Relaciones adictivas: ¿cómo poner fin?

17 junio, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la filósofa y sexóloga Isbelia Esther Farías López
¿Sientes que eres incapaz de dejar una relación que te está haciendo daño y destrozando la autoestima? Te damos las claves para salir de ese círculo vicioso en el próximo artículo.

Las relaciones adictivas son muy comunes hoy en día. El apego y la dependencia emocional se han convertido en el caldo de cultivo de multitud de problemas de autoestima, así como de violencia doméstica y de género.

En muchos casos, esta toxicidad se mantiene más por costumbre que por amor. La persona «enganchada» es incapaz de salir de esa vorágine, presa de los miedos y la culpa.

Si consideras que estás en una relación adictiva, tal vez tu propia dignidad se esté viendo comprometida, así que harás muchas cosas para tratar de mantener cerca a tu pareja, hasta llegar al punto del desgaste.

¿Cómo poner fin a las relaciones adictivas?

Según las hipótesis del Dr. Castelló, las relaciones adictivas entran en la categoría de las relaciones con dependencia emocional, caracterizadas por una necesidad afectiva extrema.

Este es un tema que ha sido romantizado por el cine y la literatura a lo largo de los años, brindando una sensación de normalidad a este problema e, incluso, idealizándolo. Por ejemplo, el poeta Antonio Machado decía en uno de sus poemas:

«Ni contigo ni sin ti, tienen mis males remedio; contigo porque me matas y sin ti porque me muero».

No hay palabras más precisas para definir ese sentimiento de adicción que las que hemos tomado prestadas desde la poesía. De la misma forma, psicólogos destacados también han abordado el tópico –tal como Pia Mellody en su libro: “Afrontamiento de la adicción al amor”.

¿Cómo poner fin a las relaciones adictivas?
Las personas que están sumergidas en una relación adictiva suelen tener un profundo temor a ser abandonadas por su pareja.

Una persona que está siendo adicta o dependiente se comporta de la siguiente forma:

  • Se obsesiona con la otra persona y todo gira en torno a su pareja.
  • Le envía mensajes de forma constante a su móvil o le llama muchas veces.
  • Quiere saber todos los movimientos del otro.
  • Siente temor a ser abandonada. Incluso, si la relación es perjudicial, no imagina su vida sin esa persona y por eso, a todas las posibles “rupturas” le sigue una reconciliación.
  • No se vislumbra un fin para la relación, a menos que el compañero sea quien tome la iniciativa.
  • Más que amor, siente la necesidad de estar cerca de la otra persona o de tenerla en su vida.
  • Idealiza a la pareja.
  • Puede desarrollar síntomas de ansiedad.
  • Sus parejas suelen ser narcisistas o demuestran tener mucha seguridad en sí mismos.

Lee también: 6 tipos de relaciones tóxicas que deberías evitar

Pasos para salir de las relaciones adictivas

  • Tomar consciencia de tu situación. Es necesario hacer un trabajo interno, reflexionar y observar qué está ocurriendo en realidad. Es decir, ¿se trata de un problema cuyo origen está en la autoestima?, ¿qué tipo de vacío es el que experimentas? Esto puedes intentarlo a solas o con acompañamiento psicológico.
  • Enfócate en tus metas. Muchas personas adictas a ciertas relaciones suelen olvidar asuntos importantes en sus vidas. Retoma todos aquellos objetivos que dejaste abandonados o coloca tu enfoque en algo que siempre hayas querido hacer.
  • Recuerda que eres tú la prioridad. Y que tu salud emocional es primordial, porque la felicidad siempre reside en el interior y no está afuera, como muchos erróneamente piensan.  
  • Abandona el juego. Y, aunque tu ex regrese a pedir perdón o te diga que te hará daño si le dejas, niégate y pide ayuda si es necesario.
Pasos para salir de una relación adictiva
Para poner fin a una relación adictiva es importante romper con ese ciclo de reconciliaciones ante el arrepentimiento del otro.
  • Rompe tu rutina. Esto te ayudará mucho a sanar. Encuentra nuevas actividades para hacer y busca apoyo en tus amistades y familiares.
  • Deshazte de los recuerdos. Desecha todo lo que te recuerde a esa persona, especialmente sus regalos. Evita escuchar las canciones que te lo recuerden y cambia la sintonía por algo más alegre. Deshacerte de objetos ayudará a cerrar ciclos y relaciones.
  • Medita. Esto te reconfortará espiritualmente. Si prefieres, camina unos minutos al día y detente a observar los pequeños detalles en la naturaleza.
  • Olvida la idea de que cambiarás a tu pareja. Ninguna persona cambia, a menos que lo desee y se esfuerce para ello.  No esperes ni postergues más el sufrimiento.

Te puede interesar: Cómo reconocer relaciones absorbentes

No te rindas y busca ayuda si la necesitas

Sigue estos consejos y verás cómo las cosas van mejorando poco a poco. Sin embargo, si piensas que por mucho esfuerzo y empeño que le pongas no lograrás salir de esa relación, quizás sea el momento de buscar ayuda psicológica.

Recuerda que todo irá bien. Solo es necesario que tomes conciencia de lo mucho que vales y aprendas a quererte y a respetarte lo suficiente como para no aceptar más toxicidad en tu vida.

  • Aiquipa Tello, J. J. (2015). Dependencia emocional. Revista de Psicología.
  • Castelló, B. J. (2000). Análisis del concepto "dependencia emocional. Análisis Del Concepto "dependencia Emocional.
  • Castelló, J. (2012). La Superación de la Dependencia Emocional. La Superación de La Dependencia Emocional. https://doi.org/10.1016/j.tpb.2013.11.006
  • Urbiola, I., & Estévez, A. (2015). Dependencia emocional y esquemas desadaptativos tempranos en el noviazgo de adolescentes y jóvenes. Behavioral Psychology/ Psicologia Conductual.
  • Castelló Blanco, J. (2005).LA DEPENDENCIA EMOCIONAL COMO UN TRASTORNO DE LA PERSONALIDAD. http://www.dependenciaemocional.org/LA%20DEPENDENCIA%20EMOCIONAL%20COMO%20UN%20TRASTORNO%20DE%20LA%20PERSONALIDAD.pdf