Rhinosinusitis in severe asthma.. J Allergy Clin Immunol, 107 (2001), pp. 73-80
  • Braunstahl GJ, Overbeek SE, KleinJan A, Prins JB, Hoogsteden HC, Fokkens WJ.. Nasal allergen provocation induces adhesion molecule expression and tissue eosinophilia in upper and lower airways.. J Allergy Clin Immunol, 107 (2001), pp. 469-76